Ser y ha­cer an­tes de creer.

¿Por qué de­be­ría ser to­ma­do co­mo osa­día que ex­pre­sa­ra ideas so­bre “al­go” o “al­guien” que la ma­yo­ría ala­ban y bus­can?

Vanguardia - Circulo 360 - - ABRE LOS OJOS Y LEE - Ma­ría Tre­vi­ño

Es­te te­ma, a la par de la po­lí­ti­ca, tien­de a ser omi­ti­do pa­ra evi­tar po­si­bles ma­los en­ten­di­dos en­tre unos y otros, pues ca­da per­so­na, al fi­nal del día, cree en el Dios que quie­ra creer; sin em­bar­go, no es de mi par­te un atre­vi­mien­to es­cri­bir so­bre es­te de­sa­for­tu­na­da­men­te con­tro­ver­sial tó­pi­co, sino to­do lo con­tra­rio. ¿Por qué de­be­ría ser to­ma­do co­mo osa­día que ex­pre­sa­ra ideas so­bre “al­go” o “al­guien” que la ma­yo­ría ala­ban y bus­can? Sin fal­tar al res­pe­to, sin que­rer­los ha­cer cam­biar de opi­nión so­bre al­go tan per­so­nal y sub­je­ti­vo, voy a ha­blar so­bre la religión. Evi­tar­me el es­cri­bir so­bre es­to se­ría co­mo si ese en­te fue­se ajeno a mí mis­ma y tu­vie­se que pe­dir­le per­mi­so pa­ra ac­tuar por “mie­do” a su res­pues­ta. Tal co­mo lo es­cri­bió mi ama­do y bri­llan­te Ju­lio Cor­ta­zar: “¿Por qué tan le­jos de los dio­ses? Qui­zás por pre­gun­tar­lo”. Pón­ga­se có­mo­do, que­ri­do lec­tor, que pre­ten­do ro­bar­me su aten­ción por un buen ra­to.

Exis­ten ac­tual­men­te tan­tas re­li­gio­nes, re­gi­das por Dio­ses apa­ren­te­men­te di­fe­ren­tes, que pa­ra uno se ha vuel­to una ta­rea com­pli­ca­da “ele­gir” cuál es “el me­jor”. Y uno ob­ser­va, pues los com­por­ta­mien­tos y creen­cias no son igua­les en­tre sí, has­ta que en­cuen­tra al­guno del cual sa­ber­se pro­te­gi­do, sos­te­ni­do y cui­da­do, llá­me­se for­mal­men­te Dios, Yah­vé, Alá, Jeho­vá, Bu­da, Cris­to, só­lo por men­cio­nar al­gu­nos de una lis­ta in­ter­mi­na­ble. Así mis­mo, exis­te quien ha de­ci­di­do no “ne­ce­si­tar” de una religión pa­ra sa­ber­se bien y/o ama­do, op­tan­do por creer en otras co­sas, co­mo el Cos­mos, las ener­gías, el Uni­ver­so, la cien­cia o en sí mis­mo. Es aquí don­de cae­mos en una de las iro­nías más gran­des del ser hu­mano, ese que di­ce se­guir los pa­sos de al­guien que al­gu­na vez pre­di­có amor, res­pe­to, com­pa­sión y bon­dad, pe­ro que si ve a al­guien que ac­túa o cree en al­go dis­tin­to a su Dios, lo juz­ga y lo cri­ti­ca, ade­más de que lo cla­si­fi­ca, pues es co­mún que te ha­gan sen­tir co­mo una “ma­la” per­so­na ca­da vez que ex­pre­sas que el Dios o la creen­cia que po­sees no es la mis­ma que tie­nen los de­más. ¿Dón­de el res­pe­to? ¿Dón­de el se­gui­mien­to del ejem­plo del Dios que us­ted pre­ten­de imitar? Si los ha­bi­tan­tes del mun­do fue­sen real­men­te re­li­gio­sos, no exis­ti­rían ta­les abe­rra­cio­nes co­mo las gue­rras, las prohi­bi­cio­nes y el mal­tra­to en­tre se­me­jan­tes, pues nin­guno de los lí­de­res re­li­gio­sos y es­pi­ri­tua­les han pre­di­ca­do co­sas fue­ra del amor y se­rían in­ca­pa­ces de ofre­cer un lu­gar “en la glo­ria” con ba­se en ac­cio­nes que las­ti­ma­ran a al­guien o al­go más.

So­mos tan da­dos a ca­te­go­ri­zar to­do y crear va­rias ver­sio­nes de lo mis­mo que la ver­da­de­ra esen­cia de la religión y de Dios se ha per­di­do con el tiem­po. Si se po­nen a pen­sar­lo, los pre­cep­tos en to­das las re­li­gio­nes son los mis­mos: amar, acep­tar, apo­yar, ayu­dar, dar, ser y crear. Vién­do­lo des­de es­ta pers­pec­ti­va, en­ton­ces, más que creer, se tra­ta de ac­tuar; se tra­ta de ser ese “to­do” con los de­más, esas personas que coe­xis­ten con­ti­go del dia­rio y que ha­bi­tan el mis­mo mun­do. Se tra­ta de en­car­nar a ese Dios, en­te o ideo­lo­gía, ten­ga el nom­bre que ten­ga, pues só­lo a tra­vés de us­ted se pue­de ma­ni­fes­tar. De­be­ría­mos ser, an­te los ojos del mun­do, la me­jor ver­sión de aque­llo que tan­to ate­so­ra­mos.

Que­ri­do lec­tor, tal vez las creen­cias no son las mis­mas, tam­po­co los es­ti­los de vi­da, pe­ro no­so­tros sí. Si bien so­mos el re­fle­jo de lo que pen­sa­mos, sen­ti­mos y cree­mos, yo le pre­gun­to, ¿que­rría real­men­te su Dios que fue­ra us­ted por la vi­da per­ju­di­can­do a los de­más?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.