Con­so­li­da­do

un lugar sin pre­ten­sio­nes ni eti­que­tas don­de se co­me bien y te re­ci­ben co­mo en ca­sa

Viajero - - DÓNDE COMER -

La his­to­ria de Ca­ro­lo co­men­zó en 2007, año en que una pe­que­ña pa­na­de­ría abrió sus puer­tas en Bos­ques de las Lo­mas. Fue tal su éxi­to que, en tan so­lo un año, aquel tí­mi­do lo­cal se con­vir­tió en restaurante, y el tiem­po le sen­tó bien, pues tres es­ta­ble­ci­mien­tos más se su­ma­ron a la ecua­ción: Car­so, San­ta Fe e In­ter­lo­mas. La se­gun­da su­cur­sal se ha convertido en una de las con­sen­ti­das, pues sin im­por­tar el día de la se­ma­na, siem­pre ha­brá co­men­sa­les. Tan­to su ho­ra­rio extenso co­mo su me­nú di­ver­so, ha­cen que Ca­ro­lo sea el per­fec­to pun­to de reunión. Es común en­con­trar al­gu­na que otra me­sa de eje­cu­ti­vos que sos­tie­nen una reunión de negocios o un gru­po de ami­gas dis­fru­tan­do de una bue­na con­ver­sa­ción.

Tal vez se de­ba a su sen­ci­llo y moderno in­terio­ris­mo acen­tua­do con detalles de ma­de­ra y piel que otor­gan una at­mós­fe­ra chic sin caer en pre­ten­sio­nes. Lla­ma la aten­ción la ca­va sus­pen­di­da al cen­tro del sa­lón, así co­mo su co­ci­na abier­ta, des­de don­de se ob­ser­va el horno lis­to para hor­near piz­zas. Su car­ta no es me­di­te­rrá­nea ni tam­po­co asiá­ti­ca, aun­que va­rios pla­tos del me­nú po­drían in­si­nuar­lo. Se tra­ta de un es­pa­cio don­de el hi­lo con­duc­tor son los an­to­jos. Y es que el hum­mus com­par­te es­pa­cio con ta­cos e incluso con un pul­po a la bra­sas. Ofer­ta con­ve­nien­te cuan­do se visita en gru­pos gran­des. Pue­des ele­gir en­tre una gran se­lec­ción de en­tra­das frías, ca­lien­tes, so­pas, en­sa­la­das, pla­tos fuer­tes, o sim­pli­fi­car­te la vida con su me­nú de de­gus­ta­ción; es para dos per­so­nas, cons­ta de siete tiem­pos e in­clu­ye dos de los pla­tos más po­pu­la­res del lugar: las tos­ta­das de atún con ade­re­zo de so­ya, jen­gi­bre y gua­ca­mo­le, y la al­ca­cho­fa al car­bón con alio­li de es­pe­cias me­di­te­rrá­neas. De­ja es­pa­cio para sa­bo­rear al­guno de sus pos­tres. El key li­me pie y la tar­ta de hi­go son las re­co­men­da­cio­nes. Su te­rra­za es men­ción apar­te, pues otor­ga una vis­ta al mu­seo Sou­ma­ya y es perfecta para el af­ter of­fi­ce. CH: $550. La­go Zu­rich 245, Am­plia­ción Gra­na­da (55) 4976 0134. ca­ro­lo.com.mx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.