¿Cuál es la ofer­ta de ma­qui­na­ria en la re­gión?

Los com­mo­di­ties y la in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra mue­ven hoy el mer­ca­do de ma­qui­na­ria. Pro­vee­do­res an­clan sus lan­za­mien­tos con tec­no­lo­gía de pun­ta.

Construir Nicaragua - - ESPECIAL - Por Ka­ri­na Ce­di­llos, pe­rio­dis­ta | ka­ri­na.ce­di­llos@gru­po­cer­ca.com Co­la­bo­ran: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des, Kar­la Fer­nán­dez

La re­gión cen­troa­me­ri­ca­na se com­por­ta de for­ma muy si­mi­lar donde las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des su­ce­den en lo con­cer­nien­te a in­fra­es­truc­tu­ra vial, cons­truc­ción y agre­ga­dos prin­ci­pal­men­te. Es por eso que los pro­vee­do­res de equi­pos pe­sa­dos han pues­to un especial én­fa­sis a la ma­qui­na­ria que ofre­cen pa­ra los di­ver­sos pro­yec­tos que eje­cu­tan los cons­truc­to­res.

Des­de el pun­to de vis­ta de los ase­so­res de ma­qui­na­rias hoy en día exis­ten equi­pos que tie­nen más de­man­da por di­ver­sas ra­zo­nes de peso. Dou­glas Uz­ca­te­gui, en­car­ga­do de Ope­ra­cio­nes de IPC, men­cio­na que en el ca­so de Cos­ta Ri­ca, donde la em­pre­sa tie­ne pre­sen­cia como el úni­co dis­tri­bui­dor au­to­ri­za­do pa­ra equi­pos de cons­truc­ción e in­dus­trial de HYUN­DAI Heavy In­dus­tries, el 2016 ce­rró con un nú­me­ro im­por­tan­te de equi­pos de cons­truc­ción.

En­tre los me­ses enero a di­ciem­bre en­tra­ron 638 uni­da­des, donde el 66.93% fue­ron nue­vas, es de­cir 427 uni­da­des y el res­to fue­ron usa­das, o sea 211 uni­da­des que re­pre­sen­ta el 33.07%. En lo que res­pec­ta a las má­qui­nas nue­vas, las re­tro­ex­ca­va­do- ras ocu­pan el pri­mer lugar con el 31.15%, lo que equi­va­le a 133 uni­da­des de to­das las mar­cas, mien­tras que en se­gun­do lugar las ex­ca­va­do­ras hi­dráu­li­cas so­bre oru­gas con el 19.20%, que son 82 uni­da­des.

“Las re­tro­ex­ca­va­do­ras son de los más bus­ca­dos por ser el equi­po más ver­sá­til, da­do que tie­ne fun­cio­nes de ex­ca­va­ción y car­ga­do de ma­te­rial. En el 2016 en­tra­ron en Cos­ta Ri­ca 167 equi­pos (en­tre nue­vos y usa­dos) que equi­va­le al 26.18% del to­tal del mer­ca­do de equi­pos de cons­truc­ción”, di­ce Uz­ca­te­gui.

Por otra par­te, la de­man­da de ma­qui­na­ria pe­sa­da en la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na siem­pre ha fluc­tua­do de acuer­do a la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca de ca­da país. En paí­ses adon­de se pro­yec­ta cre­ci­mien­to y hay ma­yor in­ver­sión en pro­yec­tos de desa­rro­llo es­truc­tu­ral, la de­man­da de ma­qui­na­ria tien­de a su­bir. Por lo con­tra­rio, en mo­men­tos de in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca o de re­ce­sión eco­nó­mi­ca el mer­ca­do de ma­qui­na­ria tien­de a con­traer­se.

“En es­te mo­men­to en Cos­ta Ri­ca es­ta­mos en un año de cam­pa­ña pre­si­den­cial, en es­tos años tien­de a su­bir la in­cer­ti­dum­bre, por lo que la in­ver­sión tien­de a caer. Gra­cias a la es­ta­bi­li­dad so­cio-po­lí­ti­ca que se vi­ve en Cos­ta Ri­ca el mer­ca­do se ha man­te­ni­do y se es­pe­ra que se man­ten­ga es­ta­ble a un me­diano pla­zo”, ex­pre­sa Al­ber­to Cha­va­rría, sub ge­ren­te de ven­tas de MPC.

