UNIÓN LIBREVS. MA­TRI­MO­NIO

¿ Se­rá que lo de hoy es ce­ro com­pro­mi­so? Es­toy en una re­la­ción de ca­si tres años y aho­ra que de­ci­dí for­ma­li­zar­la me ex­tra­ñó que mi pa­re­ja no qui­sie­ra ca­sar­se, me pro­pu­so vi­vir en unión li­bre, res­pues­ta que no acep­to. ¡¡ Chi­cas!! No quie­ro per­der a mi nov

Veintitantos - - Foro -

SN: No es de ex­tra­ñar­se que la ma­yo­ría de los chi­cos rehú­yen al com­pro­mi­so, yo no veo mal vi­vir en unión li­bre, es más, creo que po­drías to­mar­le la pa­la­bra y así te da­rás cuenta si son la pa­re­ja ideal co­mo pa­ra ca­sar­se, una co­sa es vi­vir ca­da uno en su ca­sa y otra es­tar ba­jo el mis­mo te­cho. Di­me a qué hue­les y te di­ré el nú­me­ro de tus con­quis­tas, es lo que te po­drían pre­gun­tar los in­ves­ti­ga­do­res de Bio­lo­gi­cal Re­views, al en­con­trar que el aro­ma es esen­cial en el jue­go del cor­te­jo y el se­xo. La in­ves­ti­ga­ción se­ña­la que cuan­do un ma­cho ( en el reino ani­mal) pa­sa jun­to a la hem­bra de­tec­ta un olor el cual le da su atrac­ción, és­te le in­di­ca si su pa­re­ja es vir­gen, o en el ca­so de que ha­ya co­pu­la­do antes, con cuán­tas pa­re­jas ha es­ta­do. El re­sul­ta­do se­ña­la que el olor de una hem­bra re­sul­ta im­por­tan­te du­ran­te el se­xo, ate­rri­za­do en los hu­ma­nos, se pue­de con­cluir que el per­fu­me de la mu­jer ayu­da al hom­bre a ele­gir a su pa­re­ja. El aro­ma es par­te de tu sex ap­peal y de­fi ne mu­cho de tu per­so­na­li­dad, no lo ol­vi­des.

KO: Si tu de­seo es ca­sar­te, ¡¡ hazlo!! No te que­des con las ga­nas de tener una bo­da, si él no acep­ta tu pe­ti­ción, en­ton­ces quie­re de­cir que no te ama lo su­fi cien­te co­mo pa­ra com­pla­cer­te. Ahó­rra­te las ex­cu­sas que te pue­da dar pa­ra no ca­sar­se y ¡ next! No pier­das más tiem­po con él.

Agra­da­ble aro­ma = Se­xo se­gu­ro vein­ti­tan­tos: Una pa­re­ja se com­pro­me­te des­de el mo­men­to en que de­ci­den co­men­zar una re­la­ción, es­tén ca­sa­dos o no. Re­cuer­da que el com­pro­mi­so se ba­sa en el res­pe­to ha­cia la otra per­so­na. Si co­no­ces las ra­zo­nes por las que tu no­vio no quie­re ca­sar­se, res­pé­ta­las, no lo pre­sio­nes a ha­cer al­go de lo que no es­tá con­ven­ci­do o les trae­rá pro­ble­mas en un fu­tu­ro; que quie­ra vi­vir en unión li­bre no sig­ni­fi ca que no te quie­ra o que no le im­por­tes, al con­tra­rio, si te lo pro­pu­so es por­que sa­be de los de­be­res y obli­ga­cio­nes que con­lle­va com­par­tir un ho­gar. Pién­sa­lo, vi­vir jun­tos pue­de ser una opor­tu­ni­dad pa­ra co­no­cer­se me­jor en pa­re­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.