VUE­LO

Vogue Hombre - - RELOJES -

AL­BER­TO SAN­TOS DU­MONT Y LOUIS CAR­TIER PRO­TA­GO­NI­ZA­RON UNA RE­LA­CIÓN DE CAMARADERÍA Y AD­MI­RA­CIÓN MU­TUA, QUE SE TRA­DU­JO EN LA INTREPIDEZ CON QUE MIRARON SUS VI­DAS: UNO CO­MO PI­LO­TO, EL OTRO CO­MO DOMADOR DEL TIEM­PO

Hay pie­zas que ate­so­ra­mos por mu­chas ra­zo­nes. Pue­de ser un au­to­mó­vil, un mue­ble, una pren­da de ves­tua­rio o, más que mu- chas otras co­sas, un gran re­loj. El San­tos, de Car­tier, es una de esas po­se­sio­nes que nos co­lo­can en la mano el po­der de la ele­gan­cia, la intrepidez y al es­pí­ri­tu de aven­tu­ra pro­fun­da del hom­bre que se sa­be ca­paz de do­mar el fu­tu­ro.

To­do eso se tra­du­ce en un fil­me ins­pi­ra­do en Al­ber­to San­tos Du­mont, ami­go a to­da prue­ba de Louis Car­tier. El le­gen­da­rio pi­lo­to hi­zo de su vi­da una con­se­cu­ción de ca­pí­tu­los de desafío a me­tas pa­ra otros qui­mé­ri­cas. La ca­pa­ci­dad de ven­cer las ata- du­ras de lo po­si­ble y aven­tu­rar­se has­ta ven­cer to­do obs­tácu­lo, es al­go en lo que coin­ci­den el hom­bre y la má­qui­na que lle­va su nom­bre. En so­lo 60 se­gun­dos, las po­de­ro­sas imá­ge­nes crea­das por Seb Ed­wards —y pro­ta­go­ni­za­das por Ja­ke Gy­llen­haal—, lle­van a to­dos la at­mós­fe­ra y el men­sa­je de una vi­da ex­cep­cio- nal. “Qui­se crear un mun­do fan­tás­ti­co al es­ti­lo de Fe­lli­ni, pa­ra na­rrar la im­pre­sio­nan­te his­to­ria des­de los ojos de Car­tier, de la ma­ne­ra más in­me­dia­ta po­si­ble. In­ten­té cap­tar el es­pí­ri­tu de Al- ber­to San­tos Du­mont y su ob­se­sión con vo­lar, con la ve­lo­ci­dad y con el pe­li­gro”, di­ce el di­rec­tor bri­tá­ni­co. “Me gus­ta ima­gi­nar có­mo fue­ron sus sue­ños... Y crear imá­ge­nes li­bres en una suer­te de fan­ta­sía abs­trac­ta”. ¡Me­ta al­can­za­da!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.