A TRIUN­FAR CO­MO DT”

El ex ga­lán de te­le­no­ve­la RA­FAEL PUEN­TE as­cen­dió al equi­po de fut­bol LO­BOS BUAP a la li­ga pro­fe­sio­nal en tiem­po ré­cord

TVyNovelas (México) - - Estrellas En Acción -

Sie­te me­ses y 30 par­ti­dos (los pri­me­ros di­ri­gi­dos en su vi­da) re­qui­rió Ra­fael Puen­te del Río pa­ra lo­grar lo que mu­chos di­rec­to­res téc­ni­cos no han po­di­do en años de ca­rre­ra: as­cen­der un equi­po de fut­bol a Pri­me­ra Di­vi­sión. Él con­si­guió la ha­za­ña ha­ce unos días con el club Lo­bos de la Be­ne­mé­ri­ta Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Pue­bla (BUAP), al ven­cer tres go­les por dos a Do­ra­dos de Si­na­loa en Cu­lia­cán. Con­su­mó así su pro­yec­to lla­ma­do “La per­se­cu­ción de un sueño”, tra­za­do por él mis­mo pa­ra sa­lir de su zo­na de con­fort.

Los mé­ri­tos del al­gu­na vez ac­tor de te­le­no­ve­la se duplican por­que, a lo lar­go de sus 38 años, se ha so­bre­pues­to a los obs­tácu­los que im­pli­ca no só­lo ser hi­jo de Ra­fael Puen­te, uno de los me­jo­res por­te­ros en la his­to­ria del fut­bol na­cio­nal y hoy con­so­li­da­do co­mo co­men­ta­ris­ta del ca­nal de­por­ti­vo ESPN; tam­bién por pro­ta­go­ni­zar una efí­me­ra ca­rre­ra co­mo fut­bo­lis­ta en Pu­mas (1999), Atlan­te­lan­te (2001 (2001-2003)2003) y Ne­ca­xa (2004), don­de de­ci­dió re­ti­rar­se al no re­ci­bir opor­tu­ni­dad co­mo de­lan­te­ro en el te­rreno de jue­go.

CRUZ AZUL LO DESAIRÓ

Co­mo al­ter­na­ti­va es­tu­dió en el CEA de Te­le­vi­sa y par­ti­ci­pó co­mo ac­tor en las te­le­no­ve­las Pa­blo y An­drea, Có­di­go pos­tal y Pa­la­bra de mu­jer. “Es­tu­diar ac­tua­ción me cam­bió y me mar­có la vi­da. Más que ejer­cer la pro­fe­sión co­mo tal, pre­pa­rar­me co­mo ac­tor me pro­por­cio­nó me­jo­res he­rra­mien­tas pa­ra cum­plir co­mo di­rec­tor téc­ni­co y ser un lí­der con ca­pa­ci­dad pa­ra trans­mi­tir con cla­ri­dad mis pen­sa­mien­tos, ideas y con­vic­cio­nes”, co­men­tó en en­tre­vis­ta.

Lue­go de esa ex­pe­rien­cia in­ten­tó re­to­mar su ca­rre­ra co­mo fut­bo­lis­ta en el equi­po Pue­bla, pe­ro la pro­ba­bi­li­dad de es­te­la­ri­zar un pro­yec­to te­le­vi­si­vo lo hi­zo desis­tir. Gra­cias a su in­de­ci­sión se que­dó sin na­da, lo que lo mo­ti­vó a cul-

PA­DRE OR­GU­LLO­SO.

El ahora co­men­ta­ris­ta de ESPN no ca­be de la emo­ción. ti­var la fa­ce­ta co­mo co­men­ta­ris­ta en Te­le­vi­sa De­por­tes (TDN) y es­tu­diar la ca­rre­ra de di­rec­tor téc­ni­co.

Aman­te de los re­tos, Ra­fael acep­tó después ser di­rec­ti­vo del Gua­da­la­ja­ra, club del cual fue des­pe­di­do por re­sul­ta­dos ne­ga­ti­vos, y en oc­tu­bre de 2016, gra­cias a una pe­ti­ción de em­pleo he­cha por in­ter­net, se hi­zo car­go de los Lo­bos, lue­go de que Pa­chu­ca, Atlas, Cruz Azul y Chi­vas desai­ra­ran su pro­pues­ta de en­ro­lar­se en sus fi­las co­mo di­rec­tor téc­ni­co.

CON­TRAS­TE. En 2006 aca­pa­ra­ba la aten­ción en la te­le­no­ve­la Có­di­go pos­tal. Ahora lo ha­ce en la li­ga de fut­bol pro­fe­sio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.