GOLOVKIN-CA­NE­LO, BA­TA­LLA ÉPICA

IMPRESIONARON. Gennady Golovkin y Saúl “Ca­ne­lo” Ál­va­rez em­pa­ta­ron ano­che en Las Ve­gas, en una ba­ta­lla de ti­ta­nes en la que hu­bo intercambio de me­tra­lla cons­tan­te. El azteca reali­zó una pe­lea in­te­li­gen­te e hi­zo fa­llar al ka­za­jo; no obs­tan­te, en la se­gun­da

El Nuevo Diario - - Pasion - HAXEL RU­BÉN MU­RI­LLO

La jue­za Ada­lai­de Byrd vio ga­nar al “Ca­ne­lo” 118-110, una tar­je­ta to­tal­men­te des­pro­por­cio­na­da. En tan­to, Da­ve Mo­ret­ti dio el triun­fo a Golovkin 115113 y Don Tre­lla dic­ta­mi­nó el em­pa­te 114-114.

En el T-mo­bi­le Are­na, to­da­vía que­dan ce­ni­zas de la mo­nu­men­tal ba­ta­lla de ti­ta­nes que pro­ta­go­ni­za­ron ano­che Saúl “Ca­ne­lo” Ál­va­rez y el ka­za­jo Gennady Golovkin. No hu­bo ga­na­dor, pe­ro el em­pa­te es un re­sul­ta­do que a am­bos pe­lea­do­res de­be de­jar­los tran­qui­los, con­for­mes y so­bre to­do con la to­tal se­gu­ri­dad de que ha­brá un se­gun­do cho­que. Fue una gran pe­lea; hu­bo es­tra­te­gia, buen bo­xeo, mo­vi­li­dad de pier­nas y gol­pes de po­der.

¿Quién ga­na más con el em­pa­te? El “Ca­ne­lo” ba­jó ano­che del ring con una son­ri­sa, sin­tién­do­se ga­na­dor, abo­fe­tean­do a sus de­trac­to­res, y aho­ra sí, de­mos­tran­do que es un bo­xea­dor éli­te, ca­paz de cas­ti­gar y so­por­tar a un mons­truo co­mo Golovkin, que re­tu­vo sus tí­tu­los de pe­so me­diano ava­la­dos por la FIB, AMB, FIB y CMB, no obs­tan­te, su­frió co­mo nun­ca an­tes en su ca­rre­ra. El ka­za­jo fa­lló mu­chí­si­mos gol­pes, eso es mé­ri­to del “Ca­ne­lo”, quien con su cin­tu­ra elás­ti­ca bai­ló en el ring, pa­só los bom­ba­zos de “GGG” y con­tra­gol­peó con maes­tría.

DO­MI­NIO DEL “CA­NE­LO”

El li­bre­to del com­ba­te se cum­plió a ca­ba­li­dad. Fue el “Ca­ne­lo” el me­jor en el ring du­ran­te la pri­me­ra parte del com­ba­te. Dis­po­nien­do del su­fi­cien­te oxí­geno y fle­xi­bi­li­dad de pier­nas, uti­li­zó su cin­tu­ra co­mo re­sor­te y sor­tear co­mo un to­re­ro las em­bes­ti­das de Golovkin, quien fa­lló mu­chí­si­mos gol­pes. Eso sí, ja­más se le vio de­ses­pe­ra­do y nun­ca re­nun­ció a su plan; ir ha­cia ade­lan­te, aco­sar al me­xi­cano, has­ta po­der en­con­trar­lo y co­nec­tar­lo con con­tun­den­cia. Fá­cil­men­te el “Ca­ne­lo” se lle­vó tres de los pri­me­ros cua­tro asal­tos, con un Golovkin pre­vi­si­ble que anun­cia­ba sus gol­pes. Ál­va­rez es­pe­ra­ba, mo­vía la cin­tu­ra, pa­sa­ba los bom­ba­zos y lue­go con­tra­gol­pea­ba con ve­lo­ci­dad, uti­li­zan­do prin­ci­pal­men­te esa de­re­cha con la que tum­ba pa­re­des. Tam­bién sa­có a re­lu­cir el gan­cho de iz­quier­da.

GOLOVKIN SE ASIEN­TA

Pe­ro a par­tir del quin­to asal­to, Golovkin em­pe­zó a asen­tar­se en el ring. Cam­bió el com­ba­te por­que al “Ca­ne­lo” le fal­ta­ba el oxí­geno, el ka­za­jo fa­lla­ba, pe­ro ya co­nec­ta­ba más gol­pes, so­bre to­do los de po­der; la de­re­cha le en­tró con to­do a Saúl. El azteca te­nía mo­vi­li­dad, pe­ro le en­tra­ba el jab de Gennady co­mo cu­chi­llo cor­ta­dor. Con co­mo­di­dad Go­lov-

kin do­mi­nó el quin­to, sex­to y sép­ti­mo round.

El ca­mino es­ta­ba abier­to pa­ra que Golovkin bus­ca­ra el no­caut an­te un “Ca­ne­lo” mer­ma­do en con­di­cio­nes fí­si­cas. En el no­veno y dé­ci­mo asal­to se vi­vió lo más im­pre­sio­nan­te del com­ba­te. En el round 9, Golovkin le co­nec­tó una de­re­cha bru­tal a Ál­va­rez, do­blán­do­le las pier­nas por un ins­tan­te. Pe­ro hay que re­co­no­cer al me­xi­cano las gran­des con­di­cio­nes fí­si­cas, aguan­tó lo me­jor del ka­za­jo, so­bre­vi­vió y en el dé­ci­mo, Saúl des­per­tó y uti­li­zan­do el con­tra­gol­peo, una de sus me­jo­res ar­mas, sa­cu­dió a su ri­val. ¡Qué gran pe­lea!

En 10 asal­tos, por una na­riz Golovkin es­ta­ba por de­lan­te, qui­zás por dos pun­tos, la per­cep­ción de ca­da uno es di­fe­ren­te y los cri­te­rios son res­pe­ta­bles. Lo que sí es se­gu­ro que el cie­rre hu­ra­ca­na­do del “Ca­ne­lo” en los rounds 11 y 12 pu­so a tem­blar más la de­ci­sión de los jueces. Ál­va­rez se lle­nó de oxí­geno y cul­mi­nó las­ti­man­do a Golovkin, la ve­lo­ci­dad fue un factor de­ter­mi­nan­te. La jue­za Ada­lai­de Byrd vio ga­nar al “Ca­ne­lo” 118-110, una tar­je­ta to­tal­men­te des­pro­por­cio­na­da. En tan­to, Da­ve Mo­ret­ti dio el triun­fo a Golovkin 115113 y Don Tre­lla dic­ta­mi­nó el em­pa­te 114-114.

Ha­brá otra pe­lea se­gu­ra­men­te. El pú­bli­co ano­che sa­lió del T-mo­bi­le Are­na pre­gun­tán­do­se: ¿Cuán­do se­rá la se­gun­da pe­lea? “Ca­ne­lo” y Golovkin cum­plie­ron las ex­pec­ta­ti­vas, has­ta el mo­men­to son los pro­ta­go­nis­tas de la me­jor pe­lea del año. “No me sor­pren­dió su pe­ga­da co­mo de­cían”, di­jo Ál­va­rez, sin­tién­do­se in­con­for­me de­bi­do al re­sul­ta­do.

GENNADY GOLOVKIN CO­NEC­TA UNA IZ­QUIER­DA A SAÚL ÁL­VA­REZ.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.