CA­SAR­SE ES­TÁ EN GRIE­GO

Vanidades novias (México) - - CELEBRIDADES -

Las bo­das mul­ti­cul­tu­ra­les ya son un even­to de to­dos los días, pe­ro el pro­ble­ma de la pa­re­ja estrella de la pe­lí­cu­la es que ella, una grie­ga tra­di­cio­nal, se enamo­ra de un ame­ri­cano co­mún. La fa­mi­lia in­ten­ta in­ter­ve­nir por cie­lo, mar y tie­rra en to­dos los de­ta­lles de la bo­da por­que na­die es­tá con­for­me con la or­ga­ni­za­ción de la fies­ta ni de la ce­re­mo­nia… si tú atra­vie­sas por un pro­ble­ma de es­ta cla­se (y ni si­quie­ra tie­ne que ha­ber un en­fren­ta­mien­to de cul­tu­ras, a ve­ces dos fa­mi­lias re­gu­la­res no pue­den po­ner­se de acuer­do) la so­lu­ción es: na­die tie­ne vo­to. No de­jes que la pa­ren­te­la to­me par­ti­do, y si es ne­ce­sa­rio que lo ha­ga, que ca­da la­do con­tri­bu­ya de ma­ne­ra equi­li­bra­da, pa­ra no he­rir sus­cep­ti­bi­li­da­des. Y si la cul­tu­ra es un pro­ble­ma, en­ton­ces eli­ge ha­cer al­go to­tal­men­te di­fe­ren­te. Ce­le­bra de una ma­ne­ra ori­gi­nal que no se ha­ya vis­to an­tes en sus fa­mi­lias, una ce­re­mo­nia sim­bó­li­ca, una bo­da des­tino, etc. Lo im­por­tan­te es que no ce­das el con­trol a nin­gu­na par­te y que la ce­le­bra­ción sea lo su­fi­cien­te­men­te di­fe­ren­te pa­ra que no se sien­ta que se le dio fa­vo­ri­tis­mo a al­gu­na de las dos fa­mi­lias. Así lo hi­zo Katy Perry cuan­do se ca­só con Rus­sell Brand, sus pa­dres son muy cristianos y, los de él, que son in­gle­ses, no tan­to, la so­lu­ción fue una bo­da en In­dia ale­ja­da de am­bas cul­tu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.