Claves pa­ra di­se­ñar edi­fi­cios del fu­tu­ro

Las tec­no­lo­gías pa­ra cons­truir obras in­te­li­gen­tes es­tán do­mi­nan­do el mercado. Con­su­mir me­nos pe­ro ha­cer más es la pre­mi­sa de nues­tros tiem­pos.

Construir Nicaragua - - ELECTRICIDAD - Por Luis Al­fa­ro, ge­ren­te de mer­ca­deo pa­ra Sch­nei­der Elec­tric Cen­troa­mé­ri­ca

El rá­pi­do avan­ce tec­no­ló­gi­co per­mi­te ha­cer nues­tras ac­ti­vi­da­des y es­ti­lo de vi­da ca­da vez más aus­te­ro, al me­nos en lo que al con­su­mo ener ti­co se re­fie­re a traí­do una am­plia ga­ma de op­cio­nes pa­ra ha­cer de nues­tros ho­ga­res es­truc­tu­ras au­to­ma­ti adas efi­cien­tes e in­te­li­gen­tes.

No se ha­bla de des­cu­bri­mien­tos nue­vos, sino de tec­no­lo ías que an enido e olu­cio­nan­do por dé­ca­das, pe­ro que han au­men­ta­do el rit­mo re­cien­te­men­te. Una de las áreas más ac­ti­vas hoy es la au­to­ma­ti aci n de edi­fi­cios en la que los desa­rro­lla­do­res apues­tan por sis­te­mas com­ple­jos au­to­ma­ti­za­dos y ar­qui­tec­tu­ras no­ve­do­sas que sean ca­pa­ces de co­nec­tar to­das las ca­pas, al mis­mo tiem­po que ge­ne­ran y pro­ce­san da­tos pa­ra op­ti­mi­zar su fun­cio­na­mien­to y so­lu­cio­nar pro­ble­mas.

Una de las prin­ci­pa­les ven­ta­jas que se en­cuen­tran en los más re­cien­tes avan­ces tec­no­ló­gi­cos, es que per­mi­ten ins­ta­lar una ba­se que se pue­de com­ple­men­tar po­co a po­co, un sis­te­ma al que se le su­man pie­zas com­pa­ti­bles en­tre ellas y con un soft­wa­re ge­ne­ral que per­mi­te la co­mu­ni­ca­ción en­tre to­dos sus ni­ve­les. Ese es el ca­so de di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas, que ma­ne­jan una ar­qui­tec­tu­ra de sis­te­mas abier­ta e in­ter­ope­ra­ble, ha­bi­li­ta­da con In­ter­net de las Co­sas (IoT), que pro­por­cio­na va­lor me­jo­ra­do al­re­de­dor de la se uri­dad fia ili- dad efi­cien­cia sos­te­ni ili­dad co­nec­ti­vi­dad.

El ob­je­ti­vo es la in­te­gra­ción de he­rra­mien­tas de in­no­va­ción en to­dos los ni­ve­les pa­ra ob­te­ner la in­for­ma­ción y da­tos de to­do lo que ocu­rre en el edi­fi­cio pe­ro que ade­más se ana­li­cen y sean pro­ve­cho­sos pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes. sta tec­no­lo ía ga­ran­ti­za bue­nas prác­ti­cas en edi­fi­ca­cio­nes in­te­li en­tes a que re­co­pi­la da­tos de ca­da mo­vi­mien­to que se ha­ce den­tro de las ins­ta­la­cio­nes pa­ra pro­cu­rar

el ma­yor ni­vel de seguridad de sus ha­bi­tan­tes.

En este sen­ti­do, es im­por­tan­te que se in­clu­yan las pre­vis­tas ne­ce­sa­rias en di­se­ños y pla­nos de nue­vas obras, que ase­gu­ran una ba­se com­pa­ti­ble con es­tas nue­vas tec­no­lo­gías. En­tre las áreas más bá­si­cas es­tá la in­fra­es­truc­tu­ra de ca­blea­do, in­dis­pen­sa­ble pa­ra la in­ter­co­ne­xión de sis­te­mas y el so­por­te ade­cua­do pa­ra la trans­mi­sión de ener­gía o da­tos.

n un edi­fi­cio au­to­ma­ti ado sea re­si­den­cial o co­mer­cial, ge­ne­ral­men­te se in­te­gran cin­co sis­te­mas, el sis­te­ma de ges­tión de ener­gía, con­trol de ilu­mi­na­ción, el sis­te­ma de seguridad y con­trol de ac­ce­so, in­clu­yen­do un CCTV ( Clo­se Cir­cuit Te­le­vi­sion), el HVAC ( Hea­ting, ven­ti­la­ting and air con­di­tio­ning) y la alar­ma de in­cen­dio.

Pa­ra que es­tos sis­te­mas pue­dan evo­lu­cio­nar, es ne­ce­sa­rio ins­ta­lar un cen­tro de co­mu­ni­ca­cio­nes que fun­cio­ne co­mo co­ne­xión cen­tral pa­ra el ca­blea­do prin­ci­pal y pun­to de par­ti­da pa­ra las ru­tas de ca­bles a to­dos los sis­te­mas de au­to­ma­ti aci n.

