El pa­dre de to­dos los mi­si­les elec­to­ra­les

Vanguardia - - Opinión - LUIS GAR­CÍA ABUSAÍD

En Coahui­la, los es­tra­te­gas de las cam­pa­ñas elec­to­ra­les uti­li­zan mi­si­les pa­ra acu­sar al con­tra­rio de “la gro­se­ra mul­ti­pli­ca­ción del di­ne­ro y las prác­ti­cas ile­ga­les que in­tro­du­cen en la cam­pa­ña”.

Ellos se es­fuer­zan por des­nu­dar “la ile­ga­li­dad (que sur­ge del) di­ne­ro fue­ra de las re­glas del fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co” e im­pul­san “la gue­rra su­cia en­tre can­di­da­tos a par­tir de fil­tra­cio­nes de in­for­ma­ción con­fi­den­cial”.

Re­cor­de­mos que “por ca­da pe­so pre­su­pues­tal pa­ra fi­nan­ciar cam­pa­ñas, pue­de ha­ber al me­nos cua­tro pe­sos adi­cio­na­les de fi­nan­cia­mien­to no re­por­ta­do de fuen­tes di­ver­sas e ile­ga­les”.

¿Pien­sa us­ted que en Coahui­la los par­ti­dos po­lí­ti­cos y los can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes no uti­li­za­rían “di­ne­ro fue­ra de las re­glas del fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co”? ¿O que no se lan­za­rían ata­ques pa­ra des­nu­dar­se por ha­cer­lo?

Se equi­vo­ca. To­dos ca­bal­gan so­bre esa

ten­ta­ción en­ca­bri­ta­da. De ahí, el lan­za­mien­to in­mi­se­ri­cor­de de mi­si­les en­tre ellos pa­ra ilu­mi­nar el fir­ma­men­to de una do­ble mo­ral que los as­fi­xia a to­dos por igual.

Los mi­si­les se dis­tin­guen por su ni­vel de le­ta­li­dad:

• Baja le­ta­li­dad (im­pac­ta in­te­gri­dad

mo­ral y po­lí­ti­ca): los re­lo­jes de lu­jo de Mi­guel Ri­quel­me que su­man un mi­llón 200 mil pe­sos; la man­sión de Gui­ller­mo Ana­ya por un va­lor de 20 mi­llo­nes de pe­sos.

• Me­dia­na le­ta­li­dad (en­tra a te­rre­nos

del pe­cu­la­do elec­to­ral): de­nun­cia an­te la Fepade por la bo­de­ga que res­guar­da ar­tícu­los y ma­te­ria­les del Fon­den ba­jo la pre­sun­ción de ser en­tre­ga­dos en la cam­pa­ña de Ri­quel­me.

• Má­xi­ma le­ta­li­dad (oca­sio­na im­pug­na­ción de can­di­da­tu­ra o pro­ce­so elec­to­ral): de­nun­cia in­ter­pues­ta por el PRI an­te la Fepade y la PGR pa­ra acu­sar al PAN por su es­que­ma ile­gal de com­pra de vo­tos, “con un cos­to su­pe­rior a 70 mi­llo­nes de pe­sos, a tra­vés del pa­go de más de seis mil ac­ti­vis­tas a los que se­ma­nal­men­te se les de­po­si­ta su di­ne­ro a tra­vés de tar­je­tas de nó­mi­na Ba­nor­te”.

És­te es el “Pa­dre de To­dos los Mi­si­les”. ¿So­bre­vi­vi­rán los pa­nis­tas a su mor­tal le­ta­li­dad?

“Pa­ra ha­cer la gue­rra, ha­cen fal­ta tres co­sas: di­ne­ro, di­ne­ro y di­ne­ro”. Na­po­león Bo­na­par­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.