¡FE­LI­CI­DA­DES PAPÁ! HOY ES TU DÍA

Vanguardia - Domingo 360 - - GENIO Y FIGURA - TEX­TO: ARIAN OJILI FOTOS: LUIS CAS­TRE­JÓN VI­DEO: HUM­BER­TO CA­SAS

En el Día del Pa­dre los que te­ne­mos la di­cha y fe­li­ci­dad de con­tar con esa per­so­na en nues­tra vi­da, te­ne­mos la obli­ga­ción de fe­li­ci­tar­lo y trans­mi­tir­le nues­tro agra­de­ci­mien­to. Pa­ra los pa­dres, abue­los, tíos y otras per­so­nas que nos han da­do su apo­yo, van de­di­ca­das es­tas pá­gi­nas.

-¿QUé SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON QUE SE­RíAS PA­DRE?

La no­ti­cia me la dio Clau­dia, mi es­po­sa. Yo ha­cía mi re­si­den­cia de Pe­dia­tría y me di­jo: te ten­go una gran sor­pre­sa. Y yo le con­tes­té: ¿voy a ser papá? Nos abra­za­mos y ha si­do una de las ale­grías más gran­des que he te­ni­do.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Siem­pre me ha lla­ma­do la aten­ción la Bio­lo­gía. Sa­bía que en al­gún mo­men­to de mi vi­da iba a ser pa­dre, así co­mo to­das las es­pe­cies bus­can te­ner una des­cen­den­cia, bio­ló­gi­ca­men­te to­dos te­ne­mos ese lla­ma­do.

-¿QUé LE DI­RíAS A TU PA­DRE SI LO TU­VIE­RAS FREN­TE A TI?

Lo in­vi­ta­ría a mi casa. Pa­ra que la vie­ra ter­mi­na­da y no­ta­rá que ten­go la fa­mi­lia que él siem­pre qui­so, y que vea que to­dos mis hi­jos tra­ba­jan en el área mé­di­ca de al­gu­na u otra for­ma.

-¿QUé ES LO QUE MáS TE GUS­TA HA­CER CON TUS HI­JOS?

Sá­ba­dos de lec­tu­ra y ver­du­ras. Me gus­ta leer­les a mis hi­jos, en­se­ñar­les crá­neos y la evo­lu­ción del hom­bre. Nues­tra pri­me­ra lec­tu­ra fue so­bre la teo­ría de la Evo­lu­ción: ¿de dón­de ve­ni­mos?

-¿QUÉ SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON QUE SE­RÍAS PA­DRE?

Fe­li­ci­dad y ner­vio­sis­mo.

-¿SO­ÑABAS CON SER PA­DRE?

No era al­go que tu­vie­ra en la men­te cons­tan­te­men­te, pe­ro a me­di­da que fui cre­cien­do me em­pe­zó a ron­dar esa idea por la ca­be­za.

-¿DE QUÉ DESEAS PRO­TE­GER A TUS HIJAS?

De sen­tir­se me­nos, de que no pue­den lo­grar­lo, de no te­ner las he­rra­mien­tas pa­ra ser unas mu­je­res com­ple­tas.

-¿QUÉ SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON QUE SE­RíAS PA­DRE?

Fue una gra­ta no­ti­cia y a la vez mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad. Ya no so­lo éra­mos mi es­po­sa y yo, sino que al­guien más ve­nía en ca­mino, una res­pon­sa­bi­li­dad que me dio mu­cha ale­gría.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Siem­pre qui­se te­ner hi­jos. Yo tam­bién que­ría te­ner mi pro­pia fa­mi­lia e hi­jos.

-¿DE QUÉ DESEAS PRO­TE­GER A TUS HI­JOS?

Ten­go la idea de que es muy di­fí­cil man­te­ner­los en una bur­bu­ja, mu­chas de las co­sas que van a vi­vir tie­nen que ex­pe­ri­men­tar­las ellos mis­mos. Creo que si les trans­mi­to mi ex­pe­rien­cia ellos se­rían ca­pa­ces de to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes.

-¿QUÉ ES LO QUE MáS TE GUS­TA HA­CER CON TUS HI­JOS?

Me gus­ta mu­cho ir a la ru­ta re­crea­ti­va con ellos, pa­ti­nar, ir a la pla­ya, na­dar y ha­cer cas­ti­llos. Prác­ti­ca­men­te dis­fru­to ca­da mo­men­to que pue­do es­tar con ellos ju­gan­do golf o bas­quet­bol.

-¿QUé SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON QUE SE­RíAS PA­DRE?

