El rey de los ma­ris­cos

Viajero - - COMIDA -

Si bien la for­ma de los per­ce­bes no es ape­ti­to­sa, su car­ne sí lo es. Es­te crus­tá­ceo que se alo­ja en las ro­cas, se com­po­ne de pen­dúncu­lo y uña, y para co­ci­nar­lo bas­ta co­cer­lo en agua con sal. Co­mer­lo es sen­ci­llo: so­lo se de­be su­je­tar de la uña, hacer una in­ci­sión en el cuer­po con el pul­gar, y re­tor­cer­lo de for­ma li­ge­ra para li­be­rar la piel. En nues­tro país es en En­se­na­da don­de exis­te ma­yor ofer­ta, por lo que chefs co­mo die­go Hernández Baquedano lo apro­ve­cha en tos­ta­das con ma­ni­tas puer­co. Pieza $369 en city­mar­ket.com.mx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.