PRI­ME­RO CO­MO AMI­GOS

Veintitantos - - News -

To­do lo que pue­des apren­der de él sin du­da es una gran opor­tu­ni­dad. La ex­pe­rien­cia de la otra per­so­na, có­mo ha re­suel­to cier­tos pro­ble­mas, su desa­rro­llo pro­fe­sio­nal; son te­mas que en­ri­que­cen y es im­por­tan­te ver­lo co­mo un pro y no co­mo un con­tra. En oca­sio­nes pue­den caer en el error de lle­var su re­la­ción co­mo si te es­tu­vie­ra dan­do un cur­so o un re­ga­ño, y es ahí en don­de la edad pe­sa. No se tra­ta de dar­se el tra­ta­mien­to que te da­ría tu pro­fe­sor o tu pa­pá, sino de sa­ber co­mu­ni­car­te lo que él vi­vió co­mo un ami­go. Ser ami­gos pri­me­ro per­mi­ti­rá que no cai­gan en el error de que él ten­ga una ac­ti­tud de su­pe­rio­ri­dad y sea con­des­cen­dien­te con­ti­go, sino que sea un ver­da­de­ro apo­yo y una pa­re­ja con quien com­par­tir tu día a día sin ser juz­ga­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.