Un cam­bio de en­torno sos­te­ni­ble

La nor­ma­ti­va cos­ta­rri­cen­se obli­ga a las vi­vien­das a co­nec­tar­se con la Red de Al­can­ta­ri­lla­do Pú­bli­co. Un re­cuen­to de los pasos ne­ce­sa­rios pa­ra cum­plir­lo.

Construir Nicaragua - - TECNOLOGÍA DEL AGUA - Arq. Uli­ses Pé­rez Ara­ya, Pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio de la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra de la Uni­ver­si­dad La­ti­na de Cos­ta Ri­ca Arq. Uli­ses Pé­rez Ara­ya

Ha­ce más de 30 años, en Cos­ta Ri­ca, las cons­truc­cio­nes de vi­vien­da por nor­ma­ti­va del Mi­nis­te­rio de Salud y el Re­gla­men­to de Cons­truc­cio­nes, de­bían ci­men­tar su sis­te­ma de tan­que sép­ti­co y dre­na­je en el pa­tio pos­te­rior o en el frente de la ca­sa, pues así lo es­ti­pu­la­ban las au­to­ri­da­des.

Sin em­bar­go, ac­tual­men­te la nor­ma­ti­va cam­bió y aho­ra el Mi­nis­te­rio de Salud, el Re­gla­men­to de Cons­truc­cio­nes, los pla­nes re­gu­la­do­res de las Mu­ni­ci­pa­li­da­des y el sis­te­ma de acue­duc­tos y al­can­ta­ri­lla­dos so­li­ci­ta a va­rias vi­vien­das que se con­cen­tran un área de gran mag­ni­tud ur­ba­na que de­ben co­nec­tar­se a una Red de Al­can­ta­ri­lla­do Sa­ni­ta­rio.

Es­to se cons­ti­tu­yó de­bi­do a un pro­yec­to de­no­mi­na­do Plan­ta de Tra­ta­mien­to Los Ta­jos, el cual be­ne­fi­cia a la po­bla­ción del Gran Área Me­tro­po­li­ta­na de Cos­ta Ri­ca, que con­tem­pla 12 can­to­nes, lo que in­vo­lu­cra a 1.700.000 ha­bi­tan­tes, pues el Ins­ti­tu­to Cos­ta­rri­cen­se de Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­do (AyA) en con­jun­to con el Ban­co Ja­po­nés pa­ra la Coope­ra­ción In­ter­na­cio­nal (JBIC), rea­li­za­ron una in­ver­sión de US$230 mi­llo­nes pa­ra eje­cu­tar es­ta obra, ubi­ca­da en La Uru­ca, con el fin de tra­tar las aguas re­si­dua­les y ver­ter­las al río Vi­ri­lla, por lo que se lo­gra­rá re­du­cir la con­ta­mi­na­ción de la cuenca del río Gran­de de Tár­co­les.

En es­te mo­men­to, el AYA rea­li­za una de estas eta­pas, que con­sis­te en la am­plia­ción de la red de al­can­ta­ri­lla­do sa­ni­ta­rio, si­tua­ción que obli­ga a los ha­bi­tan­tes de es­tos can­to­nes, a co­nec­tar a es­ta red y que cuen­tan con un sis­te­ma de tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les par­ti­cu­lar (tan­que sép­ti­co y dre­na­je).

Igual­men­te al­gu­nas de estas vi­vien­das cons­trui­das po­seen el tan­que sép­ti­co y el dre­na­je en la par­te fron­tal de sus pro­pie­da­des, lo que fa­ci­li­ta­rá la co­ne­xión a la red de al­can­ta­ri­lla­do por la cer­ca­nía de la última ca­ja de re­gis­tro, a la pre­vis­ta de la co­ne­xión.

