¿SE DE­BE SER O NO AMI­GO DE UN EX?

Vanguardia - Circulo 360 - - LA ALEGRIA DE VIVIR -

Ra­chel Suss­man, psi­co­te­ra­peu­ta con se­de en Nue­va York y au­to­ra de The Brea­kup Bi­ble, acon­se­jó te­ner pre­cau­ción cuan­do se tra­ta de per­ma­ne­cer co­mo ami­go, pe­ro tam­bién agre­gó que hay pa­re­jas pa­ra quie­nes fun­cio­na; en úl­ti­ma ins­tan­cia, di­ce ser “una de­ter­mi­na­ción in­di­vi­dual”. Sin em­bar­go, Suss­man co­men­ta que exis­ten al­gu­nas pau­tas ha se­guir des­pués de una rup­tu­ra.

1. ¿Cuán­do cor­tar los la­zos que te unen a un ex?

Ba­jo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia una re­la­ción de­ber ser una tran­si­ción abu­si­va, ma­ni­pu­la­do­ra o tó­xi­ca en una amis­tad, di­ce Suss­man. Pe­ro in­clu­so, si tu re­la­ción en ge­ne­ral fue sa­lu­da­ble y sim­ple­men­te no fun­cio­nó, es posible que lo pien­sen dos ve­ces an­tes de con­ver­tir­se en ami­gos.

Un es­tu­dio des­cu­brió que las amis­ta­des en­tre exes te­nían más pro­ba­bi­li­da­des de te­ner cua­li­da­des ne­ga­ti­vas, y me­nos pro­ba­bi­li­da­des de te­ner re­la­cio­nes po­si­ti­vas, que las amis­ta­des an­tes de ser pa­re­jas.

Suss­man tam­bién agre­gó que exis­ten des­ven­ta­jas po­ten­cia­les pa­ra man­te­ner­se amis­to­so con un ex. “A ve­ces eso te im­pe­di­rá ini­ciar una nue­va re­la­ción”, ad­vir­tió. “O te me­tes en una nue­va re­la­ción y le dices a tu nue­va no­via o no­vio: ‘Mi ex es uno de mis ami­gos más cer­ca­nos’

2. ¿Cuán­do ser ami­go de un ex?

Las ex pa­re­jas que tie­nen hi­jos de­ben tra­tar­se en bue­nos tér­mi­nos si es posible, ya que es­ta­rán en la vi­da del otro a lar­go pla­zo. Por otro la­do, las lí­neas son más os­cu­ras pa­ra aque­llos que no tie­ne hi­jos, pe­ro Suss­man agre­ga que aque­llos que sa­lie­ron ca­sual­men­te, fue­ron ami­gos, o es­tu­vie­ron jun­tos por un cor­to tiem­po son bue­nos can­di­da­tos pa­ra es­ta­ble­cer una amis­tad.

Tam­bién di­ce que es cru­cial bus­car amis­ta­des so­lo cuan­do la chis­pa ro­mán­ti­ca se des­va­ne­ció por com­ple­to pa­ra am­bas par­tes. “Si te man­tie­nes co­mo ami­go y el ver­da­de­ro ob­je­ti­vo es re­cu­pe­rar el amor de esa per­so­na, so­lo con­ti­nua­rás un dra­ma que no ne­ce­si­tas”.

3. ¿Có­mo man­te­ner­se amis­to­so con un ex?

Si de­ci­des in­ten­tar una amis­tad con un ex, Suss­man su­gie­re to­mar un des­can­so pri­me­ro. “Soy bas­tan­te sos­pe­cho­so de esas pa­re­jas que se se­pa­ran y lue­go me di­cen de in­me­dia­to que son las me­jo­res ami­gas”.

Se­ña­la que en cuan­to a las re­des so­cia­les, así co­mo las in­ter­ac­cio­nes en per­so­na: “Me en­can­ta­ría que las pa­re­jas de­ja­ran de se­guir­se [des­pués de una se­pa­ra­ción]“, di­ce Suss­man. De lo con­tra­rio, “an­tes de que te des cuen­ta, es­tás re­vi­san­do tu Ins­ta­gram y ves a tu ex, lo que ge­ne­ra to­do ti­po de pen­sa­mien­tos y sen­ti­mien­tos que pue­den ha­cer­te sen­tir, en cier­to ni­vel emo­cio­nal, re­co­nec­ta­do con esa per­so­na”.

Los lí­mi­tes son una par­te esen­cial pa­ra las pa­re­jas que bus­can ini­ciar una amis­tad, di­ce Suss­man, aun­que es­to es di­fe­ren­te pa­ra ca­da ca­so.

EJEM­PLOS DE Lí­MI­TES SA­LU­DA­BLES, SE­GúN SUSS­MAN, PO­DRíAN SER:

•No de­be­mos ha­blar to­dos los días. •No en­viar­nos men­sa­jes de tex­to to­dos los días. •Ca­da dos me­ses va­mos a to­mar una co­mi­da, ver una pe­lí­cu­la, pe­ro no un con­tac­to dia­rio y re­gu­lar. Por en­ci­ma de to­do, se re­co­mien­da re­va­luar cons­tan­te­men­te có­mo te ha­ce sen­tir la amis­tad y ser ho­nes­to con­ti­go mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.