¿La ro­tu­ra del hi­men cau­sa do­lor y san­gra­do?

Unis y Mas - - #Yolo! / You Only Live Once -

La ro­tu­ra del hi­men o pér­di­da de la vir­gi­ni­dad en ge­ne­ral vie­ne acom­pa­ña­da de san­gra­dos. Es­ta he­mo­rra­gia es va­ria­ble, pe­ro ra­ra­men­te im­por­tan­te. Sin em­bar­go, exis­ten hí­me­nes muy elás­ti­cos, tam­bién lla­ma­dos hí­me­nes com­pla­cien­tes, cu­ya di­la­ta­ción per­mi­te el pa­so es­pon­tá­neo de un pe­ne sin lle­gar a rom­per­se y sin pro­vo­car nin­gún san­gra­do. El do­lor du­ran­te la pri­me­ra re­la­ción se­xual no se de­be só­lo a la rup­tu­ra del hi­men, sino a la con­trac­ción de los múscu­los de la va­gi­na por el es­trés y a la fric­ción. Ade­más, el es­ti­ra­mien­to del ori­fi­cio vul­var du­ran­te es­ta pri­me­ra pe­ne­tra­ción tam­bién pue­de re­sul­tar do­lo­ro­so. De he­cho, la par­te ex­ter­na de la va­gi­na es cu­tá­nea, por lo que es me­nos fle­xi­ble que la par­te in­ter­na, que es una mu­co­sa. Por ello, la pe­ne­tra­ción se­xual de la pri­me­ra re­la­ción se­xual a me­nu­do re­sul­ta al­go más di­fí­cil que las pos­te­rio­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.