El cam­bio

Pa­ra in­te­grar estas vi­vien­das al sis­te­ma de la Red de Al­can­ta­ri­lla­do Sa­ni­ta­rio, se de­be de ve­ri­fi­car en el si­tio los ni­ve­les de fon­do de

la última ca­ja de re­gis­tro pre­vis­ta de co­ne­xión a la red, la ubi­ca­ción del tan­que sép­ti­co y de la última ca­ja de re­gis­tro. Así como la ubi­ca­ción de la pre­vis­ta de co­ne­xión de la red de al­can­ta­ri­lla­do en la ace­ra de la pro­pie­dad, ve­ri­fi­car que exis­te un des­ni­vel a fa­vor, en­tre el ni­vel de fon­do de la última ca­ja y el fon­do de la pre­vis­ta de co­ne­xión a la red, lo que es­te ni­vel de­be de cum­plir con la nor­ma (pa­ra aguas ser­vi­das: de 0.5 a 2.0% de gra­dien­te).

Si el ni­vel es in­fe­rior, la so­lu­ción pa­ra la co­ne­xión, con­sis­te en la ins­ta­la­ción de un sis­te­ma de bom­beo.

Ele­men­tos cons­truc­ti­vos

En con­di­cio­nes nor­ma­les, pri­me­ro se de­be rea­li­zar la ca­ja de re­gis­tro sin­fó­ni­ca en la ace­ra y la tu­be­ría de co­ne­xión en­tre la última ca­ja de re­gis­tro y la ca­ja de re­gis­tro si­fó­ni­ca.

Pa­ra la cons­truc­ción de la tu­be­ría, se de­be de rom­per el pi­so de la vi­vien­da, con los in­con­ve­nien­tes del ca­so: • Di­fe­ren­tes ti­pos de con­tra­pi­sos (di­men­sio­nes y ar­ma­do). • Di­fe­ren­tes ti­pos de aca­ba­do

de pi­so. • Di­se­ños de pi­sos des­con­ti

nua­dos. • Atra­ve­sar mu­ros y pa­re­des

de blo­ques. • Otro ti­po de ins­ta­la­cio­nes.

Los cos­tos de cons­truc­ción de es­ta ins­ta­la­ción van a va­riar, porque de­pen­den de fac­to­res muy di­fe­ren­tes como las di­men­sio­nes del lo­te, la dis­tan­cia de la última ca­ja a la ace­ra, los ni­ve­les de tu­be­rías exis­ten­tes, la pre­vis­ta de co­ne­xión y las áreas de la ca­sa a in­ter­ve­nir.

Al­go que se de­be tomar en cuen­ta, es que se de­be va­lo­rar ca­da ca­so en par­ti­cu­lar, pa­ra desa­rro­llar un pre­su­pues­to de­ta­lla­do y así eje­cu­tar la obra.

Pa­ra los ha­bi­tan­tes de es­te pro­yec­to así como pa­ra cual­quier país que desea im­ple­men­tar es­te ti­po de tra­ba­jos, el que un lugar -donde se agru­pe un poco más de la cuar­ta par­te de la po­bla­ción-, dis­pon­ga de un sis­te­ma de re­co­lec­ción y tra­ta­mien­to de aguas ser­vi­das es de vi­tal im­por­tan­cia, por lo que el fu­tu­ro es alen­ta­dor pa­ra es­ta área (por su desa­rro­llo) y es vi­tal pa­ra ini­ciar el pro­pó­si­to de con­tar con una obra sos­te­ni­ble y ami­ga­ble con el am­bien­te.

Cos­ta Ri­ca y sus ins­ti­tu­cio­nes rea­li­zan gran­des es­fuer- zos por bus­car so­lu­cio­nes pa­ra el be­ne­fi­cio de la salud de sus ha­bi­tan­tes, ya que en es­te país ade­más es obli­ga­to­rio cum­plir con la nor­ma­ti­va y re­que­ri­mien­tos que les so­li­ci­tan, pa­ra coope­rar de ma­ne­ra con­jun­ta de la pues­ta en mar­cha en es­te ti­po de pro­yec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.