En pa­la­bras de...

Viajero - - SOBREMESA -

Re­co­no­ci­mien­to La gran­de­za de Oa­xa­ca se de­be a to­dos los sa­bo­res que pro­vie­nen de ca­da rin­cón de mi tie­rra. Son pre­ci­sa­men­te es­tos los que cau­ti­van al mundo. Viajes gas­tro­nó­mi­cos Me gus­ta via­jar a las co­mu­ni­da­des para conocer los productos de sus mil­pas. Ca­da co­se­cha es di­fe­ren­te gra­cias al cli­ma, la tie­rra, la al­tu­ra y la hu­me­dad de ca­da re­gión. El hu­mo da el sabor En mis ex­plo­ra­cio­nes apren­dí a hacer ta­ma­les chan­cle­tes, los cua­les se pre­pa­ran con ho­ja de plá­tano pasada por fue­go para que el hu­mo se pe­ne­tre en ella. Son de mo­le amarillo con ho­ja san­ta, una ver­da­de­ra de­li­cia que también com­par­ti­mos en Las Quin­ce Letras. ¿Sa­bían que? Quie­ro com­par­tir­les que, de acuer­do a es­tu­dios an­tro­po­ló­gi­cos, el maíz es ori­gi­na­rio de la re­gión que ro­dea a la zo­na ar­queo­ló­gi­ca de Ya­gul, en Oa­xa­ca. A par­tir de esos des­cu­bri­mien­tos, el maíz fue nom­bra­do Pa­tri­mo­nio In­tan­gi­ble de la Hu­ma­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.