¿Có­mo se­guir­le el pa­so al mer­ca­do la­bo­ral?

El Nuevo Diario - - Dinero - LAURA RIPANI Y MARIANGELA MEN­DO­ZA*

Nues­tra ca­pa­ci­dad de apren­der y nues­tras ap­ti­tu­des pa­ra apren­der de­ben se­guir­le el pa­so a los rá­pi­dos avan­ces de la tec­no­lo­gía que es­tán trans­for­man­do el mer­ca­do la­bo­ral. ¿Có­mo pue­den pre­pa­rar­se los jó­ve­nes pa­ra com­pe­tir con éxi­to en el fu­tu­ro mer­ca­do del tra­ba­jo? ¿Có­mo dis­mi­nuir la bre­cha que exis­te en­tre las ha­bi­li­da­des de los jó­ve­nes y las de­man­das del mer­ca­do la­bo­ral? Pre­gun­tas co­mo es­tas guia­ron la con­ver­sa­ción en Fa­ce­book Li­ve so­bre la nue­va pu­bli­ca­ción in­sig­nia del BID, Apren­der Me­jor: po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra el de­sa­rro­llo de ha­bi­li­da­des.

Aque­llas ha­bi­li­da­des que sean com­ple­men­ta­rias a la au­to­ma­ti­za­ción, es de­cir, las ha­bi­li­da­des que di­fí­cil­men­te una compu­tado­ra pue­de rea­li­zar (co­mo ser crea­ti­vo o te­ner la ca­pa­ci­dad de re­sol­ver pro­ble­mas abs­trac­tos) son las ne­ce­sa­rias pa­ra afron­tar los cam­bios del mer­ca­do la­bo­ral. Es in­dis­pen­sa­ble es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra ma­ne­jar y com­ple­men­tar el uso de la tec­no­lo­gía. Por otro la­do, las ha­bi­li­da­des de re­la­ción in­ter­per­so­nal, es­tas ha­bi­li­da­des me­jor co­no­ci­das co­mo so­cio­emo­cio­na­les, tie­nen una gran de­man­da en el mer­ca­do la­bo­ral del fu­tu­ro. Las ha­bi­li­da­des que di­fí­cil­men­te una compu­tado­ra pue­de rea­li­zar son las ne­ce­sa­rias pa­ra afron­tar los cam­bios del mer­ca­do la­bo­ral. Asi­mis­mo, el acer­ca­mien­to en­tre el sec­tor pri­va­do y el sec­tor edu­ca­ti­vo se con­si­de­ra de­ci­si­vo pa­ra ce­rrar la bre­cha de ha­bi­li­da­des que exis­te en­tre lo en­se­ña­do en la edu­ca­ción en sus dis­tin­tos ni­ve­les y lo de­man­da­do por el mer­ca­do la­bo­ral.

Los sis­te­mas edu­ca­ti­vos han pre­sen­ta­do di­fi­cul­ta­des pa­ra se­guir­le el pa­so a la rá­pi­da ve­lo­ci­dad con la que cam­bian las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do la­bo­ral. Da­da la ve­lo­ci­dad en que evo­lu­cio­na el mer­ca­do la­bo­ral, aliar­se con las em­pre­sas pa­ra en­tre­nar en aque­llo que de­man­da el em­pre­sa­rio es cla­ve. En ese sen­ti­do, exis­ten ex­pe­rien­cias in­tere­san­tes co­mo los sis­te­mas de for­ma­ción dual, don­de el sec­tor pri­va­do es­tá in­vo­lu­cra­do con el sec­tor pú­bli­co, más allá del fi­nan­cia­mien­to, di­se­ñan­do y eje­cu­tan­do el con­te­ni­do de los pro­gra­mas. En la re­gión, los sis­te­mas de apren­di­ces pue­den ayu­dar a re­sol­ver el des­em­pleo de mu­chas per­so­nas, es­pe­cial­men­te los jó­ve­nes, y pro­mo­ver ma­yor pro­duc­ti­vi­dad en las em­pre­sas.

Los sis­te­mas edu­ca­ti­vos han pre­sen­ta­do di­fi­cul­ta­des pa­ra se­guir­le el pa­so a la rá­pi­da ve­lo­ci­dad con la que cam­bian las ne­ce­si­da­des del mer­ca­do la­bo­ral.

La tec­no­lo­gía no eli­mi­na com­ple­ta­men­te un em­pleo: eli­mi­na las ta­reas más ru­ti­na­rias, per­mi­tien­do que las per­so­nas se desa­rro­llen en otras ac­ti­vi­da­des más crea­ti­vas y, mu­chas ve­ces, más di­ver­ti­das. En es­te sen­ti­do, no to­das son ma­las no­ti­cias cuan­do se ha­bla de au­to­ma­ti­za­ción. El im­pac­to de la tec­no­lo­gía im­pli­ca un cam­bio en la na­tu­ra­le­za en el em­pleo, lo cual pue­de te­ner efec­tos po­si­ti­vos en el de­sa­rro­llo la­bo­ral de las per­so­nas. No to­das son ma­las no­ti­cias cuan­do se ha­bla de au­to­ma­ti­za­ción. El im­pac­to de la tec­no­lo­gía im­pli­ca un cam­bio en la na­tu­ra­le­za en el em­pleo, lo cual pue­de te­ner efec­tos po­si­ti­vos en el de­sa­rro­llo la­bo­ral de las per­so­nas. Ade­más, la tec­no­lo­gía nos per­mi­te re­co­lec­tar da­tos pa­ra to­mar de­ci­sio­nes in­for­ma­das y ba­sa­das en evi­den­cia. Es el ca­so de un nue­vo pro­yec­to lla­ma­do Skills Bank, un si­tio web que ca­te­go­ri­za, es­tan­da­ri­za y pre­sen­ta evi­den­cia so­bre las po­lí­ti­cas que bus­can so­lu­cio­nar desafíos cla­ve del de­sa­rro­llo de ha­bi­li­da­des. El si­tio compila evi­den­cia ri­gu­ro­sa y la po­ne al al­can­ce de los res­pon­sa­bles de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas. Es­ta pla­ta­for­ma ade­más de re­co­lec­tar y pre­sen­tar da­tos agre­ga­dos, pro­por­cio­na de­ta­lles acer­ca del con­tex­to y de la im­ple­men­ta­ción de eva­lua­cio­nes es­pe­cí­fi­cas que los res­pon­sa­bles de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas pue­den ana­li­zar pa­ra adap­tar los pro­gra­mas a sus pro­pios paí­ses. ¿Te in­tere­sa sa­ber más so­bre có­mo apren­der me­jor pa­ra se­guir­le el pa­so a las trans­for­ma­cio­nes del mer­ca­do la­bo­ral? Si quie­res sa­ber más so­bre es­tas re­fle­xio­nes, pue­des ver el Fa­ce­book Li­ve y tam­bién des­car­gar la nue­va pu­bli­ca­ción del BID Apren­der Me­jor: po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra el de­sa­rro­llo de ha­bi­li­da­des. *Es­ta co­lum­na fue pu­bli­ca­da ori­gi­nal­men­te en el blog Fac­tor Tra­ba­jo del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de De­sa­rro­llo (BID).

COM­PE­TEN­CIAS NE­CE­SA­RIAS

¿MIE­DO A LA TEC­NO­LO­GÍA?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.