FIT­NESS

Women's Health (México) - - TÚ PREGUNTA -

PSiem­pre me ma­reo en mis cla­ses en el gim­na­sio, aun­que co­ma un snack an­tes. ¿De­be­ría preo­cu­par­me? Exis­ten tres cau­sas prin­ci­pa­les por las cua­les te ma­reas du­ran­te o des­pués del ejer­ci­cio: un ba­jón de azú­car en la san­gre, la pre­sión san­gui­nea o el ph (la san­gre se vuel­ve un po­co más áci­da du­ran­te el ejer­ci­cio de al­ta in­ten­si­dad, ya que tus múscu­los li­be­ran áci­do lác­ti­co mien­tras tra­ba­jan). Pa­ra pre­ve­nir es­ta dis­mi­nu­ción de azú­car, tra­ta de no co­mer na­da tres ho­ras an­tes del en­tre­na­mien­to. Lée­nos bien: A me­nos que ha­yas es­ta­do en ayuno du­ran­te 24 ho­ras o ha­yas co­rri­do un ma­ra­tón, tu hí­ga­do y múscu­los ten­drán un mon­tón de glu­có­geno al­ma­ce­na­do (un gru­po de mo­lé­cu­las de azú­car jun­tas) pa­ra man­te­ner tu ener­gía du­ran­te el ejer­ci­cio. Ade­más, co­mer des­en­ca­de­na la li­be­ra­ción de la hor­mo­na in­su­li­na, la cual le di­ce a las cé­lu­las en tu cuer­po que ab­sor­ban el azú­car de la san­gre. El ejer­ci­cio no so­lo ha­ce a tus cé­lu­las más sen­si­bles a la in­su­li­na, tam­bién abre “puer­tas adi­cio­na­les de azú­car” den­tro de las cé­lu­las mus­cu­la­res, lo que equi­va­le a una caí­da de azú­car en la san­gre. En cuan­to a la pre­sión ar­te­rial, man­te­ner­te hi­dra­ta­da (to­mar mí­ni­mo 350 ml de agua du­ran­te el ejer­ci­cio) y de­di­car al me­nos cin­co mi­nu­tos a ca­len­tar y en­friar pue­de ayu­dar a re­gu­lar sus ni­ve­les. Si el au­men­to de áci­do lác­ti­co es lo que te está afec­tan­do, es­te pro­ble­ma de­be ir­se con el tiem­po, mien­tras tu cuer­po se acos­tum­bra a los en­tre­na­mien­tos in­ten­sos.

KRISTIN J. SPEAKER, FISIÓLOGA DEL EJER­CI­CIO EN EL CEN­TRO DE BIE­NES­TAR ANSCHUTZ, EN COLORADO.

PA­RA MAN­TE­NER­TE ES­TA­BLE, PERMANECE HI­DRA­TA­DA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.