El ver­da­de­ro va­lor del có­di­go sís­mi­co

Construir Nicaragua - - EDITORIAL - Ca­ro­li­na Ro­drí­guez Pu­blis­her

La di­fe­ren­cia en­tre las imá­ge­nes el te­rre­mo­to de 2014 en el cen­tro-nor­te de Chi­le y el Pa­la­cio Pre­si­den­cial de Hai­tí en 2010 son evi­den­tes: el hor­mi­gón ar­ma­do, di­si­pa­do­res de ener­gía y es­tu­dios de sue­lo exi­gi­dos por un có­di­go sís­mi­co muy es­tric­to y con po­cas ex­cep­cio­nes.

Es por eso que los paí­ses que po­drían con­si­de­rar­se más sís­mi­cos del mun­do pue­den re­cons­truir sus ciu­da­des rá­pi­da­men­te. Aun­que exis­ten da­ños es­truc­tu­ra­les de dis­tin­ta gra­ve­dad, las nor­ma­ti­vas de re­sis­ten­cia per­mi­ten que esos da­ños dis­mi­nu­yan el nú­me­ro de vi­das que se pier­den an­te los te­rre­mo­tos que pue­den su­pe­rar has­ta los 8 gra­dos en es­ca­la sis­mo­ló­gi­ca de Rict­her.

Las nor­mas de construcción son fun­da­men­ta­les. Exi­gen uso de ma­te­ria­les y es­tu­dios que pue­den en­ca­re­cer la construcción pe­ro que ase­gu­ran un ni­vel de re­sis­ten­cia ade­cua­do an­te es­te ti­po de even­tos na­tu­ra­les. Es­tas cons­truc­cio­nes mo­der­nas tien­den a in­cor­po­rar ele­men­tos como los ais­la­do­res y los di­si­pa­do­res sís­mi­cos que per­mi­ten que el mo­vi­mien­to de la tie­rra no se trans­mi­ta al edi­fi­cio y, si se trans­mi­te, que esa ener­gía sea ab­sor­bi­da.

Otro ele­men­to cla­ve es el es­tu­dio del sue­lo pa­ra co­lo­car los ci­mien­tos apro­pia­dos y así ga­ran­ti­zar la es­ta­bi­li­dad del sue­lo.

To­dos es­tos re­que­ri­mien­tos y bue­nas prác­ti­cas pue­den re­su­mir­se en re­gu­la­ción que ge­ne­ra obli­ga­to­rie­dad. En la re­gión, el pa­no­ra­ma en tér­mi­nos de có­di­go sís­mi­co va­ría mu­cho de país a país. Mien­tras Cos­ta Ri­ca es­tá pen­san­do en una ac­tua­li­za­ción, Gua­te­ma­la ape­nas to­ma los pri­me­ros pa­sos en la construcción de di­cho có­di­go.

En otros ca­sos como El Sal­va­dor, la ne­ce­si­dad de una ac­tua­li­za­ción es im­pe­ran­te, da­do que la Re­gu­la­cio­nes pa­ra la Se­gu­ri­dad Es­truc­tu­ral de Cons­truc­cio­nes tie­ne ya 22 años, una tiem­po en que la tec­no­lo­gía y co­no­ci­mien­to al­re­de­dor del te­ma ha avan­za­do a pa­sos gi­gan­tes.

Son es­tos ca­sos los que re­quie­ren un es­pe­cial cui­da­do, so­bre to­do por­que nues­tra re­gión, al igual que Chi­le y El Ca­ri­be, es­tá so­me­ti­da a fuer­tes mo­vi­mien­tos de tie­rra que re­pre­sen­tan un re­to es­truc­tu­ral pa­ra los desa­rro­lla­do­res y cons­truc­to­ras.

Los pró­xi­mos años se­rán vi­ta­les en el desa­rro­llo de nue­vas y me­jo­res nor­ma­ti­vas que per­mi­tan ase­gu­rar el desem­pe­ño de las edi­fi­ca­cio­nes du­ran­te cual­quier even­tua­li­dad. Es­tá por ver­se si di­chos có­di­gos se­rán una prio­ri­dad pa­ra el go­bierno y el sec­tor mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.