“A MI PAPÁ NO LE PA­RE­CIÓ QUE SE HA­YA IN­VO­LU­CRA­DO CON AL­GUIEN POR FA­CE­BOOK, PE­RO NO LO TO­MÓ EN SE­RIO, PEN­SÓ QUE SE­RÍA AL­GO PASAJERO”

TVNotas - - Notas Rápidas -

“UN INFECTÓLOGO LE HA­RÁ ES­TU­DIOS Y LE VAN A DAR UN ME­DI­CA­MEN­TO ANTIVIRAL; PE­RO SI ELLA HU­BIE­RA SA­BI­DO ES­TO, JA­MÁS SE HA­BRÍA

IN­VO­LU­CRA­DO CON ÉL” -Ése es otro te­ma de­li­ca­do, Vi­cen­te te­nía VIH (si­da)... “La vez del pro­ble­ma, él le di­jo que era por­ta­dor de VIH, pe­ro el día de la au­dien­cia fue con­fir­ma­da la no­ti­cia; ella se des­va­ne­ció y nos tu­vi­mos que sa­lir de la sa­la unos mi­nu­tos pa­ra que se re­cu­pe­ra­ra. Fui a ver­la, la en­con­tré llo­ran­do y me di­jo: ‘qué he he­cho de ma­lo en mi vi­da pa­ra me­re­cer es­to, yo so­la­men­te me de­fen­dí co­mo cual­quier mu­jer; si te es­tán ame­na­zan­do, de en­tra­da te en­cie­rran, te qui­tan la lla­ve de la puer­ta y te di­cen: ‘soy el De­mo­nio, ¡bien­ve­ni­da al club del si­da, te voy a ma­tar y des­pués voy a vio­lar a tu hi­ja!’, ob­via­men­te tra­tas de de­fen­der­te y de sal­var tu vi­da e in­te­gri­dad”. -¿Ya fue so­me­ti­da a prue­bas mé­di­cas? “Un infectólogo (es­pe­cia­lis­ta que se en­car­ga del diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to de en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas) va a em­pe­zar a ha­cer­le es­tu­dios y le van a dar un me­di­ca­men­to, pa­re­ce ser antiviral, pa­ra pro­te­ger y tal vez in­cu­bar; la ver­dad no sé muy bien es­to. A ba­se de en­ga­ños, el ti­po se le acer­có y, si mi her­ma­na hu­bie­ra sa­bi­do es­to, ja­más se ha­bría in­vo­lu­cra­do con él”. “MI PAPÁ ES EL QUE NO QUIE­RE VER A NA­DIE, ES­TÁ PRO­CE­SAN­DO TO­DO Y LO ÚNI­CO QUE DESEA

ES VER BIEN A SU HI­JA” -En las prue­bas to­xi­co­ló­gi­cas, am­bos sa­lie­ron po­si­ti­vo en co­caí­na; di­nos, ¿tu her­ma­na con­su­me dro­gas? “No lo sé, yo ra­di­co en la CDMX y, cuan­do veo a mi her­ma­na, la per­ci­bo bien, sa­na, cons­cien­te de lo que di­ce; des­co­noz­co que ha­ga al­go así”.

-¿Ya fue ca­na­li­za­da a al­gún ti­po de te­ra­pia?

“Aún no, pe­ro ya se es­tá vien­do eso. Por lo pron­to, yo ten­go que ser fuer­te por ella. Sien­to que es mi com­pro­mi­so mo­ral con mi fa­mi­lia. La ver­dad no creo en te­ra­pias, yo creo en Dios; soy la que me­nos se do­bla y se cae. El que no quie­re ver a na­die es mi papá, es­tá pro­ce­san­do to­do y lo úni­co que quie­re es ver bien a su hi­ja”.

-¿Qué di­ce tu pa­dre de que se ha­ya in­vo­lu­cra­do con una per­so­na a

tra­vés de Fa­ce­book?

“Cuan­do le lla­mé a mi papá (Tony Bra­vo) y le con­té to­do, se que­dó en shock por va­rios días”.

“Que es­tá muy mal ha­ber he­cho eso. Mi her­ma­na le ha­bía pla­ti­ca­do de él, pe­ro mi papá co­mo que no lo to­mó tan en se­rio y pen­só que era una re­la­ción vir­tual pa­sa­je­ra; nun­ca pen­sa­mos que lle­ga­ra a más y vi­nie­ra a bus­car­la”.

-Has­ta el mo­men­to, no lo he­mos vis­to en las au­dien­cias...

“A mi papá le lla­mé el día que vi­ne a Pue­bla, y co­mo que se que­dó en shock va­rios días”.

-¿Has­ta cuán­do se co­mu­ni­có?

“A los po­cos días, me lla­mó y me di­jo: “hi­ja, ya me ca­yó el vein­te de lo que me es­ta­bas di­cien­do; por fa­vor di­le a tu her­ma­na que la amo, que la ado­ro, que aquí es­tá su

papacito’. Aho­ra ya se re­por­ta to­dos los días; él se ha ne­ga­do a los me­dios por­que sien­te mu­cho do­lor y no le gus­ta ha­cer­se no­tar”.

“A LOS PO­COS DÍAS, ME LLA­MÓ Y ME DI­JO: ‘HI­JA, YA ME CA­YÓ EL VEIN­TE; POR FA­VOR, DI­LE A TU HER­MA­NA QUE LA AMO, LA ADO­RO, QUE AQUÍ ES­TÁ SU PAPACITO’; AHO­RA YA SE

RE­POR­TA TO­DOS LOS DÍAS”

AHO­RA, MIEN­TRAS MARIELY SI­GUE

DE HO­MI­CI­DIO, SU HER­MA­NA VA A

Nos com­par­tió que le lle­vó ci­ga­rros a su her­ma­na: “la no­té más tran­qui­la”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.