Um­bra­les de con­cre­to

Domus en Español Nicaragua - - SUMARIO - Ruiz Par­do-ne­bre­da Mar­ce­lo Ruiz Par­do Fo­tos Je­sús Gra­na­da

Una po­ten­te es­truc­tu­ra de­fi­ne la es­pa­cia­li­dad in­te­rior y con­fie­re a las ofi­ci­nas de Pu­ma Energy en El Sal­va­dor, un fuer­te ca­rác­ter ma­te­rial. Su cla­ra con­fi­gu­ra­ción geo­mé­tri­ca y la so­lu­ción es­truc­tu­ral per­mi­ten per­ci­bir el con­jun­to co­mo una ma­sa pe­sa­da que se ele­va del sue­lo y se so­por­ta de ma­ne­ra equi­li­bra­da dan­do la sen­sa­ción de le­ve­dad

El edi­fi­cio de la Se­de Cor­po­ra­ti­va de Pu­ma Energy, in­mer­so en una área in­dus­trial, se vin­cu­la con su en­torno atra­pan­do pa­ra sí el pai­sa­je pri­vi­le­gia­do de ve­ge­ta­ción de la Fin­ca San­ta Ele­na, con el Pi­ca­cho y el crá­ter de El Bo­que­rón re­cor­ta­dos en el ho­ri­zon­te. A la vez, pre­sen­ta su ima­gen res­pe­tuo­sa y ro­tun­da a la ciu­dad en cons­tan­te mo­vi­mien­to, que dis­cu­rre a sus pies por la ca­rre­te­ra Pa­na­me­ri­ca­na, so­bre la que se aso­ma.

La obra se si­túa en el lo­te de tal mo­do que or­ga­ni­za los va­cíos y las cir­cu­la­cio­nes de la par­ce­la al­re­de­dor su­yo. Ge­ne­ra una área de ac­ce­so fron­tal do­mi­na­da por la ve­ge­ta­ción de­jan­do pa­so, a tra­vés de una ca­lle la­te­ral a la zo­na pos­te­rior don­de se re­suel­ve el apar­ca­mien­to, do­mi­na­do por la pre­sen­cia de la es­truc­tu­ra de con­cre­to vis­to del edi­fi­cio, ele­va­do so­bre pi­la­res y pan­ta­llas.

La edi­fi­ca­ción se or­ga­ni­za en dos vo­lú­me­nes in­de­pen­dien­tes. Dos cru­jías su­per­pues­tas y dis­pues­tas en­tre sí en for­ma de cruz. La pri­me­ra de las cru­jías for­ma la plan­ta ba­ja del edi­fi­cio, re­suel­ve los ac­ce­sos y con­tie­ne usos pú­bli­cos, mien­tras que, la pie­za su­pe­rior al­ber­ga el pro­gra­ma de ofi­ci­nas in­ter­nas con es­pa­cios de ca­rác­ter la­bo­ral. En el cru­ce de am­bas, un es­pa­cio ver­ti­cal or­de­na to­do el edi­fi­cio, per­mi­tien­do co­ne­xio­nes vi­sua­les en­tre los ni­ve­les y fa­vo­re­cien­do una rá­pi­da orien­ta­ción. En es­te pun­to, la luz pro­vie­ne de lu­cer­na­rios en cu­bier­ta co­mo con­tras­te a la es­pa­cia­li­dad ho­ri­zon­tal del área de tra­ba­jo. La es­truc­tu­ra y el es­pa­cio se iden­ti­fi­can en­tre sí, de tal mo­do que la es­truc­tu­ra de gran­des lu­ces per­mi­te la ge­ne­ra­ción de es­pa­cios de tra­ba­jo abier­tos y con­ti­nuos, pro­por­cio­nan­do una gran fle­xi­bi­li­dad de uso y fa­ci­li­tan­do la in­ter­ac­ción de las per­so­nas. La ac­ce­si­bi­li­dad, vi­si­bi­li­dad y trans­pa­ren­cia han mo­ti­va­do las prin­ci­pa­les de­ci­sio­nes del pro­yec­to prio­ri­zan­do en to­do mo­men­to las vi­sua­les in­te­rio­res que per­mi­tan per­ci­bir el en­torno ve­ge­tal cir­cun­dan­te y al mis­mo tiem­po la con­ca­te­na­ción de es­pa­cios in­te­rio­res.

