Sol­te­ra pe­ro con pa­re­ja, ¡ sí se pue­de!

"Quie­ro es­tar sol­te­ra, pe­ro con­ti­go", es­te tex­to de la es­cri­to­ra ca­na­dien­se Isa­be­lle Tes­sier abrió el de­ba­te ha­ce un par de años so­bre la vi­da en pa­re­ja y

Veintitantos - - Contenido -

Quie­ro que ha­ble­mos en la ca­ma por la ma­ña­na de to­do ti­po de co­sas, pe­ro al­gu­nas ve­ces por la tar­de; quie­ro que ca­da uno ha­ga lo que quie­ra du­ran­te el día”... “Quie­ro te­ner vi­da de sol­te­ra con­ti­go. Por­que nues­tra vi­da de pa­re­ja se­ría igual que nues­tra vi­da de sol­te­ros de aho­ra, pe­ro jun­tos”. Lo an­te­rior es un pe­que­ño frag­men­to de la car­ta pu­bli­ca­da en 2015 en The Huf­fing­ton Post. Es­te tex­to se lo es­cri­bió a un chi­co con el que ha­bía sa­li­do du­ran­te unos me­ses y que ha­bía par­ti­do de viaje. “Le es­cri­bí por San Va­len­tín mien­tras es­ta­ba en la otra pun­ta del mun­do”, di­jo en en­tre­vis­ta. In­me­dia­ta a su pu­bli­ca­ción se vi­ra­li­zó en re­des so­cia­les ge­ne­ran­do un gran de­ba­te. A mu­chas nos hi­zo an­he­lar una re­la­ción así: sin com­pli­ca­cio­nes, lle­na de con­fian­za, li­ber­tad y res­pe­to. Aun así es cier­to que po­cas ve­ces se es­tá dis­pues­to a ce­der y dar es­pa­cio, pues con­fun­di­mos el amor con po­se­sión. Y an­te es­to sur­ge la pre­gun­ta, ¿ real­men­te es po­si­ble? ¿ Có­mo con­se­guir­lo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.