Eres lo que co­mes

Women's Health (México) - - BELLEZA -

“Ge­ne­ral­men­te vi­vi­mos preo­cu­pa­das por pro­te­ger la piel con cre­mas o si­guien­do una ru­ti­na de lim­pie­za. Pe­ro lo que mu­chas ve­ces ol­vi­da­mos es que tam­bién la po­de­mos cui­dar des­de aden­tro; es de­cir, nuestro es­ti­lo de vi­da y, prin­ci­pal­men­te, lo que con­su­mi­mos y me­te­mos a nuestro cuer­po to­dos los días”, di­ce Nat­haly Mar­cus, nu­trió­lo­ga fun­cio­nal de Bie­nes­ta. Así que si no­tas que esa cre­ma que tan­to te re­co­men­da­ron no es­tá sur­tien­do efec­to, tal vez se tra­te de al­go más pro­fun­do. El al­cohol, ci­ga­rro, es­trés y los ma­los há­bi­tos ali­men­ti­cios con­tri­bu­yen a la for­ma­ción de ra­di­ca­les li­bres, los cua­les son los pro­mo­to­res de arru­gas, man­chas y va­rias en­fer­me­da­des, ace­le­ran­do el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to. Por es­to es real­men­te im­por­tan­te con­sen­tir a tu cu­tis des­de el in­te­rior con una die­ta sa­na, equi­li­bra­da, va­ria­da y co­lo­ri­da. “Lo pri­me­ro que de­be­mos te­ner cla­ro es que so­mos lo que co­me­mos”, nos in­di­ca Nat­haly. Los ali­men­tos pro­ce­sa­dos, po­co sa­lu­da­bles, y vi­cios como el ci­ga­rro y el al­cohol son al­gu­nos de los as­pec­tos que pue­den oca­sio­nar in­fla­ma­ción ce­lu­lar, ya que arra­san con nues­tras vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les, con­tie­nen calorías va­cías que afec­tan la piel y ha­cen que luz­ca apa­ga­da y opa­ca. Es­tas sus­tan­cias in­fla­ma­to­rias ata­can las cé­lu­las del te­ji­do, lo que pue­de afec­tar el co­lá­geno y su elas­ti­ci­dad, así como la hi­dra­ta­ción, ge­ne­ran­do re­se­que­dad y las tan te­mi­das arru­gas, ro­ban­do vi­da y, sobre to­do, sa­lud. Un há­bi­to ali­men­ti­cio que to­das de­be­ría­mos po­ner en prác­ti­ca es una die­ta an­ti­in­fla­ma­to­ria, ri­ca en áci­dos gra­sos Ome­gas 3,6y9, ya que si solo in­ge­ri­mos el 3, las mu­je­res ten­de­mos a re­se­car­nos más (pes­ca­dos como sal­món, tru­cha, sar­di­nas, atún, las se­mi­llas de hemp, de chía y gi­ra­sol, li­na­za mo­li­da, fru­tos se­cos como nue­ces, al­men­dras, pis­ta­chos, agua­ca­te, pal­mi­tos y acei­tes como el de oli­va, los con­tie­nen) y en an­ti­oxi­dan­tes, vi­ta­mi­nas A,EyC, que son nues­tras prin­ci­pa­les alia­das. Se­gún lo de­mues­tran di­ver­sos es­tu­dios, cier­tos com­ple­men­tos evi­tan el da­ño cau­sa­do por los ra­di­ca­les li­bres y re­tar­dan los sig­nos del en­ve­je­ci­mien­to. Los ve­ge­ta­les ver­des con­tie­nen vi­ta­mi­na E y los ro­jos tie­nen be­ta­ca­ro­teno, que el or­ga­nis­mo con­vier­te en vi­ta­mi­na A pre­vi­nien­do el da­ño ce­lu­lar y la ve­jez pre­ma­tu­ra. “In­cor­po­ra a tu ali­men­ta­ción los su­per­ali­men­tos, como cúr­cu­ma, lú­cu­ma, ca­ne­la, jen­gi­bre, es­pi­ru­li­na, chlo­re­lla, go­jis y ca­cao. To­ma tés, en es­pe­cial el ver­de y de jen­gi­bre “y be­be mu­cha agua du­ran­te to­do el día pa­ra es­tar muy bien hi­dra­ta­da”, nos acon­se­ja Nat­haly. Evi­ta una ma­la ali­men­ta­ción y un ho­ra­rio no ap­to (el cual tam­bién pue­de ge­ne­rar es­trés), ya que va a pro­mo­ver la ge­ne­ra­ción de es­tos ra­di­ca­les li­bres, los cua­les da­ñan a pro­fun­di­dad la sa­lud de la piel. El no dor­mir su­fi­cien­tes ho­ras y los pro­ble­mas di­ges­ti­vos como el es­tre­ñi­mien­to, cau­san más acu­mu­la­ción de to­xi­nas y se no­ta. “Lle­var una die­ta de­tox y an­ti­in­fla­ma­to­ria con­sis­te en de­jar des­can­sar a ri­ño­nes, hí­ga­do e in­tes­tino, en es­pe­cial que des­in­fla­me y no es­té permea­ble, re­du­cien­do el con­su­mo de to­dos los ali­men­tos que con­ten­gan glu­ten, en­tre ellos pa­nes, pas­tas, ce­rea­les, lác­teos y sus de­ri­va­dos, así como azú­ca­res no na­tu­ra­les”, con­clu­ye.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.