¡Dis­fru­tan de su me­jor mo­men­to!

LA BAN­DA MS se pre­sen­tó por ter­cer año de con­se­cu­ti­vo en el Au­di­to­rio Tel­mex 10 mil per­so­nas Gua­da­la­ja­ra, el cual aba­rro­tó con

TVyNovelas (México) - - ¡Tremendo Susto! -

El fo­ro de es­pec­tácu­los más importante de Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co, es el Au­di­to­rio Tel­mex, y po­cas agru­pa­cio­nes lo han con­quis­ta­do. Una de ellas es la Ban­da MS, que por ter­cer año con­se­cu­ti­vo se pre­sen­tó ahí, aba­rro­tán­do­lo con cer­ca de 10 mil al­mas que du­ran­te tres ho­ras de con­cier­to co­rea­ron los más gran­des éxi­tos de la agru­pa­ción, así co­mo los te­mas de su más re­cien­te pro­duc­ción dis­co­grá­fi­ca. Es­tu­vi­mos con ellos y te mos­tra­mos lo que su­ce­dió tras bam­ba­li­nas.

“FUE DI­FÍ­CIL PRO­DU­CIR EL ES­PEC­TÁCU­LO”

¿Qué sien­ten al lo­grar aba­rro­tar lu­ga­res tan im­por­tan­tes co­mo és­te? ALAN: Es­ta­mos muy con­ten­tos por­que es el ter­cer sold out (lleno to­tal) que lo­gra­mos. Es­ta­mos agra­de­ci­dos, en es­pe­cial con Dios y con to­da la gen­te.

OS­WAL­DO: Lo más di­fí­cil fue pro­du­cir el show; que­ría­mos cam­biar la men­ta­li­dad, la cin­ta, ya que que­re­mos re­vo­lu­cio­nar. No nos im­por­ta sa­cri­fi­car la ga­nan­cia eco­nó­mi­ca, y me­jor

in­ver­ti­mos en una bue­na pro­duc­ción, más pro­fe­sio­nal y nu­tri­da. Nos ha re­que­ri­do tiem­po, tra­ba­jo y di­ne­ro, pe­ro lo importante es que el pú­bli­co vea “la me­jor ver­sión de Ban­da MS”. Que­re­mos mar­car pau­ta y que ma­ña­na el gé­ne­ro de ban­da es­té a la al­tu­ra de cual­quier otro en el mun­do.

Es­te éxito ha re­que­ri­do mu­chos sa­cri­fi­cios… A:

Mu­cha gen­te no se da cuen­ta de to­do lo que hay atrás. De­bo con­fe­sar que sí hay mu­cho tra­ba­jo, pe­ro to­do lo que ha­ce­mos va­le la pe­na por­que, si nos va bien, la familia lo dis­fru­ta, y és­ta es el motor que nos ha­ce sa­lir ade­lan­te.

O: La familia es el sa­cri­fi­cio más gran­de, pe­ro es­ta­mos go­zan­do una eta­pa muy bo­ni­ta de Ban­da MS, y nos es­ta­mos dan­do el gus­to de ar­mar una agen­da, así que el tiem­po que de­di­ca­mos a nues­tros se­res que­ri­dos de­be ser de ca­li­dad y no de can­ti­dad.

¿Cuá­les son sus pla­nes? PA­VEL:

Tra­ba­ja­mos me­tas a cor­to y me­diano pla­zo. Nues­tros ob­je­ti­vos es­tán pues­tos, de mo­men­to, en el dis­co; cree­mos que es el me­jor que he­mos gra­ba­do. A me­diano pla­zo que­re­mos lle­gar a más paí­ses y lle­var nues­tra mú­si­ca a Su­da­mé­ri­ca.

O: Yo ten­go un sueño: Vi­ña del Mar. Siem­pre he si­do so­ña­dor, desde que an­da­ba en los res­tau­ran­tes, me­sa por me­sa, ofre­cien­do can­tar un par de can­cio­nes. Nues­tros sue­ños no tie­nen por qué ser gua­ji­ros si tra­ba­ja­mos en ellos, así que ese es el de la ban­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.