La de­man­da de ma­qui­na­ria pe­sa­da de­pen­de mu­cho de la evo­lu­ción del mer­ca­do, y se re­la­cio­na a la ex­trac­ción y trans­por­te de com­mo­di­tes en­tre otros pro­yec­tos. Sin em­bar­go, el ma­yor cre­ci­mien­to de­be es­tar re­la­cio­na­do a la de­man­da re­pre­sa­da en lo que es in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra to­da la re­gión, que de­be­rá sal- tar del pa­pel en los pró­xi­mos años e im­pul­sar de­fi­ni­ti­va­men­te el con­su­mo de equi­pos de cons­truc­ción en to­dos los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos, in­cre­men­tan­do la im­por­ta­ción y el co­mer­cio de es­tos modelos.

Lu­ciano Ro­cha, di­rec­tor de Ven­tas de Vol­vo CE pa­ra la re­gión his­pá­ni­ca, ex­pre­sa que el mer­ca­do de equi­pos de cons­truc­ción, en el cuál Vol­vo CE par­ti­ci­pa, mues­tra cla­ras se­ña­les de es­ta­bi­li­za­ción des­pués de al­gu­nos años de ba­ja. Paí­ses cómo Cos­ta Ri­ca, Re­pú­bli­ca Dominicana y Pa­na­má han pre­sen­ta­do en 2016 vo­lú­me­nes de con­su­mo de equi­pos nue­vos su­pe­rio­res al año an­te­rior, mo­vi­dos por una me­jo­ra en el es­ce­na­rio de in­ver­sio­nes en obras de in­fra­es­truc­tu­ra en la re­gión.

Pre­ci­sa­men­te de­bi­do a los nue­vos vo­lú­me­nes de con­su­mo y el au­men­to de gran­des pro­yec­tos de obra pú­bli­ca, las gran­des em­pre­sas fa­bri­can­tes, así como las dis­tri­bui­do­ras se pre­pa­ran con su ofer­ta de equi­pos pe­sa­dos pa­ra po­der dar una ade­cua­da ofer­ta a la de­man­da.

“Pa­ra 2017 Vol­vo CE lan­za­rá en la re­gión un nue­vo mo­de­lo de ex­ca­va­do­ras so­bre cade-

nas de 20 to­ne­la­das, la EC210DL, que com­ple­men­ta nues­tra ofer­ta en la cla­se de ex­ca­va­do­ras de ma­yor vo­lu­men en Cen­troa­mé­ri­ca. La EC210DL pro­me­te ser la ex­ca­va­do­ra de mejor cos­to-be­ne­fi­cio en el seg­men­to. Aún en el ru­bro de ex­ca­va­do­ras so­bre ca­de­nas, Vol­vo CE lan­za­rá en 2017, vis­lum­bran­do el seg­men­to de mi­ne­ría, las ex­ca­va­do­ras pe­sa­das, EC750DL y La EC950DL de 75 y 90 to­ne­la­das de peso ope­ra­ti­vo”, di­jo Ro­cha.

En re­la­ción a la in­no­va­ción, Dy­ler Sán­chez, su­per­vi­sor de Ope­ra­cio­nes de Con­cre­tec en Hon­du­ras, opi­na que se es­tán im­ple­men­tan­do sis­te­mas más au­tó­no­mos y con­si­de­ra que el ma­yor pro­ble­ma de to­da com­pa­ñía en es­te ru­bro es la fuer­za la­bo­ral hu­ma­na, de­bi­do a que las per­so­nas mu­chas ve­ces son re­nuen­tes a rea­li­zar la­bo­res de la mejor ma­ne­ra o guia­dos por ex­per­tos no acep­tan crí­ti­cas. Tam­bién se es­tán im­ple­men­tan­do mé­to­dos de se­gu­ri­dad en in­su­mos por la pér­di­da re­pre­sen­ta­ti­va que se da por par­te del ope­ra­rio.

“Una de las preo­cu­pa­cio­nes la­ten­tes de la in­dus­tria y más del mun­do hi­per co­nec­ta­do en e l que vi­vi­mos hoy en día es la se­gu­ri­dad. Por tanto, hay una ur­gen­cia y una fuer­te de­man­da des­de el en­torno em­pre­sa­rial, y des­de la so­cie­dad en ge­ne­ral, a te­ner una so­lu­ción al te­ma de pér­di­das en in­su­mos en con­trol de ho­ra­rios ho­dó­me­tros en­tre otros pa­ra po­der te­ner un ma­yor con­trol so­bre la ma­qui­na­ria. El en­fo­que que más res­pon­de a la si­tua­ción ac­tual es el pre­ven­ti­vo, in­clu­si­ve a man­te­ni­mien­tos generales”, fi­na­li­zó Sán­chez.

