Los es­ta­cio­na­mien­tos que ne­ce­si­ta­mos

Los es­pa­cios de es­ta­cio­na­mien­to ro­bo­ti­za­do pue­den ele­var­se has­ta ocho ni­ve­les, ga­ran­ti­zan­do al me­nos sie­te par­queos ex­tra por el es­pa­cio de ca­da vehícu­lo.

Construir Nicaragua - - OBRA GRIS - Por: Ro­mil­ka Pé­rez/ ro­mil­ka­pe­rez@gru­po­cer­ca.com Co­la­bo­ran: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des y Eli­za­beth Can­tú

En 2016 los es­ta­cio­na­mien­tos ver­ti­ca­les y au­to­ma­ti­za­dos fue­ron ten­den­cia en Chi­na, una na­ción con 1.300 mi­llo­nes de per­so­nas y 130 mi­llo­nes de vehícu­los apro­xi­ma­da­men­te en ca­rre­te­ras. La den­si­fi­ca­ción de la flo­ta vehi­cu­lar en es­te país obli­gó a desa­rro­llar so­lu­cio­nes de apar­ca­mien­to me­dian­te pla­ta­for­mas au­to­ma­ti­za­das que se des­pla­zan de for­ma ver­ti­cal y ho­ri­zon­tal, pa­ra aco­mo­dar los vehícu­los.

Pe­ro Chi­na no fue el pri­me­ro en in­tro­du­cir­lo. Tiem­po atrás Ja­pón y otros paí­ses en el mun­do han im­ple­men­ta­do el sis­te­ma co­mo res­pues­ta a la fal­ta de es­pa­cio en las gran­des ur­bes y el in­cre­men­to del par- que au­to­mo­tor. Aun­que a mu­cha me­nor es­ca­la, las ciu­da­des de nues­tra re­gión no son aje­nas a la pro­ble­má­ti­ca, por lo que se han ex­plo­ra­do op­cio­nes pa­ra so­lu­cio­nar la fal­tan­te de es­ta­cio­na­mien­tos.

La ar­qui­tec­ta Ca­ro­li­na Ca­re­la, con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za­da en ur­ba­nis­mo en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, ex­pli­có que la ha­bi­li­ta- ción de es­ta­cio­na­mien­tos au­to­ma­ti­za­dos no so­lo so­lu­cio­na la ca­ren­cia de lu­ga­res pa­ra apar­ca­mien­to vehi­cu­lar, sino que las pla­ta­for­mas que se mo­vi­li­zan en ver­ti­cal per­mi­ten que se op­ti­mi­ce el apro­ve­cha­mien­to de los es­pa­cios pa­ra par­queos, evi­tan­do ade­más el uso de ram­pas y aho­rran­do es­pa­cio en áreas de cir­cu­la­ción.

Ca­re­la ase­gu­ró que es­te mo­de­lo de in­fra­es­truc­tu­ra se ca­rac­te­ri­za por ser una obra se­gu­ra, cer­ti­fi­ca­da, con sis­te­mas pa­ten­ta­dos a ba­se de sen­so­res que fun­gen co­mo or­ga­ni­za­dor de au­to­mó­vi­les, pro­me­tien­do ma­yor ni­vel de pre­ci­sión y con­trol.

La au­to­ma­ti­za­ción del sis­te­ma tam­bién fa­vo­re­ce a la se­gu­ri­dad de los vehícu­los, ya que es­te que­da in­mo­vi­li­za­do y ele­va­do en una pla­ta­for­ma, ex­pli­có la ex­per­ta en fun­cio­nes de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Pre­su­pues­to de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

De su la­do, Ma­rit­za de la Es­prie­lla, es­pe­cia­lis­ta pa­na­me­ña en es­ta­cio­na­mien­tos ver­ti­ca­les, pre­ci­só que el es­ti­lo de di­cha in­fra­es­truc­tu­ra se ha con­ver­ti­do en una ten­den­cia, por lo que ex­hor­tó a paí­ses de la re­gión a ir abo­cán­do­se a la de­man­da que se avecina. Se­gún ade­lan­tó, den­tro de un me­diano pla­zo se le­van­ta­rán pro­yec­tos de es­te es­ti­lo en Pa­na­má, aun­que ur­ge la exis­ten­cia de una re­gu­la­ción de es­te ti­po de ini­cia­ti­vas.

Es­prie­lla in­di­có que ya se han sos­te­ni­do reunio­nes y en­tre­vis­tas con el Al­cal­de del dis­tri­to de esa na­ción, Jo­sé Blan­dón y el in­ge­nie­ro mu­ni­ci­pal. Sin em­bar­go las re­gu­la­cio­nes pa­ra ha­bi­li­ta­ción no se han con­cre­ta­do.

La es­pe­cia­lis­ta ase­gu­ró que con­ti­nua­rá apos­tan­do al de­sa- rro­llo de la téc­ni­ca ro­bo­ti­za­da, ya que hay equi­pos con 20 a 25 de años en Ham­bur­go, Alemania, en per­fec­tas y efi­cien­tes con­di­cio­nes. “Exis­ten mo­de­los gran­des con ca­pa­ci­dad de 50 y 60 ca­rros, to­dos ma­ne­ja­dos ro­bó­ti­ca­men­te, sin la ayu­da de un ser hu­mano. Lo que sí se re­quie­re es un man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo que se efec­túa ca­da seis me­ses”, co­men­tó.

