MOR­GAN WON­DER­LAND Don­de ser es­pe­cial es lo es­cen­cial

US Traveler - - Parques] - José An­to­nio Ló­pez So­sa @jo­sean­to­nio1977

M¿Al­gu­na vez se ha­bía pen­sa­do en un lu­gar don­de los ni­ños con ca­pa­ci­da­des es­pe­cia­les pu­die­ran di­ver­tir­se co­mo en cual­quie­ra de los par­ques del mun­do?,

la res­pues­ta has­ta ha­ce no mu­cho tiem­po era no.

uy cer­ca de San An­to­nio, Te­xas, des­de abril de 2010 abrió sus puer­tas un par­que de di­ver­sio­nes don­de ser es­pe­cial es lo es­cen­cial. To­man­do en cuen­ta que en los Es­ta­dos Uni­dos 1 mi­llón de ni­ños y ado­les­cen­tes no pue­den es­cu­char, 1.8 mi­llo­nes no pue­den ver, 2.7 mi­llo­nes usan si­lla de rue­das pa­ra tras­la­dar­se, 9.1 mi­llo­nes usan apa­ra­tos mé­di­cos am­bu­la­to­rios de tiem­po com­ple­to y 12 mi­llo­nes de ni­ños y ado­les­cen­tes re­quie­ren ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les, se desa­rro­lló es­te in­tere­san­te y con­mo­ve­dor con­cep­to. To­dos los jue­gos y atrac­cio­nes es­tán es­pe­cial­men­te di­se­ña­dos pa­ra ni­ños con ca­pa­ci­da­des di­fe­ren­tes, así hoy día fa­mi­lias en­te­ras pue­den con­vi­vir y pa­sar días com­ple­tos lle­nos de di­ver­sión, he­cho que an­tes se ha­cía im­po­si­ble en los par­ques de di­ver­sión tra­di­cio­na­les. La en­tra­da pa­ra per­so­nas con ca­pa­ci­da­des di­fe­ren­tes es gra­tui­ta, pa­ra el res­to de la fa­mi­lia cues­ta 15 dó­la­res (adul­tos) y 10 dó­la­res (ni­ños y adul­tos de más de 62 años). El es­ta­cio­na­mien­to es gra­tui­to. Otra di­fe­ren­cia con los par­ques de di­ver­sio­nes tra­di­cio­na­les es que las fa­mi­lias pue­den lle­var su pro­pia co­mi­da y ha­cer un pic­nic en el par­que, tam­bién hay op­cio­nes pa­ra com­prar co­mi­da pe­ro no son obli­ga­to­rias pa­ra quie­nes asis­ten. Mor­gan Won­der­land ha re­vo­lu­cio­na­do la for­ma de ver los par­ques de di­ver­sio­nes no só­lo en los Es­ta­dos Uni­dos, sino en el mun­do en­te­ro. Ni­ños y fa­mi­lias de los cin­co con­ti­nen­tes lle­gan miér­co­les jue­ves y vier­nes de 10 de la mañana a 2 de la tar­de, los sá­ba­dos de 10 de la mañana a 5 de la tar­de y los do­min­gos de 11 de la mañana a 4 de la tar­de. Es re­co­men­da­ble con­sul­tar el ca­len­da­rio en la pá­gi­na de in­ter­net por­que al­gu­nos lu­nes abren de acuer­do al ca­len­da­rio es­co­lar y fes­ti­vo de los Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.