Las cir­cu­la­cio­nes se or­ga­ni­zan pe­ri­me­tral­men­te y a tra­vés de una se­cuen­cia de usos de mo­do que el usua­rio nun­ca vuel­ve so­bre sus pa­sos sino que cir­cu­la de ma­ne­ra cons­tan­te de un es­pa­cio a otro. Las tran­si­cio­nes en­tre áreas dis­tin­tas se ar­ti­cu­lan por me­dio de di­la­ta­cio­nes y com­pre­sio­nes es­pa­cia­les, man­te­nien­do siem­pre la con­ti­nui­dad vi­sual que ga­ran­ti­za una cons­tan­te co­mu­ni­ca­ción de es­pa­cios.

Ca­da uno de los blo­ques se con­ci­be a par­tir de prin­ci­pios es­truc­tu­ra­les di­fe­ren­tes, y por lo tan­to, su ilu­mi­na­ción na­tu­ral, su es­pa­cia­li­dad y su re­la­ción con el ex­te­rior, re­sul­tan tam­bién di­fe­ren­tes.

Así, el blo­que in­fe­rior es­tá con­ce­bi­do a par­tir de una con­cep­ción es­te­reo­tó­mi­ca del es­pa­cio. Se tra­ta de un vo­lu­men que es­ta­ble­ce re­la­cio­nes pun­tua­les con el ex­te­rior, y se ma­te­ria­li­za a tra­vés de mu­ros con con­tra­fuer­tes so­bre los que se apo­ya la lo­sa de cu­bier­ta.

Es­ta con­fi­gu­ra­ción per­mi­te dis­po­ner lu­cer­na­rios li­nea­les con­ti­nuos, pa­ra­le­los a los mu­ros en­tre con­tra­fuer­tes, por don­de res­ba­la la luz. En es­te ni­vel se re­suel­ven los ac­ce­sos y el pro­gra­ma de vi­si­tas ex­ter­nas. El blo­que su­pe­rior, por su par­te, es­tá pen­sa­do a par­tir de una con­cep­ción tec­tó­ni­ca del es­pa­cio. Es­truc­tu­ral­men­te se re­suel­ve a par­tir de dos pór­ti­cos lon­gi­tu­di­na­les pa­ra­le­los con vo­la­di­zos en am­bos ex­tre­mos y vi­gas per­pen­di­cu­la­res a és­tos, cu­yos ex­tre­mos se en­cuen­tran igual­men­te en vo­la­di­zo. Es­ta pie­za en­fa­ti­za la ho­ri­zon­ta­li­dad y de­ter­mi­na una es­pa­cia­li­dad abier­ta y diá­fa­na li­ga­da al ho­ri­zon­te. El cuer­po su­pe­rior al­ber­ga el pro­gra­ma de ofi­ci­nas y usos co­lec­ti­vos. La es­truc­tu­ra se en­cuen­tra cla­ra­men­te or­de­na­da y es le­gi­ble. Se tra­ta de una dis­po­si­ción equi­li­bra­da de car­gas es­truc­tu­ra­les cu­ya ex­pre­sión fi­nal es un fuer­te vo­lu­men tec­tó­ni­co con un nú­me­ro muy re­du­ci­do de apo­yos. El mo­do de re­sol­ver un blo­que ele­va­do

de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas en una re­gión sís­mi­ca, es a tra­vés de la con­cen­tra­ción de los es­fuer­zos ho­ri­zon­ta­les en unos po­cos mu­ros ma­si­vos, de­jan­do los pi­la­res solo pa­ra car­gas ver­ti­ca­les. Ade­más, los gran­des va­nos de en­tre 9 y 12 me­tros, es­tán en con­ti­nui­dad o com­pen­sa­dos con ex­tre­mos en vo­la­di­zo. De es­te mo­do, los vo­la­di­zos no son solo una ex­pre­sión del edi­fi­cio, sino una con­se­cuen­cia de su op­ti­mi­za­ción es­truc­tu­ral.

