Apren­de a di­se­ñar tus mue­bles

Ins­crí­be­te en el Ta­ller de car­pin­te­ría pa­ra afi­cio­na­dos, que se im­par­ti­rá en Fa­blab de Juá­rez

Vamos (Cd. Juárez) - - #TALLER / JUÁREZ - Na­bil Va­lles / El Dia­rio

¿Quién no se ha en­fren­ta­do al he­cho de te­ner en men­te el mo­bi­lia­rio de sus sue­ños pa­ra una ca­sa, ofi­ci­na o es­ta­ble­ci­mien­to co­mer­cial y no en­con­trar­los a la ven­ta en nin­gún si­tio?

La reali­dad en mu­chos ca­sos, es que el que sue­ña ter­mi­na re­sig­nán­do­se a com­prar el mo­bi­lia­rio dis­po­ni­ble y no el que hu­bie­ra que­ri­do.

Sin em­bar­go, tam­bién es ver­dad que hay ma­ne­ra de es­ca­par a es­ta ma­yo­ría: apren­der a di­se­ñar y cons­truir los pro­pios mue­bles pue­de ser la so­lu­ción.

Abraham Esquivel, in­ge­nie­ro en sis­te­mas y apa­sio­na­do de es­te ofi­cio des­de ha­ce 20 años, lo sa­be bien y es­te ha si­do el mo­ti­vo por el que, ade­más de te­ner en ca­sa los mue­bles tal y có­mo los desea, aho­ra en­se­ña a otras per­so­nas a crear sus pro­pias pie­zas pa­ra es­pa­cios do­més­ti­cos, co­mer­cia­les e in­dus­tria­les.

La his­to­ria se re­mon­ta al año pa­sa­do, cuan­do en un ac­ci­den­te afortunado se ofre­ció pa­ra cons­truir un mue­ble pa­ra al­ma­ce­nar he­rra­mien­tas que ha­cía fal­ta en el Tech­no­logy Hub y al­guien le pre­gun­tó si da­ba cur­sos de car­pin­te­ría.

A par­tir de en­ton­ces, lo que sur­gió co­mo una con­fu­sión derivó en la aper­tu­ra del Ta­ller de car­pin­te­ría pa­ra afi­cio­na­dos que se im­par­ti­rá del 19 de ma­yo al 7 de ju­nio de 2018 y que cuen­ta ya con seis ge­ne­ra­cio­nes de aman­tes del ofi­cio.

Aquí, los par­ti­ci­pan­tes ten­drán la opor­tu­ni­dad de co­no­cer el ti­po de ma­de­ra que se uti­li­za pa­ra dis­tin­tos tra­ba­jos; có­mo so­li­ci­tar­la en las ma­de­re­rías y có­mo uti­li­zar he­rra­mien­tas pa­ra la fa­bri­ca­ción de ob­je­tos y mue­bles.

El cur­so in­clu­ye el es­pa­cio del Fa­blab, el uso de la he­rra­mien­ta y la asesoría del fa­ci­li­ta­dor y los par­ti­ci­pan­tes pue­den rea­li­zar el pro­yec­to que deseen, siem­pre que no ex­ce­da los tres pies de an­cho.

El ob­je­ti­vo –de­ta­lló Esquivel, es “ser fe­liz y dis­fru­tar de la ma­de­ra” co­mo afi­cio­na­dos pa­ra amue­blar es­pa­cios co­mo ex­per­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.