Más tec­no­lo­gía al al­can­ce

En el as­pec­to tec­no­ló­gi­co la in­dus­tria es­tá in­cli­na­da a los si­guien­tes fac­to­res: ci­clos de tra­ba­jo más rá­pi­dos, au­men­to de ca­pa­ci­dad con aho­rros de com­bus­ti­bles, au­men­to de la efi­cien­cia de los equi­pos, ma­yor er­go­no­mía en las es­ta­cio­nes de tra­ba­jo, ho­mo­ge­nei­dad de los com­po­nen­tes de los equi­pos, fa­ci­li­dad de las la­bo­res de man­te­ni­mien­to y re­pa- ra­cio­nes y se­gu­ri­dad de ope­ra­ción.

Ade­más la de­man­da de ma­qui­na­ria pe­sa­da es es­ta­cio­nal en al­gu­nos ti­pos de equi­po, en otros es cons­tan­te, y no va­ría por las es­ta­cio­nes mar­ca­das de in­vierno y ve­rano.

Ed­win Cor­de­ro, sub­ge­ren­te de Cons­truc­ción de la em­pre­sa Ma­tra, co­men­ta que los equi­pos que tra­ba­jan ba­jo te­cho, se co­lo­can to­do el año, como su­ce­de con los te­le­hand­lers, mi­ni­car­ga­do­res o re­tro­ex­ca­va­do­ras, y aun­que tra­ba­jen a cie­lo abier­to, la de­man­da es cons­tan­te. El ca­so de mi­ni­ex­ca­va­do­ras, ex­ca­va­do­ras me­dia­nas y com­pac­ta­do­ras de sue­los la ven­ta se con­cen­tra en el ve­rano, ya que ya que la mayoría de mo­vi­mien­tos de tie­rra a gran es­ca­la se rea­li­zan en tem­po­ra­da se­ca.

Al­gu­nas de las úl­ti­mas tec­no­lo­gías que se uti­li­zan son mo­ni­to­reo sa­te­li­tal y ce­lu­lar-ubi­ca­ción, es­ta­do de encendido/apa­ga­do, có­di­gos de fa­llas etc.- des­de es­ta­ción re­mo­ta, sea compu­tador o te­lé­fono in­te­li­gen­te. Otras ten­den­cias que es­tán do­mi­nan­do a la in­dus­tria son nue­vas má­qui­nas con tec­no­lo­gía de pun­ta con dro­nes y mo­to­ni­ve­la­do­ras, en­tre otros. “Ac­tual­men­te es­tá im­ple­men­ta­da la lla­ma­da ca­rre­te­ra in­te­li­gen­te, donde los vehícu­los que cir­cu­lan so­lo ten­drán un sis­te­ma com­bi­na­do con la ca­rre­te­ra, lo que per­mi­ti­rá que es­tos avan­cen de ma­ne­ra fu­sio­na­da”, men­cio­na el Ing. Her­nán Cue­llo, asesor del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas en Re­pú­bli­ca Dominicana.

Por otra par­te Ca­ter­pi­llar lan­zó en Mar­zo en Las Ve­gas, un

Hay una ur­gen­cia y una fuer­te de­man­da des­de el en­torno em­pre­sa­rial a te­ner una so­lu­ción al te­ma de pér­di­das en in­su­mos en con­trol de ho­ra­rios ho­dó­me­tros.

nue­vo ser­vi­cio lla­ma­do Cat Con­nect Ser­vi­ces, la cual es una suit de ser­vi­cios que la com­pa­ñía po­see pa­ra en­tre­gar a sus clien­tes. En­tre estas so­lu­cio­nes se en­cuen­tran re­por­tes, con­se­jos, su­ge­ren­cias, o si desean tra­ba­jar de la mano con la com­pa­ñía.

