PA­SOS PA­RA MANEJARLOS

Veintitantos - - Tu Vida -

1

ACEP­TA­CIÓN

Lo pri­me­ro que tie­nes que ha­cer, y lo más im­por­tan­te, es acep­tar tu reali­dad y no de­jar que tus ex­pec­ta­ti­vas no cum­pli­das o tus pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos te abru­men.

2

APRE­CIA LO QUE HI­CIS­TE

Pue­de que cuan­do ana­li­za­mos la for­ma en que he­mos en­fren­ta­do el cam­bio, nos dis­gus­ta­mos con no­so­tras mis­mas por el re­sul­ta­do, pe­ro es cues­tión de apren­di­za­je. Si en el pa­sa­do huis­te del pro­ble­ma, si cam­bias­te, si lu­chas­te por arre­glar la si­tua­ción… ha­yas he­cho lo que ha­yas he­cho, apré­cia­lo y no te culpes. Tu reac­ción en ese mo­men­to te ayu­dó a ma­ne­jar el tor­be­llino por el que pa­sas­te.

3

SÉ PO­SI­TI­VA

Es­te pa­so tie­ne que ver 100% con tu ac­ti­tud. Bús­ca­le el la­do bueno a las si­tua­cio­nes, pien­sa que to­do lo que te su­ce­de son lec­cio­nes y apren­di­za­jes que te ser­vi­rán de aquí en ade­lan­te, siem­pre ve la par­te po­si­ti­va de to­do.

4

SÉ FLE­XI­BLE

So­mos se­res me­tó­di­cos y de há­bi­tos, pe­ro afe­rrar­te a que las co­sas de­ben sa­lir tal y co­mo quie­res o cuan­do quie­res so­la­men­te te lle­na­rá de frus­tra­ción. De­ja que las co­sas su­ce­dan y si no te cau­san nin­gún da­ño, acép­ta­las con los bra­zos abier­tos. De­ja de afe­rrar­te al con­trol.

5

VE HA­CIA EL FU­TU­RO

A ve­ces, lo úni­co que es­ta­mos es­pe­ran­do es un li­ge­ro em­pu­jón que nos mo­ti­ve a to­mar nue­vas de­ci­sio­nes. El mie­do de mi­rar ha­cia ade­lan­te, es pre­ci­sa­men­te el me­jor com­bus­ti­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.