El ri­tual de to­dos los días

Women's Health (México) - - ESTILO+BELLEZA -

“Es im­por­tan­te men­cio­nar que el ma­qui­lla­je es una he­rra­mien­ta pa­ra real­zar tu be­lle­za na­tu­ral, no pa­ra ta­par­la”, nos di­ce Car­men Me­na, es­te t oc os me­tó­lo­ga,c os meatr ay ana­lis­ta de co­lor es­pe­cia­li­za­da en ma­qui­lla­je pro­fe­sio­nal. Mu­chas mu­je­res bus­can ma­qui­lla­jes de al­ta co­ber­tu­ra pa­ra di­si­mu­lar man­chas o marcas de ac­né, pe­ro el ex­ce­so de es­tos pro­duc­tos va da­ñan­do tu piel, obs­tru­yen­do los po­ros, des­hi­dra­tan­do, eli­mi­nan­do las gra­sas na­tu­ra­les y dan­do como re­sul­ta­do que, con el tiem­po, le qui­te la lu­mi­no­si­dad y de­je de te­ner una apa­rien­cia sa­na. “No hay una edad ideal pa­ra co­men­zar a pro­te­ger­nos, ten pre­sen­te que el cui­da­do de hoy es el re­fle­jo de ma­ña­na, por lo que de­be­mos de­jar des­can­sar el cu­tis pe­rió­di­ca­men­te y usar los ma­qui­lla­jes pe­sa­dos solo en oca­sio­nes es­pe­cia­les”. Lu­cir in­creí­ble y al mis­mo tiem­po vi­gi­lar tu as­pec­to ex­te­rior es po­si­ble, solo de­bes to­mar en cuen­ta que lo que uti­li­ces ten­ga los ingredientes ade­cua­dos, así que ¡a leer las le­tras pe­que­ñas! Por ejem­plo, no es re­co­men­da­ble usar co­me­do­gé­ni­cos, ya que des­hi­dra­tan la tez, ade­más de la im­por­tan­cia de que te acos­tum­bres a te­ner una ru­ti­na por ma­ña­na y no­che pa­ra man­te­ner la epi­der­mis sa­na. “Una se­sión com­ple­ta muy tem­prano in­clu­ye al me­nos tres pa­sos: lim­piar, hu­mec­tar y uni­fi­car. Es ne­ce­sa­rio tam­bién usar cre­ma de día pa­ra evi­tar el da­ño de los fac­to­res am­bien­ta­les como el sol y la con­ta­mi­na­ción, y pa­ra el día a día de una mu­jer que le gus­te ser prác­ti­ca o ten­ga po­co tiem­po, lo ideal es una BB Cream que con­ten­ga un FPS de al me­nos 15 UVB/UVA ”, acon­se­ja Car­men. Ade­más de pre­pa­rar la piel an­tes del ma­qui­lla­je, nos re­co­men­dó rea­li­zar una ex­fo­lia­ción pe­rió­di­ca, la cual per­mi­ti­rá la re­no­va­ción ce­lu­lar. Al me­nos una vez a la se­ma­na es bá­si­co apli­car mas­ca­ri­llas o tra­ta­mien­tos ex­fo­lian­tes y de hi­dra­ta­ción in­ten­sa que lle­gue a las ca­pas más pro­fun­das de la epi­der­mis pa­ra ob­te­ner una re­ge­ne­ra­ción sig­ni­fi­ca­ti­va, y por las noches otra cre­ma que ayu­de a evi­tar el da­ño cau­sa­do por los ra­di­ca­les li­bres. “Hoy la ne­ce­si­dad de es­to es más fuer­te que an­tes por la con­ta­mi­na­ción, el ca­len­ta­mien­to glo­bal y la fal­ta de tiem­po o ac­ce­si­bi­li­dad pa­ra lle­var una die­ta ba­lan­cea­da, lo que nos exi­ge ser más cui­da­do­sas”, agre­ga la ex­per­ta. Al per­mi­tir la re­ge­ne­ra­ción ce­lu­lar tam­bién eli­mi­na­re­mos los ras­gos de fa­ti­ga, lu­cien­do fres­cas y des­can­sa­das. Es­to no se con­si­gue so­la­men­te con ma­qui­lla­je, sino con pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra lim­piar, hu­mec­tar y re­du­cir man­chas como las oje­ras, que son el prin­ci­pal signo de can­san­cio que bus­ca­mos eli­mi­nar del ros­tro a to­da cos­ta. La cla­ve de una piel sa­na y be­lla: la dis­ci­pli­na. “La lim­pie­za de­be rea­li­zar­se dia­ria­men­te, sin ex­cep­cio­nes, aun­que sal­ga­mos de fies­ta o es­te­mos muy can­sa­das. Lo prin­ci­pal es te­ner un des­ma­qui­llan­te es­pe­cí­fi­co pa­ra el área de ojos y la­bios, igual­men­te re­co­mien­do uti­li­zar un acei­te lim­pia­dor y una lo­ción hi­dra­tan­te pa­ra pro­cu­rar la fres­cu­ra na­tu­ral y la re­ge­ne­ra­ción de las cé­lu­las, mien­tras nues­tra der­mis descansa del ma­qui­lla­je. “Y, una vez más, la ex­fo­lia­ción e hi­dra­ta­ción por se­ma­na es una ru­ti­na in­dis­pen­sa­ble”, ase­gu­ra Car­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.