Lo que el ci­ne NOS DE­JÓ

Vanidades novias (México) - - CELEBRIDADES -

Las chick flicks nup­cia­les nos han ins­pi­ra­do a mu­cho más que llo­rar o reír en el ci­ne, aun­que no lo creas, nos han le­ga­do –sin que­rer­lo– al­gu­nos de los me­jo­res con­se­jos pa­ra apli­car en tu pro­pia bo­da. Ve las pe­lí­cu­las una vez más y, de pa­so, to­ma no­ta. Por Jes­si­ca Mo­reno Ro­bles

27 BO­DAS

Siem­pre da­ma de ho­nor, pe­ro nun­ca la no­via, ¿cier­to? En esa pe­lí­cu­la ve­mos a Kat­he­ri­ne Heigl po­ner­se to­do ti­po de ves­ti­dos ri­dícu­los pa­ra com­pla­cer a sus ami­gas que es­tán a pun­to de lle­gar al al­tar. ¿Vis­te las fo­tos de ca­da bo­da? Eran sim­ple­men­te te-rri-bles. En se­rio, nin­gu­na da­ma de ho­nor va a po­der opa­car ja­más a la no­via, no hay ne­ce­si­dad de tra­tar de ves­tir­las ho­rri­ble pa­ra que tú te veas bien. ¡To­do lo con­tra­rio! En­tre más lin­do se vea tu cor­te­jo, más bo­ni­ta que­da­rá tu bo­da en ge­ne­ral. Apren­de de esas chi­cas que ves­tían a Kat­he­ri­ne con atuen­dos re­bus­ca­dos y eli­ge la sen­ci­llez. Si Lady Ga­ga, Jen­ni­fer Gar­ner o Jes­si­ca Biel han po­di­do ser da­mas de ho­nor con ves­ti­dos sen­ci­llos y pa­sar (ca­si) des­aper­ci­bi­das… tus ami­gas tam­bién pue­den ha­cer­lo. Só­lo una pe­que­ña ad­ver­ten­cia: nun­ca las vis­tas de blan­co. En­ton­ces sí po­dría lle­gar a pre­sen­tar­se un epi­so­dio “a la Pip­pa Midd­le­ton” en que la da­ma se co­me a la no­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.