Los mi­tos del uso de con­duc­to­res de alu­mi­nio

Aun­que em­plear es­te ti­po de ca­ble en ins­ta­la­cio­nes eléc­tri­cas es una prác­ti­ca co­mún, mu­chos creen que tie­ne una me­nor vi­da útil o que es más li­mi­ta­do.

Construir Nicaragua - - SUMARIO - Por Ing. Mar­tín Ro­sa­les Mo­li­na, es­pe­cia­lis­ta se­nior en pro­duc­ción de alu­mi­nio de Ge­ne­ral Ca­ble Con­du­cen.

Aun­que em­plear es­te ti­po de ca­ble en ins­ta­la­cio­nes eléc­tri­cas es co­mún, mu­chos creen que tie­ne una me­nor vi­da útil o que es más li­mi­ta­do.

Los ca­bles de alu­mi­nio o re­cen arios enefi­cios pa­ra el ins­ta­la­dor, uno de ellos es la re­duc­ción de cos­tos en tiem­pos de eje­cu­ción, de­bi­do a que son con­duc­to­res eléc­tri­cos con me­nor pe­so, lo cual per­mi­te que se ma­ni­pu­len con ma­yor fa­ci­li­dad.

A pe­sar de lo an­te­rior, el uso de es­tos ha ge­ne­ra­do po­si­cio­nes en­con­tra­das con res­pec­to a las apli­ca­cio­nes en don­de se pue­den uti­li­zar y la ma­ne­ra co­rrec­ta en la que de­ben ser ins­ta­la­dos. Pa­ra en­fren­tar al­gu­nos de los “mi­tos” que han sur­gi­do an­te es­ta di­fe­ren­cia de cri­te­rios, tal co­mo “el ca­ble de alu­mi­nio tie­ne me­nor vi­da útil”, en­tre otros más, es im­por­tan­te co­no­cer las ca­rac­te­rís­ti­cas, bon­da­des y li­mi­ta­cio­nes que tie­nen es­tos con­duc­to­res de alu­mi­nio en dis­tin­tos ám­bi­tos a con­si­de­rar en el di­se­ño de una obra, de ma­ne­ra que se pue­da ha­cer uso co­rrec­to de los mis­mos.

Es­fuer­zo de ten­sión

Pa­ra evi­tar un ma­yor es­fuer­zo de ten­sión du­ran­te la ins­ta­la­ción de los ca­bles de alu­mi­nio, es im­por­tan­te cui­dar el lle­na­do de las tu­be­rías se­gún lo per­mi­ti­do en las ta­blas C.1A has­ta la C.12A del anexo C del NEC 2008 en es­pa­ñol, pa­ra los di­fe­ren­tes ti­pos de con­duc­to­res.

Se de­be te­ner en cuen­ta que es­ta ta­bla tam­bién es apli­ca­ble pa­ra los con­duc­to­res con alea­ción Se­rie 8000 de alu­mi­nio, de­no­mi­na­dos XHHW-2 Se­rie 8000, los cua­les son ma­nu­fac­tu­ra­dos de for­ma com­pac­ta­da, es de­cir, que se les re­du­ce has­ta un 10% de su diá­me­tro no­mi­nal.

Si la ins­ta­la­ción va a rea­li­zar­se en un sis­te­ma ti­po ban­de­ja ( Ca­ble Tray), el con­duc­tor de­be cum­plir con la prue­ba de la fla­ma, que ga­ran­ti­za el buen desem­pe­ño del mis­mo en es­te ti­po de ins­ta­la­ción y cu­ya mar­ca en el ca­ble se­rá “CT USE”.

Otro cui­da­do que se de­be te­ner, es el de no so­bre­pa­sar el mí­ni­mo ra­dio de cur­va­tu­ra del ca­ble ( ben­ding ra­dius el cual est de­fi­ni­do en ocho ve­ces su diá­me­tro ex­te­rior pa­ra mo­no­con­duc­to­res y sie­te ve­ces pa­ra mul­ti­con­duc­to­res (art. 300.34 NEC 2008).

Con­duc­ti­vi­dad y den­si­dad

La prin­ci­pal con­si­de­ra­ción en el di­se­ño de una ins­ta­la­ción que va a uti­li­zar con­duc­to­res de alu­mi­nio es que es­tos con­duc­to­res pier­den un ter­cio de la con­duc­ti­vi­dad en com­pa­ra­ción con los de co­bre.

De­bi­do a lo an­te­rior, el equi­va­len­te de un ca­ble de alu­mi­nio con res­pec­to a uno de co­bre, se­rá dos ca­li­bres más grue­sos en la ma­yo­ría de los ca­sos, se­gún se pue­de apre­ciar en la ta­bla más ade­lan­te ci­ta­da.