Hay que po­ner aten­ción tam­bién a la in­fra­es­truc­tu­ra en la que se ins­ta­le el ca­blea­do, que sean duc­tos del ta­ma­ño ade­cua­do y pro­te­gi­dos con­tra la hu­me­dad y el ca­lor pa­ra evi­tar ac­ci­den­tes, fa­ci­li­tar su man­te­ni­mien­to aran­ti ar una ida útil lar­ga.

Con­trol de ac­ce­so: pro­tec­ción pa­ra usua­rios y da­tos

Tan­to a ni­vel re­si­den­cial co­mo em­pre­sa­rial, los sis­te­mas de seguridad son el pun­to m s crítico de la au­to­ma­ti ación, pues implican el res­guar­do de bie­nes pre­cia­dos y el con­trol de movimientos a su al­re­de­dor.

El con­trol de ac­ce­so elec­tró­ni­co ha ve­ni­do a fa­ci­li­tar la cir­cu­la­ción por las di­fe­ren­tes áreas de un in­mue­ble, re­sol­vien­do pro­ble­mas que ge­ne­ra­ban las lla­ves y ce­rro­jos me­cá­ni­cos, pe­ro so­bre­to­do, per­mi­tien­do te­ner una vi­sión ge­ne­ral y un re­gis­tro de ca­da mo­vi­mien­to de sus usua­rios.

Hoy el con­trol de ac­ce­so cuen­ta con mu­chas op­cio­nes, des­de tarjetas de iden­ti­fi­ca­ci n re is­tro iom tri­co o bien des­de apli­ca­cio­nes mó­vi­les, pe­ro lo más im­por­tan­te es in­te­grar los sis­te­mas de seguridad con he­rra­mien­tas de vi­si­bi­li­dad de to­da la in­fra­es­truc­tu­ra y su co­rrec­to fun­cio­na­mien­to.

Es­tas he­rra­mien­tas per­mi­ten de­tec­tar in­tru­sos, vi­deo­vi­gi­lan­cia, ad­mi­nis­tra­ción de la ase de da­tos de iden­ti­fi­ca­ci n y de­tec­ción de ries­gos. Ade­más, la in­for­ma­ción re­co­pi­la­da de to­das esas fun­cio­nes es pro­ce­sa­da y tra­du­ci­da en in­su­mos pa­ra ayu­dar a la to­ma de de­ci­sio­nes efec­ti­vas en ca­sos de emer­gen­cia.

Una apues­ta por el pla­ne­ta

os edi­fi­cios in­te­li en­tes tam­bién son ver­des. La au­to­ma­ti aci n per­mi­te que se uti­li­cen cier­tos re­cur­sos solo cuan­do real­men­te son ne­ce­sa­rios, así ten­drán pe­río­dos en que se apa­guen o ba­jen su fun­cio­na­mien­to pa­ra no con­su­mir ener­gía. Es­to ge­ne­ra un aho­rro eco­nó­mi­co im­por­tan­te, pe­ro tam­bién dis­mi­nu­ye la hue­lla de car­bono.

Hoy, los sis­te­mas que más se im­ple­men­tan son los re­la­cio­na­dos a con­trol de ilu­mi­na­ción y ai­res acon­di­cio­na­dos, pe­ro tam i n em­pe amos a ver otros re­la­cio­na­dos con el mo­ni­to­reo de la ca­li­dad de ener­gía y su ad­mi­nis­tra­ción, que per­mi­ten me­jo­rar el fac­tor de po­ten­cia y di­vi­dir el con­su­mo pro­por­cio­nal­men­te en­tre di­fe­ren­tes ha­bi­tan­tes de un in­mue­ble.

Cuan­do se cons­tru­yen edi­fi­cios nue os eneral­men­te se incorporan sis­te­mas in­te­li­gen­tes o bien las pre­vis­tas pa­ra poder in­te­grar­los po­co a po­co. Sin em­bar­go, aun hay un gran re­to en la re­mo­de­la­ción de edi­fi­cios an­ti uos que tie­nen al­tos ni­ve­les de con­su­mo ener­gé­ti­co y por en­de son me­nos efi­cien­tes.

In­dus­tria, em­pre­sas, co­mer­cio y ciu­da­da­nos, to­dos com­par­ten una gran res­pon­sa­bi­li­dad: con­su­mir me­nos re­cur­sos man­te­nien­do las ac­ti­vi­da­des y la pro­duc­ti­vi­dad e in­clu­si­ve au­men­tán­do­las.

El ob­je­ti­vo es la in­te­gra­ción de he­rra­mien­tas de in­no­va­ción pa­ra ob­te­ner la in­for­ma­ción y da­tos de to­do lo que ocu­rre e el edi­fi­cio pe­ro que ade­más se ana­li­cen y sean pro­ve­cho­sos pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes.

Luis Al­fa­ro Sch­nei­der Elec­tric Cen­troa­mé­ri­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.