Ar­qui­tec­tu­ra hu­ma­nis­ta,

Ro­za­na Mon­tiel con­ci­be el queha­cer ar­qui­tec­tó­ni­co co­mo la for­ma de CREAR es­pa­cios de in­ter­re­la­ción hu­ma­na que ge­ne­ren iden­ti­dad. Pa­ra ella, DI­SE­ÑAR es una ma­ne­ra de ma­te­ria­li­zar una idea, de pen­sar­la y ex­pe­ri­men­tar­la; de abrir jue­gos de per­cep­ción que di

VOGUE (México) - - Contents - Fo­tó­gra­fa FER­NAN­DA ROEL PAU­LI­NA SÁN­CHEZ

Ro­za­na Mon­tiel es una de las ar­qui­tec­tas más des­ta­ca­das de la es­ce­na lo­cal.

La con­cien­cia social de su des­pa­cho ha si­do con­se­cuen­cia de una prác­ti­ca con­gruen­te que bus­ca so­lu­cio­nes in­te­gra­les pa­ra los usua­rios de un es­pa­cio. Con una vi­sión que con­si­de­ra la ha­bi­ta­bi­li­dad y den­si­fi­ca­ción de un lu­gar, así co­mo el desa­rro­llo de la cultura lo­cal, bus­can reha­bi­li­tar es­pa­cios y re­sol­ver pro­ble­mas sis­té­mi­ca­men­te. “Hay que re­pen­sar el di­se­ño co­mo una es­tra­te­gia crea­ti­va pa­ra re­sol­ver gran­des pro­ble­mas. En un mun­do de tiem­po y re­cur­sos li­mi­ta­dos”, com­par­te la ar­qui­tec­ta me­xi­ca­na.

El desafío más sig­ni­fi­ca­ti­vo que ha en­fren­ta­do al ha­cer ar­qui­tec­tu­ra social es­tá re­la­cio­na­do con ba­rre­ras fí­si­cas y men­ta­les, “hay una idea ge­ne­ra­li­za­da, pe­ro erró­nea, de que no es po­si­ble ha­cer buen di­se­ño con un ba­jo pre­su­pues­to. ‘Ha­cer lu­gar’ im­pli­ca con­cien­ti­zar a ins­ti­tu­cio­nes e ini­cia­ti­va pri­va­da de que un usua­rio es más que un con­su­mi­dor”, ase­gu­ra.

Con­ven­ci­da de que a tra­vés de los es­pa­cios se po­ten­cian dis­tin­tas

re­la­cio­nes hu­ma­nas, Ro­za­na re­co­no­ce que en Mé­xi­co es im­por­tan­te re­cons­truir la no­ción de lo pú­bli­co a par­tir del di­se­ño de es­pa­cios co­mu­nes, co­mo un lu­gar de ges­tión social au­tén­ti­ca: “un an­cla­je pa­ra la re­si­lien­cia y la equi­dad en la so­cie­dad”. Por ello, a fu­tu­ro le gus­ta­ría tra­ba­jar en más pro­yec­tos que im­pli­quen re­pen­sar el mo­de­lo de vi­vien­da social, la mo­vi­li­dad ur­ba­na y los es­pa­cios cul­tu­ra­les, re­crea­ti­vos y de­por­ti­vos in­for­ma­les.

Ro­za­na Mon­tiel ha si­do re­co­no­ci­da in­ter­na­cio­nal­men­te: fue ga­na­do­ra del Ove­rall Award y ob­tu­vo el pri­mer lu­gar de la ca­te­go­ría Mo­ving en los Arch­ma­rat­hon Awards de Mia­mi. Tam­bién fue ga­lar­do­na­da con el Moi­ra Gem­mill Award otor­ga­do por The Architectural Re­view en Lon­dres y ga­na­do­ra del Pre­mio Emer­ging Voi­ces con­ce­di­do por

The Architectural Lea­gue of New York, en­tre otros. Re­cien­te­men­te, fue la úni­ca me­xi­ca­na in­vi­ta­da de for­ma in­di­vi­dual a la Bie­nal de Ar­qui­tec­tu­ra de Ve­ne­cia.

Al pre­gun­tar a la crea­do­ra su pos­tu­ra so­bre los mu­ros fron­te­ri­zos, cuen­ta que es­te año im­par­tió un ta­ller de di­se­ño en la Uni­ver­si­dad de Cor­nell, con­jun­ta­men­te con De­rek De­lle­kamp, en el que se re­plan­tea­ron los mu­ros co­mo eco­lo­gías ur­ba­nas más que co­mo de­mar­ca­do­res geo­po­lí­ti­cos. “Yo abor­da­ría los mu­ros fron­te­ri­zos co­mo un eco­tono ur­bano más que una lí­nea di­vi­so­ria”. Ella pien­sa que si los mu­ros fue­ran re­sig­ni­fi­ca­dos co­mo una pie­za de in­fra­es­truc­tu­ra po­drían con­tri­buir a la mo­vi­li­dad in­ter­ur­ba­na, la re­no­va­ción de ener­gía, las ca­de­nas de pro­duc­ción, el re­ci­cla­je, el desa­rro­llo co­mer­cial y las so­cie­da­des de co­no­ci­mien­to: “Sus­ten­ta­rían un ple­xo

fron­te­ras.·ANA fron­te­ri­zo de opor­tu­ni­dad”. Una con­cep­ción que ayu­da­ría a di­luir el com­ple­jo bor­de en­tre la reali­dad y la fic­ción de un mun­do con

Arri­ba: la pie­zaStand Ground, pre­sen­ta­da en la 16ª Mues­tra Internacional de Ar­qui­tec­tu­raFrees­pa­ce, apa­ren­ta ha­ber de­rri­ba­do el mu­ro de ex­hi­bi­ción y lo re­in­ter­pre­ta co­mo sue­lo. So­bre el mu­ro ori­gi­nal, una pan­ta­lla pro­yec­ta en tiem­po real la ac­ti­vi­dad al ex­te­rior; de es­ta for­ma lo­gra­ron co­mu­ni­car el te­rreno pú­bli­co y pri­va­do, y rom­per con la ba­rre­ra tá­ci­ta de cual­quier es­pa­cio mu­seo­grá­fi­co que es “no to­car”; más arri­ba: Ro­za­na Mon­tiel con al­gu­nas in­te­gran­tes de su equi­po; arri­ba, iz­da.: la Ca­sa Albino Or­te­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.