Tem­po­ra­da de va­ca­cio­nes

Dor­mir so­bre el Ca­ri­be me­xi­cano es al­go ex­cep­cio­nal. Una ex­pe­rien­cia que to­dos de­be­rían vi­vir, y aho­ra es po­si­ble en los pa­la­fi­tos de El Do­ra­do

Viajero - - CONTENIDO -

El Do­ra­do tie­ne una nue­va op­ción pa­ra quie­nes bus­can la mez­cla per­fec­ta de lu­jo y na­tu­ra­le­za

¿Hay al­go más re­la­jan­te que des­per­tar en una ha­bi­ta­ción con vis­ta al mar? Pro­ba­ble­men­te po­cas co­sas, y sin em­bar­go ya exis­te en Mé­xi­co una ex­pe­rien­cia que va más allá. Pa­ra hos­pe­dar­te so­bre el mar ya no es ne­ce­sa­rio via­jar ha­cia otras la­ti­tu­des, de­bi­do a que des­de sep­tiem­bre el Gru­po Ho­te­le­ro Ka­ris­ma —el cual cuen­ta con pro­pie­da­des en La­ti­noa­mé­ri­ca, el Ca­ri­be y Eu­ro­pa— inau­gu­ró los pri­me­ros pa­la­fi­tos so­bre las se­re­nas aguas del Ca­ri­be me­xi­cano. Lo me­jor es que to­dos es­tán ubi­ca­dos den­tro de El Do­ra­do Spa Re­sorts & Ho­tel, en Pla­ya Ma­ro­ma, Quin­ta­na Roo.

Imagina des­per­tar con her­mo­sas vis­tas ha­cia el ho­ri­zon­te, mi­rar ha­cia aba­jo y dar­te cuen­ta que pue­des ca­mi­nar so­bre sue­los de cris­tal que te mues­tran el azul tur­que­sa ma­rino. Es­to es un po­co de lo que es po­si­ble en cual­quie­ra de las 30 sui­tes ti­po pa­la­fi­tos del com­ple­jo. En ca­da una de és­tas en­con­tra­rás una es­ca­le­ra con ac­ce­so di­rec­to al mar, pis­ci­na pri­va­da, ja­cuz­zi y una am­plia te­rra­za que te ha­rán sen­tir co­mo en un edén. Pa­ra re­don­dear la gran ex­pe­rien­cia de hos­pe­dar­se en al­guno de los pa­la­fi­tos del ho­tel El Do­ra­do, exis­te Gour­met In­clu­si­ve Ex­pe­rien­ce, un con­cep­to gas­tro­nó­mi­co en el cual las crea­cio­nes ins­pi­ra­das en el mar y en su pro­pio in­ver­na­de­ro se­du­ci­rán tus sen­ti­dos.

Y por si fue­ra po­co, los ser­vi­cios y ame­ni­da­des es­pe­cia­les no ten­drán lí­mi­tes, de­bi­do a que hay una op­ción pa­ra ca­da gus­to y ne­ce­si­dad. Dis­fru­ta el Sol en ca­mas de día o, si lo pre­fie­res, per­so­na­li­za tu pro­pio píc­nic en la pla­ya y go­za del ser­vi­cio de un ma­yor­do­mo, quien te apo­ya­rá en to­do lo que ne­ce­si­tes, des­de ser­vi­cio a la ha­bi­ta­ción, re­ser­va­cio­nes de ac­ti­vi­da­des, entrega de pro­tec­tor so­lar y ma­te­rial de lec­tu­ra en cor­te­sía, in­clu­so bo­ca­di­llos y be­bi­das, di­rec­ta­men­te en la pla­ya o pis­ci­na.

PA­RA DIS­FRU­TAR EL AM­BIEN­TE QUE SO­LO UNA PLA­YA PA­RA­DI­SÍA­CA DES­DE SU CEN­TRO: EL MAR. EL TUR­QUE­SA DE LAS AGUAS INVADIRÁ

DEL CA­RI­BE ME­XI­CANO RE­GA­LA, NA­DA ME­JOR QUE HA­CER­LO TU VIS­TA MIEN­TRAS LAS INS­TA­LA­CIO­NES DE LOS PA­LA­FI­TOS TE MIMAN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.