“No ne­ce­si­tan te­ner un sen­sor en la má­qui­na, pue­de ser con algún ti­po de ser­vi­cio de eva­lua­ción como no­so­tros va­mos eva­luan­do sus equi- pos. De esa ma­ne­ra lo que no­so­tros en­tre­ga­mos al clien­te es una ver­sión di­fe­ren­te de cómo ellos pue­den tra­ba­jar un cam­bio de cultura den­tro de su obra, y apar­te de eso un cam­bio de chip de cómo es­ta­mos tra­ba­jan­do en el día a día pa­ra te­ner un mejor aca­ba­do, ca­li­dad y me­jo­res pro­duc­tos con nues­tras má­qui­nas y ser­vi­cios”, ex­pre­sa Car­los Ra­mí­rez Or­tiz, es­pe­cia­lis­ta en Tec­no­lo­gía pa­ra la La­ti­noa­mé­ri­ca.

Aun­que aún la tec­no­lo­gía no ha des­pe­ga­do como es re­que­ri­do, el en­fo­que de Ca­ter­pi­llar es­tá di­ri­gi­do a que con di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías que tie­nen dis­po­ni­bles a tra­vés de Cat Con­nect ellos pue­den ob­te­ner un aho­rro en la vi­da lar­ga o útil

de la má­qui­na que ad­quie­ran in­de­pen­dien­te­men­te. Un ejem­plo de ello es el ca­mión 745, es­te tie­ne un sis­te­ma de pe­sa­je que pue­de me­dir el peso que tie­ne la tol­va del ca­mión. Es com­ple­ta­men­te in­te­gra­do des­de la ca­bi­na de la má­qui­na a tra­vés de una pan­ta­lla des­de donde el ope­ra­dor es­tá ma­ne­jan­do el equi­po, y pue­de ver exac­ta­men­te cuán­tas to­ne­la­das es­tá mo­vien­do en cual­quier obra donde es­té tra­ba­jan­do.

La má­qui­na de Ca­per­ti­llar 14M3 por su par­te po­see un sis­te­ma de GPS. La mar­ca ha desa­rro­lla­do di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías que han si­do so­li­ci­ta­das por su ope­ra­do­res, es de­cir que pue­den es­cu­char la voz de es­tos. En­tre estas tec­no­lo­gías es­tán au­to ar­ti­cu­la­ción, la cual mien­tras se es­tá uti­li­zan­do la má­qui­na y se rea­li­za un gi­ro de es­ta se de­be ar­ti­cu­lar y gi­rar la mu­ñe­ca tam­bién. Por otra par­te, la mar­ca John Dee­re lan­zó re­cien­te­men­te un con­jun­to de so­lu­cio­nes que le per­mi­ten al clien­te tomar el con­trol de su obra y po­der di­ri­gir­la de la mejor ma­ne­ra que él con­si­de­re ne­ce­sa­rio. “John Dee­re co­la­bo­ra con sus clien­tes en el di­se­ño de má­qui­nas pa­ra dar­le a es­tos pro­duc­ti­vi­dad, dis­po­ni­bi­li­dad y ba­jo cos­to de ope­ra­ción. Cuan­do po­ne­mos estas tres ecua­cio­nes jun­tas, po­ne­mos la ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio de nuestros clien­tes en el cor­to, me­diano y lar­go pla­zo”, ex­pre­sa Cé­sar Muino, ge­ren­te de mar­ke­ting pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na. In­cor­po­rar la tec­no­lo­gía pa­ra que sea so­lu­ción pa­ra el clien­te es una de las cons­tan­tes de es­ta com­pa­ñía. Los dis­tri­bui­do­res de la mar­ca, apar­te de te­ner dis­po­ni­bi­li­dad de re­pues­tos y de las in­ver­sio­nes que rea­li­zan pa­ra me­jo­rar las ca­pa­ci­da­des del ser­vi­cio, in­cre­men­tar la co­ber­tu­ra, en­tre­na­mien­tos de téc­ni­cos y de personal, tam­bién po­see pa­que­tes a la me­di­da. “Si el cen­tro de mo­ni­to­reo de ma­qui­na­ria lo jun­ta­mos con pro­gra­mas de man­te­ni­mien­to y ga­ran­tías ex­ten­di­das se for­ma un pa­que­te pa­ra el clien­te que es­tá he­cho a la me­di­da de lo que él ne­ce­si­ta, de ma­ne­ra que sea más pro­duc­ti­vo, que ten­ga una mejor dis­po­ni­bi­li­dad de su equi­po, y un me­nor cos­to de ope­ra­ción”, di­ce Muino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.