Por ejem­plo, allí el equi­va­len­te de un con­duc­tor 1/0 AWG de co­bre se­rá el ca­li­bre 3/0 AWG de alu­mi­nio o en el ca­so de un ca­li­bre 350 kc­mil de co­bre lo se­rá un ca­li­bre 500 kc­mil de alu­mi­nio; sin em­bar­go, da­do las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias del alu­mi­nio, el pe­so se­rá me­nor (ver re­cua­dro).

Coe­fi­cien­te de di­la­ta­ción

Una de las prin­ci­pa­les fallas que ge­ne­ra­ba la uti­li­za­ción de los ca­bles de alu­mi­nio en sis­te­mas de ca­blea­do en in­te­rio­res eran sus co­ne­xio­nes, ya que la di­fe­ren­cia de di­la­ta­ción de los me­ta­les pro­vo­ca­ba que las co­ne­xio­nes se aflo­ja­ran y die­ran sus con­se­cuen­tes pro­ble­mas.

Es­to ha que­da­do re­suel­to, pri­me­ro por las ca­rac­te­rís­ti­cas de la alea­ción 8.000 y en se­gun­da ins­tan­cia, por el desa­rro­llo de co­nec­to­res apro­pia­dos. Por ejem­plo, un co­nec­tor mar­ca­do con la le-

Pa­ra evi­tar un ma­yor es­fuer­zo de ten­sión du­ran­te la ins­ta­la­ción de los ca­bles de alu­mi­nio, es im­por­tan­te cui­dar el lle­na­do de las tu­be­rías se­gún lo per­mi­ti­do

en­da si ni­fi­ca que es til pa­ra co­nec­tar tan­to alu­mi­nio co­mo co re a una tem­pe­ra­tu­ra de ope­ra­ción de . am i n es re­co­men­da le el uso de aran­de­las de pre­sión o ti­po Be­lle­vi­lle cu o pro­pó­si­to es enerar pre­sión per­ma­nen­te en la unión en­tre el tor­ni­llo la tuer­ca pa­ra e itar as la de or­ma­ción del alu­mi­nio cuan­do ste se di­la­te de ido a la tem­pe­ra­tu­ra ene­ra­da por los pro­ce­sos de in­cre­men­to de la co­rrien­te lo ran­do de es­ta ma­ne­ra que las par­tes su etas per­ma­ne can a us­ta­das fi as a pe­sar de i ra­cio­nes u otras or­mas de mo imien­to o di­la­ta­ción que se pro­du­cen con el tiem­po an­te el com­por­ta­mien­to nor­mal de un ca le en un­cio­na­mien­to.

Co­rro­sión

na lti­ma con­si­de­ra­ción res­pec­to al alu­mi­nio de­ri ado de sus ca­rac­ter sti­cas qu mi­cas es que tie­ne un ele ado es­ta­do de o ida­ción.

s por ello que un con­duc­tor des­nu­do al en­trar en con­tac­to con la at­mós era reac­cio­na in­me­dia­ta­men­te an­te el o eno del am ien­te or­ma r pi­da­men­te una fina ca­pa su­per­fi­cial de un ó ido de alu­mi­nio co­no­ci­da co­mo la al mi­na l la cual le da una al­ta re­sis­ten­cia el ctri­ca.

e ido a es­to con el fin de e itar la pre­sen­cia de pun­tos ca­lien­tes en los si­tios don­de se reali­cen co­ne io­nes el ctri­cas es ne­ce­sa­rio ase urar una ue- na lim­pie a del con­duc­tor ce­pi­lla­da an­tes de la co­ne ión fi­nal.

os con­duc­to­res el ctri­cos de alu­mi­nio se­rie o erie son una al­ter­na­ti a ia le se ura en una ins­ta­la­ción el ctri­ca de edi­fi­ca­cio­nes siem­pre cuan­do se si an las ue­nas pr cti­cas de ins­ta­la­ción es­tos con­duc­to­res sean cer­ti­fi­ca­dos por en­tes in­ter­na­cio­nal­men­te re­co­no­ci­dos co­mo en­tre otros quie­nes ali­dan que los ma­te­ria­les uti­li ados alea­cio­nes de lu­mi­nio se­rie . sus pl sti­cos de ais­la­mien­to son óp­ti­mos pa­ra el me or desem­pe o.

La prin­ci­pal con­si­de­ra­ción en el di­se­ño de una ins­ta­la­ción que va a uti­li­zar con­duc­to­res de alu­mi­nio es que es­tos con­duc­to­res pier­den un ter­cio de la con­duc­ti­vi­dad en com­pa­ra­ción con los de co­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.