EFEC­TOS NE­GA­TI­VOS DEL TRAP Y REG­GAE­TÓN

Unis y Mas - - Portada - POR ROSILU ES­TRA­DA / CED: 3162953

La mú­si­ca siem­pre ha uni­do a chi­cos y gran­des y es por mu­cho uno de los len­gua­jes uni­ver­sa­les, ya que aun­que se en­cuen­tre en otros idio­mas, ac­ti­va áreas de nues­tro ce­re­bro que que nos per­mi­ten sen­tir emo­cio­nes co­mo paz y tran­qui­li­dad.

Sin em­bar­go exis­ten gé­ne­ros mu­si­ca­les en don­de las emo­cio­nes son de ba­ja fre­cuen­cia y se man­tie­ne con pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos así co­mo ac­ti­tu­des de des­hi­ni­cion o ex­hi­bi­cio­nis­mo, El Trap fue el nom­bre que se le dio a la mez­cla de so­ni­dos de­ri­va­dos del hip hop y la mú­si­ca elec­tró­ni­ca, na­ció a fi­na­les de los años 90 en Es­ta­dos Uni­dos. Se di­fe­ren­cia de otros gé­ne­ros por su rit­mo, arre­glos elec­tró­ni­cos den­sos y som­bríos; lo im­por­tan­te no son las no­tas mu­si­ca­les, sino los efec­tos so­no­ros. Las le­tras no tra­tan de dar nin­gún men­sa­je po­si­ti­vo, so­la­men­te na­rran de forma ex­plí­ci­ta his­to­rias de lo que vi­ven al­gu­nas per­so­nas en gue­tos, co­mo el trá­fi­co de dro­gas, ri­ñas, ar­mas, se­xo, fies­tas, ex­ce­sos, di­ne­ro, mar­gi­na­li­dad y de­ca­den­cia. Fue de­no­mi­na­do trap pre­ci­sa­men­te por­que los ex­po­nen­tes se sen­tían en una tram­pa de la que es di­fí­cil sa­lir. Es im­por­tan­te dar­nos cuen­ta que las le­tras de es­tas can­cio­nes apar­te de de­ni­grar a la mu­jer tam­bién fo­men­tan con­duc­tas de­lic­ti­vas, al igual que el reg­gae­tón. Exal­te­mos los va­lo­res y lla­me­mos a las co­sas por su nom­bre ni el trap, ni el reg­gae­tón, ni los nar­co­co­rri­dos tie­nen men­sa­jes po­si­ti­vos y si in­vi­tan a los chi­cos a La pro­mis­cui­dad, los ex­ce­sos y el uso de dro­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.