QUÉ DE­MO­NIOS HA­GO CON LA ES­PI­RU­LI­NA VI­VA

Gran fuen­te de vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les y pro­teí­nas. Co­mien­za a in­cluir­la ya en tus li­cua­dos y bowls de desa­yuno.

Women's Health (México) - - NEWS -

Apren­de a usar es­te in­gre­dien­te de ma­ne­ra fá­cil y deliciosa.

Has es­cu­cha­do mu­cho ha­blar de la fa­mo­sa es­pi­ru­li­na, un al­ga azul-ver­do­sa que cre­ce en agua dulce o sa­la­da, con­si­de­ra­da un mi­cro ve­ge­tal acuá­ti­co, ¿ sa­bes cuál es la me­jor for­ma de con­su­mir­la? Nor­mal­men­te la en­con­tra­mos en ver­sión de pol­vo o pas­ti­lla, pe­ro po­de­mos ob­te­ner más be­ne­fi­cios de ella si la con­su­mi­mos fres­ca, pues sus cé­lu­las se en­cuen­tran in­tac­tas y con­ser­va el nutriente fi­co­cia­ni­na, el cual se pier­de du­ran­te el pro­ce­so de pul­ve­ri­za­ción, de­bi­do al con­tac­to con la luz, o por su ex­trac­ción pa­ra uso en su­ple­men­tos. Se re­co­mien­da con­su­mir en­tre uno y seis gra­mos dia­rios de es­te ver­sá­til ali­men­to cu­yo sabor com­bi­na per­fec­ta­men­te con pla­ti­llos dul­ces o sa­la­dos, y és­te es tan su­til que in­clu­so se pue­de co­mer so­lo. La es­pi­ru­li­na tie­ne un per­fil de nu­trien­tes ex­cep­cio­nal: es in­creí­ble­men­te rica en pro­teí­nas, vi­ta­mi­nas del com­ple­jo B, vi­ta­mi­na A, vi­ta­mi­na E, hie­rro, cal­cio y mag­ne­sio. Es­ta al­ga es rica en to­dos los ami­noá­ci­dos esen­cia­les, por lo que es una de las me­jo­res fuen­tes de pro­teí­na ve­ge­tal que exis­ten. Se le considera uno de los ali­men­tos más nu­tri­men­tal­men­te den­sos, ra­zón por la que se ha vuel­to muy po­pu­lar, pues ofre­ce las vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les que co­mún­men­te es­tán au­sen­tes en la ali­men­ta­ción. En­tre sus be­ne­fi­cios se en­cuen­tran que re­du­ce la in­fla­ma­ción, pre­vie­ne la oxi­da­ción por ra­di­ca­les li­bres, ayu­da a dis­mi­nuir tri­gli­cé­ri­dos y co­les­te­rol, ami­no­ra los síntomas de la ri­ni­tis alér­gi­ca, me­jo­ra la re­sis­ten­cia en el ejer­ci­cio, pro­te­ge el ce­re­bro e in­cre­men­ta la fun­ción cog­ni­ti­va, ade­más de ayu­dar en el tra­ta­mien­to de con­trol de glu­co­sa san­guí­nea y es­tar aso­cia­da con la pre­ven­ción del cán­cer oral. Aun­que a sim­ple vis­ta la es­pi­ru­li­na no luz­ca muy agra­da­ble, al mez­clar­la con otros in­gre­dien­tes su sabor es ca­si im­per­cep­ti­ble y se lle­va muy bien con los shots de nu­trien­tes o los li­cua­dos ver­des. Se re­co­mien­da con­su­mir­la má­xi­mo 24 ho­ras des­pués de ha­ber si­do co­se­cha­da, de es­ta for­ma po­drás ga­ran­ti­zar su fres­cu­ra y la asi­mi­la­ción má­xi­ma de sus ele­men­tos. Por eso te re­co­men­da­mos bus­car su ver­sión “vi­va”, a la ven­ta en tien­das es­pe­cia­li­za­das.

“Se le considera uno de los ali­men­tos más den­sos en nu­trien­tes, pues ofre­ce las vi­ta­mi­nas y los mi­ne­ra­les que co­mún­men­te es­tán au­sen­tes en la ali­men­ta­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.