ONU pi­de un nue­vo plan pa­ra la eco­no­mía mun­dial

El Nuevo Diario - - Dinero - EFE

La ONU abo­gó ayer por un “Nue­vo Pac­to Mun­dial” co­mo al­ter­na­ti­va a la aus­te­ri­dad, cen­tra­do en me­di­das fis­ca­les ex­pan­si­vas que pro­mue­van la in­ver­sión y en es­tra­te­gias re­gu­la­do­ras y re­dis­tri­bu­ti­va. El ob­je­ti­vo es su­pe­rar las de­sigual­da­des in­du­ci­das por la hi­per­glo­ba­li­za­ción y crear eco­no­mías y so­cie­da­des más in­clu­si­vas, se­gún un in­for­me pu­bli­ca­do ayer por la Agen­cia de Na­cio­nes Uni­das pa­ra el Co­mer­cio y el De­sa­rro­llo (Un­ctad). El es­tu­dio ar­gu­men­ta que la eco­no­mía mun­dial pa­re­ce es­tar “atas­ca­da” en su ca­mino ha­cia la re­cu­pe­ra­ción y que una de las ra­zo­nes de ello, en par­ti­cu­lar en el ca­so de las eco­no­mías avan­za­das, es la aus­te­ri­dad fis­cal, ade­más de una de­man­da mun­dial in­su­fi­cien­te que ha­ce que “el co­mer­cio si­ga flo­jo”.

Se­gún la Un­ctad, dos de las ma­yo­res ten­den­cias so­cio­eco­nó­mi­cas en los úl­ti­mos de­ce­nios han si­do la ex­plo­sión de la deu­da y el au­men­to de las “su­per­éli­tes”, las más ex­clu­si­vas. Es­tas ten­den­cias es­tán vin­cu­la­das con la des­re­gu­la­ción de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros, el en­san­cha­mien­to de la bre­cha en la pro­pie­dad de los ac­ti­vos fi­nan­cie­ros y la fi­ja­ción de la ren­ta­bi­li­dad a cor­to pla­zo “Co­mo ta­les, la de­sigual­dad y la ines­ta­bi­li­dad es­tán di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con la hi­per­glo­ba­li­za­ción”, in­di­ca, al­go que “con­du­ce a un mun­do con ni­ve­les in­su­fi­cien­tes de in­ver­sión pro­duc­ti­va, un em­pleo pre­ca­rio y una me­nor pro­tec­ción so­cial”.

En opi­nión de es­ta agen­cia de la ONU, se ha re­cu­rri­do en ex­ce­so al co­mer­cio y a la tec­no­lo­gía pa­ra ex­pli­car las di­fi­cul­ta­des de la hi­per­glo­ba­li­za­ción, cuan­do ha­bría que po­ner el fo­co más en el po­der de mer­ca­do. El in­for­me tam­bién sos­tie­ne que, a pe­sar de que la au­to­ma­ti­za­ción y la ma­yor par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en el mer­ca­do la­bo­ral de­be­rían ser no­ve­da­des po­si­ti­vas, “se pre­sen­tan co­mo ame­na­zan­tes por­que coin­ci­den con un mun­do de aus­te­ri­dad y com­pe­ten­cia ex­ce­si­va y ejer­cen una pre­sión a la ba­ja en los mer­ca­dos de tra­ba­jo.

“El re­sul­ta­do es una reac­ción po­pu­lar vio­len­ta con­tra un sis­te­ma que se con­si­de­ra ex­ce­si­va­men­te fa­vo­ra­ble a un pu­ña­do de gran­des em­pre­sas, ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras e in­di­vi­duos pu­dien­tes”, se­ña­la la Un­ctad. Los ex­per­tos de es­ta agen­cia de la ONU ad­vier­ten de que “no co­rre­gir los ex­ce­sos de la hi­per­glo­ba­li­za­ción no so­lo po­ne en pe­li­gro la cohe­sión so­cial, sino tam­bién dis­mi­nu­ye la con­fian­za en los mer­ca­dos y los po­lí­ti­cos”. La Un­ctad sos­tie­ne que en una eco­no­mía mun­dial in­te­gra­da, los go­bier­nos de­ben ac­tuar jun­tos pa­ra que ca­da país ten­ga éxi­to. Por ello pro­po­ne que los paí­ses re­pli­quen el “New Deal” o “Nue­vo Pac­to” pues­to en mar­cha en­tre 1933 y 1937 por el en­ton­ces pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Fran­klin D. Roo­se­velt, pa­ra in­ten­tar pa­liar la Gran De­pre­sión de 1929. Esa ini­cia­ti­va se ba­sa­ba en tres com­po­nen­tes es­tra­té­gi­cos -la re­cu­pe­ra­ción, la re­gu­la­ción y la re­dis­tri­bu­ción- y te­nía co­mo re­ce­ta la crea­ción de em­pleos, la ex­pan­sión fis­cal y la re­for­ma y re­gu­la­ción de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros.

El “Nue­vo Pac­to Mun­dial” del si­glo XXI pue­de ba­sar­se en los mis­mos fac­to­res pa­ra cons­truir eco­no­mías más in­clu­si­vas y so­li­da­rias, afir­ma la Un­ctad. “Sin es­fuer­zos coor­di­na­dos pa­ra reavi­var la de­man­da glo­bal al in­cre­men­tar los salarios y el gas­to pú­bli­co, la eco­no­mía glo­bal es­ta­rá con­de­na­da a un cre­ci­mien­to len­to o al­go peor”, ad­vier­te. En es­te sen­ti­do re­cuer­da que los éxi­tos del “Nue­vo Pac­to” de los años 30 en EE. UU. se de­bie­ron en gran me­di­da al én­fa­sis que pu­so en los con­tra­po­de­res y en dar voz a los gru­pos más dé­bi­les, es­pe­cial­men­te los de con­su­mi­do­res, las or­ga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res, los agri­cul­to­res y los más des­fa­vo­re­ci­dos.

“Es­to no es me­nos cier­to hoy en día”, afir­ma la Un­ctad, que con­si­de­ra que el “Nue­vo Pac­to Mun­dial” de­be­ría apli­car­se co­mo con­tra­pe­so a la aus­te­ri­dad apli­ca­da has­ta aho­ra co­mo re­ce­ta pa­ra sa­lir de la cri­sis. “Aho­ra es el mo­men­to ideal pa­ra atraer in­ver­sio­nes pri­va­das con la ayu­da de un im­pul­so fis­cal con­cer­ta­do pa­ra reavi­var el cre­ci­mien­to y ayu­dar a re­equi­li­brar las eco­no­mías y so­cie­da­des”, se­ña­la el or­ga­nis­mo de la ONU.

La Un­ctad tam­bién ins­ta a los go­bier­nos a “apro­ve­char la opor­tu­ni­dad que ofre­cen los Ob­je­ti­vos de De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble” pa­ra re­equi­li­brar el mun­do.

LA ONU LLA­MA A CREAR ECO­NO­MÍAS MÁS IN­CLU­SI­VAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.