Seis nicas eran pros­ti­tui­das en Upa­la, Costa Rica

El Nuevo Diario - - País -

DE­LI­TOS. La ban­da que las ex­plo­ta­ba se­xual­men­te fue des­ar­ti­cu­la­da el vier­nes en la lo­ca­li­dad de Upa­la, fron­te­ri­za con Ni­ca­ra­gua, en don­de el gru­po uti­li­za­ba un bar pa­ra pros­ti­tuir a las mu­je­res.

Las au­to­ri­da­des de Costa Rica in­for­ma­ron ayer del arres­to de cin­co per­so­nas de na­cio­na­li­dad cos­ta­rri­cen­se sospechosas de in­te­grar una ban­da que ex­plo­ta­ba se­xual­men­te a mu­je­res mi­gran­tes ni­ca­ra­güen­ses, in­clui­da una me­nor de edad. La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Mi­gra­ción y Ex­tran­je­ría (DGME) ex­pli­có que los he­chos ocu­rrie­ron el vier­nes en la lo­ca­li­dad de Upa­la, fron­te­ri­za con Ni­ca­ra­gua, en don­de el gru­po uti­li­za­ba un bar pa­ra pros­ti­tuir a las mu­je­res. “En es­te gol­pe a la es­truc­tu­ra cri­mi­nal se lo­gra el res­ca­te de seis mu­je­res, en­tre ellas una me­nor de edad, quie­nes se de­di­ca­ban a la ac­ti­vi­dad se­xual en el lu­gar. Las mis­mas son abor­da­das con aten­ción in­te­gral in­me­dia­ta a tra­vés de pro­fe­sio­na­les en si­co­lo­gía y tra­ba­ja­do­res so­cia­les”, in­di­có la DGME en un co­mu­ni­ca­do.

To­das ellas se en­cuen­tran en con­di­ción mi­gra­to­ria irre­gu­lar. La or­ga­ni­za­ción es­ta­ba li­de­ra­da por dos mu­je­res de ape­lli­dos Mar­tí­nez Laí­nez y Mu­ri­llo Mar­tí­nez, ma­dre e hi­ja res­pec­ti­va­men­te; ade­más par­ti­ci­pa­ban tres hom­bres: Pé­rez No­gue­ra, Ba­rrios Ál­va­rez y Montoya Cam­pos, es­te úl­ti­mo po­li­cía. Ca­da miem­bro del gru­po se ex­po­ne a pe­nas de cár­cel de has­ta 16 años por los de­li­tos de tra­ta de per­so­nas y tráfico ilí­ci­to de mi­gran­tes, con el agra­van­te de que una de las víc­ti­mas es me­nor de edad. Se­gún la DGME, el gru­po cap­ta­ba a las mu­je­res en Ni­ca­ra­gua y las tras­la­da­ba a Upa­la (norte de Costa Rica), ba­jo el en­ga­ño de que las iban em­plear co­mo me­se­ras en el bar, pe­ro una vez en el si­tio las obli­ga­ban a pros­ti­tuir­se. El po­li­cía que apa­ren­te­men­te era miem­bro del gru­po cri­mi­nal se en­car­ga­ba de avi­sar a los de­más cuan­do las au­to­ri­da­des iban a lle­var a ca­bo al­gún ope­ra­ti­vo en el si­tio. En ese mo­men­to, otros in­te­gran­tes del gru­po sa­ca­ban a las mu­je­res del bar y las es­con­dían en el bos­que. Los sos­pe­cho­sos se en­cuen­tran a las ór­de­nes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y las víc­ti­mas fue­ron tras­la­da­das a un lu­gar se­gu­ro pa­ra sal­va­guar­dar su in­te­gri­dad fí­si­ca y si­co­ló­gi­ca, ex­pli­có la DGME. La in­ves­ti­ga­ción de es­te ca­so se ex­ten­dió por seis me­ses y fue lle­va­da a ca­bo por la Po­li­cía Pro­fe­sio­nal de Mi­gra­ción y la Fis­ca­lía Ad­jun­ta con­tra la Tra­ta de Per­so­nas y Tráfico Ilí­ci­to de Mi­gran­tes.

EN ES­TA CA­SA FUE­RON EN­CON­TRA­DAS LAS NICAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.