Sin fil­tros en­tre obra y pú­bli­co,

La de­mo­cra­ti­za­ción se po­si­cio­na so­bre la SUB­JE­TI­VI­DAD co­mo una nue­va for­ma de AR­TE, gra­cias a Alejandra Mar­tí­nez y su pro­yec­to Anó­ni­mo

VOGUE (México) - - Contents - Fo­tó­gra­fa FER­NAN­DA ROEL

Alejandra Mar­tí­nez se ha po­si­cio­na­do co­mo una de las gran­des pro­mo­to­ras del ar­te me­xi­cano. Anó­ni­mo es su nue­vo pro­yec­to.

¿Al­gu­na vez se han pre­gun­ta­do cuán­to cues­ta un nom­bre? O, ¿qué se­ría de las gran­des le­yen­das de la his­to­ria si su rú­bri­ca fue­ra bo­rra­da de su crea­ción? En un mun­do que reivin­di­ca la eli­mi­na­ción de eti­que­tas, la de­mo­cra­ti­za­ción del ar­te se al­za so­bre la sub­je­ti­va­ción de la in­dus­tria con un es­que­ma tan sen­ci­llo co­mo con­tun­den­te: el ano­ni­ma­to.

Alejandra Mar­tí­nez se ha lo­gra­do po­si­cio­nar co­mo el me­sías del ar­te ma­de in Me­xi­co con un pro­yec­to, de nom­bre Anó­ni­mo, ba­sa­do en la su­pre­sión de ­ltros en­tre una obra de ar­te y su pú­bli­co ob­je­ti­vo. “Pre­ten­de ge­ne­rar un es­pa­cio to­tal­men­te li­bre de pro­to­co­lo”, a­rma la li­cen­cia­da en Mar­ke­ting so­bre una subas­ta en la que los com­pra­do­res eli­gen pu­jar por di­fe­ren­tes pie­zas, sin co­no­cer el nom­bre del au­tor, has­ta pa­gar el im­por­te pro­me­ti­do. “Des­de la pri­me­ra edi­ción, en el mar­co de Art Ba­sel Mia­mi, hi­ci­mos sold out.

Hu­bo una res­pues­ta muy po­si­ti­va, y un po­co de mor­bo de­trás de tra­tar de adi­vi­nar quié­nes eran los ar­tis­tas”.

Con tres nue­vas fe­chas ­ja­das en el ca­len­da­rio, una de ellas lle­va­rá a Alejandra de vuel­ta a sus orí­ge­nes, con­cre­ta­men­te al Mu­seo Ta­ma­yo don­de, coin­ci­dien­do con Ga­llery Wee­kend, ce­le­bra­rá, en sep­tiem­bre, su pri­me­ra Co­llec­tors Edi­tion, que cuen­ta con do­na­cio­nes de va­rias co­lec­cio­nes pri­va­das y cu­yos fon­dos irán des­ti­na­dos a la fun­da­ción Ol­ga y Ru­no Ta­ma­yo. Al mis­mo tiem­po, es una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra fo­men­tar el ar­te me­xi­cano que, se­gún Alejandra, es­tá en su me­jor mo­men­to: “Por to­dos la­dos es­tá sor­pren­dien­do y la Ciu­dad de Mé­xi­co, en con­cre­to, es­tá con­si­de­ra­da el Berlín del mo­men­to”.

Apro­ve­cho pa­ra pre­gun­tar­le si cree que el cam­bio de go­bierno afec­ta­rá a ese au­ge na­cio­nal y su res­pues­ta es es­pe­ran­za­do­ra: “Van a ser unos cuan­tos años de in­cer­ti­dum­bre eco­nó­mi­ca que, por su­pues­to, afec­ta­rá al mun­do del ar­te pues, al ­nal, es lo más su­per“uo y lo pri­me­ro en lo que la gen­te de­ja de gas­tar. No va a ser fá­cil, pe­ro es al­go que nun­ca se sa­be. A ve­ces en épo­cas de in­cer­ti­dum­bre es cuan­do se abren las puer­tas a otras co­sas que no te­nías ni pen­sa­do, por­que te sa­can de tu zo­na de con­fort. No po­de­mos dor­mir­nos ni vic­ti­mi­zar­nos. Lo que ven­ga va­mos a es­tar bien”. Ade­más de una nue­va fe­cha pa­ra Anó­ni­mo en Mia­mi, Alejandra, quien se de­cla­ra ad­mi­ra­do­ra de Ga­briel Oroz­co, Jo­sé Dá­vi­la, y quien con­si­de­ra a Pe­dro Re­yes “una oda a lo me­xi­cano con­tem­po­rá­neo”, co­la­bo­ra­rá con la fun­da­ción De­ser­tX, ubi­ca­da en el de­sier­to de Palm Springs, pa­ra lo­grar que el si­guien­te ar­tis­ta en te­ner una pie­za en ese es­pa­cio sea de ori­gen me­xi­cano. El amor pla­tó­ni­co de Alejandra con es­ta in­dus­tria vie­ne de sus años de es­tu­dian­te en Mia­mi, don­de tu­vo su pri­mer acer­ca­mien­to con el ar­te con­tem­po­rá­neo. En 2010 fun­dó Ar­te Ca­re­yes jun­to a Ale­jan­dro Se­rra­tos y cin­co años después ven­dió su par­te pa­ra de­di­car­se ex­clu­si­va­men­te a Anó­ni­mo. Y, aun­que ase­gu­ra es­tar con­for­me con su reali­dad, a­rma que “te­ner esa ham­bre in­sa­cia­ble” no le gus­ta, su

ilu­sio­na­da .· AME­LIA sub­cons­cien­te la trai­cio­na cuan­do le pre­gun­to so­bre su si­guien­te sue­ño por cum­plir: “Quie­ro ha­cer una bie­nal de ci­vi­li­za­ción”, con­clu­ye

Arri­ba: Mun­do Ra­ro, 2015, de Jo­sé Dá­vi­la, obra que se subas­tó enla 3a. edi­ción de Anó­ni­mo en el 2017en Mia­mi; más arri­ba: La­bo­ra­to­rioNe­va­do IV, 2016, de Ema­nuel To­var, obra que se subas­tó en la 2a. edi­ción de Anó­ni­mo en el 2016 en Mia­mi. En pá­gi­naopues­ta, de iz­da. a dcha.: Alejandra Mar­tí­nez; Cá­lla­te y si­gue na­dan­do,2017, de Iván Kras­soie­vitch, obra que se subas­tó en la3a. edi­ción de Anó­ni­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.