Sobrevive a 5FRASES TÓXICAS

Y no, la so­lu­ción no es un “¿ y quién?”, pa­ra que te con­tes­ten “¿ quién qué?”, y tú res­pon­das: “¿ quién te pre­gun­tó?” Hay otras for­mas de dar­le vuel­ta a esas per­so­nas sin que ter­mi­nes ba­jo­nea­da o enoja­da.

Veintitantos - - News -

Sa­be­mos que es mo­les­to es­cu­char de la bo­ca de un ter­ce­ro crí­ti­cas, pre­gun­tas in­có­mo­das, y peor aún, te­ner que dar ex­pli­ca­cio­nes al res­pec­to y tra­tar de com­pla­cer a to­do el mun­do. Por eso, re­lá­ja­te, res­pi­ra y no te cla­ves con es­tos co­men­ta­rios. Re­cuer­da que to­das so­mos di­fe­ren­tes; te­ne­mos me­tas, idea­les y for­mas de vi­da muy dis­tin­tos, los cua­les no lle­van un or­den ni una prio­ri­dad.

Fo­to Shut­ters­tock

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.