“La tran­si­ción se da en el re­co­rri­do de un es­pa­cio con la ex­cu­sión del ar­tis­ta co­mo ‘fla­néur’,

Vamos (Cd. Juárez) - - #EXPO / JUÁREZ - Vic­to­ria Vi­na­ma­ra­gui, cu­ra­do­ra.

(ac­to de va­gar por las ca­lles. Ca­lle­jear sin rum­bo, sin ob­je­ti­vo) ob­ser­van­te de una ciu­dad aje­na a él y ad­ver­ti­do de su con­di­ción co­mo agen­te ex­terno al lu­gar. En una ru­ta no es­ta­ble­ci­da, Da­niel Cris­tó­bal se to­pa con con­jun­tos ha­bi­ta­cio­na­les ma­si­vos a las ori­llas de la ciu­dad en parcial aban­dono. Lo de­sér­ti­co y de­sola­do ge­ne­ran for­mas que aco­tan el ac­ce­so, crean­do una ten­sión en­tre el fo­rá­neo y el re­si­den­te lo­cal. Cris­tó­bal em­plea la red co­mo ob­je­to, sig­ni­fi­can­te y con­cep­to re­cu­rren­te. Es­ta to­ma tres va­lo­res: pro­tec­ción, lí­mi­te y tram­pa. En to­dos los ca­sos fun­cio­na co­mo res­tric­ción al im­po­ner una lí­nea o fron­te­ra. La pie­za es un jue­go en­tre lo im­pa­si­ble, pe­ro vi­sual­men­te tran­si­ta­ble. La red se con­vier­te en un en­te in­ter­me­dia­rio in­va­si­vo y una he­rra­mien­ta de re­co­rri­do pa­si­vo pa­ra el es­pec­ta­dor que in­ter­ac­túa con la ins­ta­la­ción.”

CRIS­TÓ­BAL EM­PLEA

LA RED CO­MO OB­JE­TO, SIG­NI­FI­CAN­TE Y CON­CEP­TO RE­CU­RREN­TE. ES­TA TO­MA TRES VA­LO­RES: PRO­TEC­CIÓN, LÍ­MI­TE Y TRAM­PA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.