Gen­sai II re­for­za­rá in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca

El ob­je­ti­vo del pro­yec­to es brin­dar re­si­lien­cia a la in­fra­es­truc­tu­ra, es de­cir, ga­ran­ti­zar su fun­cio­na­mien­to ya sea par­cial o to­tal an­te una si­tua­ción ad­ver­sa.

Construir Nicaragua - - EN PLANOS - Por: Ka­ri­na Ce­di­llos, pe­rio­dis­ta | ka­ri­na.ce­di­llos@gru­po­cer­ca.com

La al­ta vul­ne­ra­bi­li­dad de El Sal­va­dor a fe­nó­me­nos sís­mi­cos hi­zo ne­ce­sa­rio el lan­za­mien­to del Pro­gra­ma Gen­sai II. Gen­sai es una pa­la­bra de ori­gen ja­po­nés que sig­ni­fi­ca re­duc­ción o mi­ti­ga­ción de desas­tres. El pro­yec­to con­sis­te en bus­car el blin­da­je y pro­tec­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra so­cial y pro­duc­ti­va, an­te la ocu­rren­cia de fe­nó­me­nos na­tu­ra­les.

El ob­je­ti­vo del pro­yec­to Gen­sai es brin­dar re­si­lien­cia a la in­fra­es­truc­tu­ra, es de­cir, ga­ran­ti­zar su fun­cio­na­mien­to ya sea par­cial o to­tal an­te una si­tua­ción ad­ver­sa.

“Con Gen­sai II es­ta­mos es­tu­dian­do el ries­go sís­mi­co con el te­ma de los te­rre­mo­tos en la in­fra­es­truc­tu­ra so­cial y pro­duc­ti­va co­mo le lla­ma­mos no­so­tros, por­que no so­lo ve­mos ca­rre­te­ras, sino tam­bién asen­ta­mien­tos hu­ma­nos, y al­gu­nas otras edi­fi­ca­cio­nes que sue­len eva­luar­se por otras ins­ti­tu­cio­nes y no­so­tros tam­bién apo­ya­mos eso”, ex­pli­có el Ing. Emi­lio Ven­tu­ra, di­rec­tor de la Di­rec­ción de Adap­ta­ción al Cam­bio Cli­má­ti­co y Ges­tión Es­tra­té­gi­ca del Ries­go (DACGER) del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas (MOP).

Las en­ti­da­des coor­di­na­do­ras que son la Agen­cia de Coope­ra­ción In­ter­na­cio­nal del Ja­pón (JICA), y la Di­rec­ción de Adap­ta­ción al Cam­bio Cli­má­ti­co y Ges­tión Es­tra­té­gi­ca del Ries­go (DACGER) que per­te­ne­ce al Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas (MOP).

La DACGER es la de­pen­den­cia en­car­ga­da de re­vi­sar avan­ces y com­par­tir el co­no­ci­mien­to de las he­rra­mien­tas que van ge­ne­ran­do.

An­te­rior­men­te se desa­rro­lló Gen­sai I de 2012 a 2015, don­de se es­tu­dió el ries­go cli­má­ti­co es­pe­cí­fi­ca­men­te aso­cia­do con llu­vias ex­tre­mas, que de for­ma re­cu­rren­te im­pac­ta­ron a El Sal­va­dor des­de 2009 a 2012, da­ñan­do puen­tes y ca­rre­te­ras obs­trui­das por des­li­za­mien­tos.

Con es­ta pri­me­ra fa­se se ge­ne­ró una me­to­do­lo­gía pa­ra de­ter­mi­nar el ni­vel de vul­ne­ra­bi­li­dad de ca­da puen­te del país, y es­ta­ble­cie­ron li­nea­mien­tos de di­se­ño de puen­tes nue­vos con adap­ta­ción al cam­bio cli­má­ti­co, pa­ra lo cual se ins­pec­cio­na­ros cer­ca de 300 puen­tes de los 1 700 exis­ten en el país.

“Lo que ha­ce­mos es ge­ne­rar he­rra­mien­tas y lo com­par­ti­mos con mu­ni­ci­pa­li­da­des y otras ins­ti­tu­cio­nes por­que se­ría di­fí­cil pen­sar que so­lo la DACGER del MOP va a eva­luar to­dos los puen­tes, la idea es que los en­car­ga­dos de in­fra­es­truc­tu­ras de es­tas ins­ti­tu­cio­nes im­ple­men­ten di­chas he­rra­mien­tas”, ex­pre­só el Ing. Ven­tu­ra.

Es­ta de­pen­den­cia tam­bién ha rea­li­za­do es­tu­dios en ta­lu­des de ca­rre­te­ras, eva­luan­do los que pue­dan te­ner ma­yor ries­go y brin­dan­do re­co­men­da­cio­nes. Ade­más han tra­ba­ja­do el te­ma de bó­ve­das y dre­na­jes se­cun­da­rios, es de­cir, tu­be­rías y po­zos de aguas llu­vias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.