¿Có­mo es­ta­bi­li­zar te­rre­nos mon­ta­ño­sos?

Aun­que la re­gión to­da­vía tie­ne ca­mino por re­co­rrer, por ejem­plo en la construcción de ta­lu­des, ya exis­ten bue­nas prác­ti­cas que se pue­den im­ple­men­tar.

Construir Nicaragua - - OBRA GRIS - Ing. Fran­cis­co Al­va­ra­do, ge­ren­te Ge­ne­ral de Geo­tec­nias y Pa­vi­men­toss

La es­ta­bi­li­za­ción de sue­los mon­ta­ño­sos de­pen­de mu­cho del ti­po de ca­rre­te­ras, sea es­ta prin­ci­pal, se­cun­da­ria o ter­cia­ria. ¿Por­que de­pen­de mu­cho de es­to? Por­que en las ca­rre­te­ras ter­cia­rias no se va a ne­ce­si­tar de pen­dien­tes ni cier­tas con­di­cio­nes de di­se­ño que se apli­can en las pri­ma­rias. En una ter­cia­ria uno de­be bus­car an­dar ro­dean­do pa­ra evi­tar los cor­tes por­que si se cor­ta mu­cho, se des­li­za el sue­lo y se van a ta­par las ca­rre­te­ras.

No obs­tan­te en una pri­ma­ria, don­de se de­be co­lo­car tra­mos rec­tos no se va a te­ner pen­dien­tes ma­yo­res del 9%.

En Hon­du­ras, es­ta­mos en­tran­do a una nue­va fa­se de es­ta­bi­li­za­ción por­que se pue­den caer los te­rre­nos. Cuan­do se co­men­za­ron a pa­vi­men­tar las ca­rre­te­ras, el cri­te­rio que pri­va­ba en las com­pa­ñías que eran em­pre­sas ex­tran­je­ras, era que era más ba­ra­to bo­tar el ma­te­rial que se ca­ye­ra del ta­lud, que ha­cer el es­tu­dio pa­ra es­ta­bi­li­zar­lo.

No obs­tan­te, aho­ra se ha lle­ga­do a de­mos­trar que es más ba­ra­to ajus­tar y de­jar bien he­cho el tra­ba­jo es­ta­bi­li­zan­do el te­rreno que ir a bo­tar lo que se de­rrum­ba y has­ta pue­de oca­sio­nar da­ños a ter­ce­ros. Aho­ra, si a las ca­rre­te­ras se les es­tá dan­do más aten­ción en ese te­ma.

Es cla­ro que ese es uno de los es­tán­da­res que se de­ben cum­plir en el desa­rro­llo de ca­rre­te­ras por­que cuan­do ocu­rren es-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.