Con con­cre­to y acero, y por au­sen­cia el vi­drio, se di­bu­jan o des­di­bu­jan los lí­mi­tes de la cons­truc­ción. El con­cre­to es tra­ta­do co­mo gran­des pla­nos ho­ri­zon­ta­les y ver­ti­ca­les con vo­lu­men, mien­tras que, el acero es em­plea­do pa­ra de­fi­nir ele­men­tos de pro­por­ción pla­na, de gran es­bel­tez y fi­nu­ra. Pie­zas de fun­ción ver­sá­til, cu­yas di­men­sio­nes y rit­mo se di­la­tan y com­pri­men ade­cuán­do­se al pa­pel que desem­pe­ñan. La fa­cha­da ha si­do di­se­ña­da pa­ra ma­xi­mi­zar la luz na­tu­ral y mi­ni­mi­zar las ga­nan­cias tér­mi­cas debidas a la in­ci­den­cia di­rec­ta del sol. Se rea­li­za­ron se­ries de si­mu­la­cio­nes y cálcu­los pa­ra de­ter­mi­nar la se­pa­ra­ción y pro­fun­di­dad de los cor­ta­so­les con el ob­je­ti­vo de ob­te­ner una ilu­mi­na­ción ho­mo­gé­nea y di­fu­sa del es­pa­cio de tra­ba­jo.

El edi­fi­cio es­tá orien­ta­do de tal mo­do que las fa­cha­das lon­gi­tu­di­na­les se orien­tan es­teoes­te don­de se in­ser­tan la­mas de acero que con­tro­lan la in­ci­den­cia del sol en el es­pa­cio in­te­rior y que ac­túan co­mo so­por­te del mu­ro cor­ti­na. Es­te sis­te­ma de mu­ro cor­ti­na ha si­do es­pe­cí­fi­ca­men­te di­se­ña­do y cal­cu­la­do pa­ra es­te pro­yec­to en par­ti­cu­lar, y ha si­do ma­nu­fac­tu­ra­do en obra. Los mon­tan­tes es­tán for­ma­dos por sec­cio­nes ar­ma­das de acero mien­tras que los tra­ve­sa­ños es­tán in­te­gra­dos por ple­ti­nas ma­ci­zas de acero.

En la fa­cha­da nor­te, so­bre la ca­rre­te­ra pa­na­me­ri­ca­na, el ce­rra­mien­to ex­ce­de los lí­mi­tes del con­cre­to y se pro­yec­ta ha­cia el ex­te­rior con vis­tas al vol­cán de la ciu­dad, cons­ti­tu­yen­do la es­truc­tu­ra por­tan­te de un mirador que se aso­ma a la ciu­dad par­ti­ci­pan­do de la in­ten­si­dad del trán­si­to, mos­tran­do su ac­ti­vi­dad in­te­rior y ac­tuan­do co­mo ele­men­to re­no­va­dor del pai­sa­je ur­bano. La es­truc­tu­ra vo­la­da del mirador es­tá for­ma­da por sec­cio­nes ar­ma­das de acero. Tan­to el sue­lo co­mo el te­cho de es­te mirador son me­tá­li­cos y es­tán for­ma­dos por pa­ne­les sánd­wich de acero con nú­cleo ais­lan­te mon­ta­dos in si­tu.

Al sur, la dis­cre­ta trans­for­ma­ción de los per­fi­les de acero en mí­ni­mos ele­men­tos de su­je­ción pa­ra la fa­cha­da que se re­me­te, ge­ne­ra una te­rra­za ex­te­rior que sir­ve de pro­lon­ga­ción de la sa­la de jun­tas la cual se vin­cu­la con la ve­ge­ta­ción cir­cun­dan­te.

Pá­gi­nas an­te­rio­res: una cla­ra es­truc­tu­ra de con­cre­to alo­ja las áreas de tra­ba­jo, las cua­les que­dan pro­te­gi­das del sol, gra­cias a una se­rie de pro­fun­dos mon­tan­tes de mu­ro cor­ti­na. En es­ta pá­gi­na: se ob­ser­van las plan­tas co­mo dos blo­ques su­per­pues­tos y...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.