Fue una emo­ción in­des­crip­ti­ble. Es la for­ma de tras­cen­der. Y cuan­do me en­te­ré que ve­nía el pri­me­ro, sen­tí muy bo­ni­to.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Siem­pre. Des­de que em­pie­zas a ma­du­rar pien­sas en el fu­tu­ro, en có­mo te ve­rías y siem­pre me vi ro­dea­do de cha­ma­qui­tos.

-¿QUé ES LO QUE MáS TE GUS­TA HA­CER CON TUS HI­JOS?

Me gus­ta lle­var­los a la es­cue­la y pla­ti­car con ellos; ti­rar con un ri­fle de dia­bo­los o na­dar. Tam­bién me en­can­ta que me acom­pa­ñen al ran­cho.

-¿DE QUé DESEAS PRO­TE­GER A TUS HI­JOS?

De las dro­gas, de las ma­las in­fluen­cias. Quie­ro dar­les los va­lo­res y ar­gu­men­tos pa­ra li­diar con to­dos esos fac­to­res ne­ga­ti­vos.

-¿QUé SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON QUE SE­RíAS PA­DRE?

Mien­tras tra­ba­ja­ba me lle­gó un arre­glo con flo­res y un men­sa­je que de­cía: vas a ser papá.

Y fue al­go muy es­pe­ra­do y emo­cio­nan­te.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Sí, de­fi­ni­ti­va­men­te. Ade­más de los es­tu­dios y to­do lo que me gus­ta­ba, siem­pre qui­se ser pa­dre. Fue uno de los pro­ce­sos más im­por­tan­tes de mi desa­rro­llo. Pen­sá­ba­mos que que­ría­mos te­ner cua­tro, pe­ro tu­vi­mos la di­cha de te­ner dos.

-¿QUé LE DI­RíAS A TU PA­DRE SI LO TU­VIE­RAS FREN­TE A TI?

“Gra­cias a ti soy lo que soy, me has da­do el ejem­plo y le­ga­do de siem­pre ha­cer las co­sas bien”.

-¿QUé ES LO QUE MáS TE GUS­TA HA­CER CON TUS HIJAS?

Can­tar, leer, en ge­ne­ral to­das las artes. Dis­fru­tar de es­tas dis­ci­pli­nas jun­to a ellas.

-¿QUé SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON SE­RíAS PA­DRE?

Tu­ve la emo­ción más im­pre­sio­nan­te que he te­ni­do en mi vi­da. No lo es­pe­ra­ba, fue un mo­men­to que me to­mó por sor­pre­sa.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Siem­pre le pe­dí al­go a Dios y era una es­po­sa y una fa­mi­lia y me lo cum­plió. Dios ha si­do muy ge­ne­ro­so con­mi­go.

-¿QUé LE DI­RíAS A TU PA­DRE SI LO TU­VIE­RAS FREN­TE A TI?

Se lo di­go to­dos los días, que lo ad­mi­ro y que es una per­so­na que siem­pre sa­ca lo me­jor de to­dos. El nos en­se­ño a amar. Su amor es in­fi­ni­to.

-¿QUé ES LO QUE MáS TE GUS­TA HA­CER CON TUS HI­JOS?

Los ni­ños son co­mo es­pon­jas y des­de que era muy pe­que­ña, mien­tras Pau la ali­men­ta­ba, yo apro­ve­cha­ba pa­ra leer­le. Y ella por imi­ta­ción to­ma un li­bro, lo ojea e in­te­rac­túa con él.

-¿QUé SEN­TIS­TE CUAN­DO TE DI­JE­RON SE­RíAS PA­DRE?

Fue la ex­pe­rien­cia más gran­de y bo­ni­ta que he sen­ti­do. Ja­más me ima­gi­ne que se sen­ti­ría tam­bién es­tá ex­pe­rien­cia. Re­cién nos ca­sa­mos y a los tres me­ses nos em­ba­ra­za­mos y en un bi­be­rón mi es­po­sa me dio la no­ti­cia.

-¿SO­ñABAS CON SER PA­DRE?

Yo era muy pin­gui­llo de cha­vo, no me lo ima­gi­na­ba, pe­ro po­co a po­co se die­ron las cir­cuns­tan­cias que me fue­ron lle­van­do a es­te de­seo y si­tua­ción, que me ha he­cho muy fe­liz. Fue a los 27 cuan­do di­je quie­ro sen­tar ca­be­za.

-¿QUé LE DI­RíAS A TU PA­DRE SI LO TU­VIE­RAS FREN­TE A TI?

Gra­cias a Dios yo ten­go a mi pa­dre, aho­ra que voy a cum­plir 40 años, pue­do de­cir que ten­go la ma­du­rez pa­ra dar­me cuen­ta de lo di­fí­cil que fue edu­car­me. Aho­ra, me ca­yó el vein­te y no de­jo de abra­zar­lo y de­cir­le que lo quie­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.