Re­que­ri­mien­tos y tec­no­lo­gías cla­ve

Los ex­per­tos de­ter­mi­nan que es­te ti­po de pla­ta­for­mas ga­ran­ti­zan efi­cien­cia, aho­rro de tiem­po, com­bus­ti­ble y ex­clu­ye la mano de obra, por lo que su ren­ta­bi­li­dad es com­ple­ta­men­te sa­tis­fac­to­ria. Es­tos es­ta­cio­na­mien­tos pue­den ser ubi­ca­dos en lu­ga­res co­mo só­ta­nos, ca­lles, lo­tes y al­tu­ra, to­do de­pen­de del di­se­ño que se eje­cu­te.

El fac­tor pre­cio es otro de los de­to­na­do­res de es­ta ten­den­cia, se­gún re­cal­có Ra­món Pen­do­nes, vi­ce­pre­si­den­te de OPB Ar­qui­tec­tos en Cos­ta Ri­ca, pues el cos­to de la tie­rra en nues­tros paí­ses es muy al­to y de­di­car tan­ta su­per­fi­cie ho­ri­zon­tal pa­ra de­jar un ca­rro por mu­cho tiem­po es un des­per­di­cio”. Por es­to, des­ta­có que la me­jor op­ción es op­tar por to­rres de es­ta­cio­na­mien­to.

Pen­do­nes con­fir­mó que cual­quier es­truc­tu­ra fí­si­ca apli­ca pa­ra es­tos apar­ca­mien­tos y que el ti­po de ma­te­rial es muy va­ria­do, ya que pue­de ser de con­cre­to o me­tá­li­co.

El Ing. Ro­nald Stein­vorth Sau­ter, pre­si­den­te de IECA In­ter­na­cio­nal S.A., tam­bién in­di­có que los edi­fi­cios al­tos ocu­pan una me­nor hue­lla, por lo que el cos­to del te­rreno es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te me­nor.

De acuer­do al Ing. Ra­fa el­mán, pre­si­den­te de la fir- ma de ar­qui­tec­tos, Sel­man & Aso­cia­dos en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, los es­pa­cios de es­ta­cio­na­mien­to ver­ti­cal au­to­ma­ti­za­do de­ben cum­plir con re­que­ri­mien­tos es­truc­tu­ra­les an­ti­sís­mi­cos y sis­te­mas eléc­tri­cos de emer­gen­cia; sin em­bar­go, el he­cho de ser ele­va­dos fa­vo­re­ce a que no re­quie­ran com­ple­jos sis­te­mas de ex­trac­ción o ilu­mi­na­ción.

Se­gún Alonso Ro­sa­rio, es­pe­cia­lis­ta do­mi­ni­cano en ur­ba­nis­mo, den­tro de los re­que­ri­mien­tos es­ta­ble­ci­dos por las au­to­ri­da­des reguladoras del trans­por­te, el área mí­ni­ma por par­queo de­be ser de 12 m2.

En cuan­to a los de­ta­lles de ven­ti­la­ción, Ca­re­la re­co­mien­da que es­ta pue­de ser na­tu­ral, siem­pre y cuan­do sea cru­za­da con un mí­ni­mo de 0.06 m2 por ca­da es­pa­cio es­ta­cio­nar. Ade­más, de­be ser por im­pul­sión de ai­re fres­co (12 m3) por ca­da me­tro cua­dra­do de su­per­fi­cie, con un mí­ni­mo que per­mi­ta ca­da cua­tro ho­ras re­no­var la con­cen­tra­ción de C0 en el ai­re, pa­ra que sea me­nor a 1/10.000 (una par­te por diez mil).

Por su par­te, las to­rres so­bre ni­vel de te­rreno son muy abier­tas por lo que ahí no es ne­ce­sa­rio ven­ti­la­ción for­za­da o me­cá­ni­ca, aun­que sí de­be ha­ber ilu­mi­na­ción nor­mal re­gi­da por as­pec­tos más de se­gu­ri­dad, ade­más de una ilu­mi­na­ción bá­si­ca, sos­tu­vo Pen­do­nes.

Ca­re­la de­ta­lló que la ilu­mi­na­ción de pa­si­llos de cir­cu­la­ción de vehícu­los y es­ca­le­ras pea­to­na­les de­be te­ner 100 lú­me­nes por me­tro cua­dra­do de su­per­fi­cie, y el área pa­ra es­ta­cio­nar de 50 lú­me­nes por me­tro cua­dra­do de su­per­fi­cie, evi­tan­do que la luz bri­lle so­bre pro­pie­da­des ad­ya­cen­tes.

Las pla­ta­for­mas que se mo­vi­li­zan en ver­ti­cal per­mi­ten que se op­ti­mi­ce el apro­ve­cha­mien­to de los es­pa­cios pa­ra par­queos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.