FUE­GO IM­PLA­CA­BLE SU­MA MÁS VÍCTIMAS EN CALIFORNIA

COM­BA­TE. Al­re­de­dor de 4,000 per­so­nas -en­tre bom­be­ros, so­co­rris­tas, aso­cia­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les y mi­li­ta­res de la Guar­dia Na­cio­nal ca­li­for­nia­na- lu­chan con­tra 22 in­cen­dios que arra­san ac­tual­men­te el es­ta­do y que ya han que­ma­do 69,000 hec­tá­reas.

El Nuevo Diario - - Portada - JU­LIE CHARPENTRAT Y ELODIE MAZEIN SAN­TA RO­SA, ES­TA­DOS UNI­DOS AFP.-

Los muer­tos por los vio­len­tos in­cen­dios —al­re­de­dor de 22— que azo­tan el nor­te de California subie­ron a 17, in­for­ma­ron ayer las au­to­ri­da­des, mien­tras cen­te­na­res de bom­be­ros tra­tan de con­tro­lar las lla­mas (ali­men­ta­das por el fuer­te vien­to) que han que­ma­do unas 69,000 hec­tá­reas.

Los muer­tos por los vio­len­tos in­cen­dios que azo­tan el nor­te de California subie­ron a 17, in­for­ma­ron el miér­co­les las au­to­ri­da­des, mien­tras cen­te­na­res de bom­be­ros tra­tan de con­tro­lar las lla­mas ali­men­ta­das por el fuer­te vien­to.

“Las úni­cas no­ve­da­des de la no­che son nue­vas eva­cua­cio­nes en (la ciu­dad de) Gey­ser­vi­lle y el va­lle de So­no­ma. Es­pe­ra­mos que el vien­to se cal­me y que pro­gre­se­mos”, tui­teó el she­rif del con­da­do de So­no­ma, uno de los más afec­ta­dos por el ful­gu­ran­te avan­ce del fue­go. En es­ta zo­na co­no­ci­da por su tra­di­ción vi­ní­co­la han per­di­do la vi­da al me­nos 11 per­so­nas, aun­que hay 200 en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do.

Dos per­so­nas mu­rie­ron en el con­da­do de Na­pa, tres en el de Men­do­cino y otra más en el de Sut­ter. El por­ta­voz de los bom­be­ros de California (Ca­lfi­re) ex­pli­có en su cuen­ta de Twit­ter el miér­co­les que 22 in­cen­dios arra­san ac­tual­men­te el es­ta­do y que ya han que­ma­do 69,000 hec­tá­reas.

Na­pa lu­cha con­tra el in­cen­dio Tubbs, que ha abra­sa­do más de 11,000 hec­tá­reas y des­trui­do 571 cons­truc­cio­nes -de las cua­les 550 re­si­den­cia­les-. Unos 650 bom­be­ros han si­do des­pla­za­dos a es­te lu­gar, don­de otros 16,000 edi­fi­cios es­tán en pe­li­gro.

El in­cen­dio Atlas, tam­bién en Na­pa, ape­nas es­ta­ba con­tro­la­do en un 3% la no­che del mar­tes. Des­de el do­min­go arra­só 10,500 hec­tá­reas.

En el con­da­do de Men­do­cino, el in­cen­dio Red­wood des­tru­yó cer­ca de 12,000 hec­tá­reas y so­lo es­tá con­te­ni­do en un 5%. El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, de­cla­ró el mar­tes el es­ta­do de ca­tás­tro­fe na­tu­ral. La ma­yo­ría de los fo­cos co­men­za­ron el do­min­go y avan­zan con ex­tre­ma ra­pi­dez por los fuer­tes vien­tos.

PE­LI­GRO PA­RA LOS BOM­BE­ROS

La po­li­cía de la lo­ca­li­dad de San­ta Ro­sa ad­vir­tió en Fa­ce­book que los ser­vi­cios me­teo­ro­ló­gi­cos pre­vén un “re­torno de los fuer­tes vien­tos en la re­gión a par­tir del miér­co­les por la no­che (...) has­ta el jue­ves por la ma­ña­na”.

“Es­ta evo­lu­ción crea con­di­cio­nes ex­tre­ma­da­men­te pe­li­gro­sas pa­ra los bom­be­ros”, sub­ra­yó. Ca­lfi­re pre­ci­só en su web que oc­tu­bre es el mes en el que his­tó­ri­ca­men­te California -el es­ta­do más po­bla­do de Es­ta­dos Uni­dos­su­fre sus in­cen­dios más gran­des y des­truc­to­res de to­do el año.

Mi­les de ve­ci­nos se han vis­to obli­ga­dos a huir de las lla­mas. El miér­co­les se­guían las eva­cua­cio­nes. So­lo en el con­da­do de So­no­ma, más de 25,000 per­so­nas tu­vie­ron que aban­do­nar sus ho­ga­res. Unas 5,000 lo­gra­ron re­fu­giar­se en al­ber­gues tem­po­ra­les, in­di­có el lu­nes la ofi­ci­na del she­rif. El rá­pi­do avan­ce de las lla­mas per­mi­tió a al­gu­nas per­so­nas re­gre­sar a sus ca­sas, aun­que so­lo en­con­tra­ron es­com­bros. San­ta Ro­sa fue par­ti­cu­lar­men­te cas­ti­ga­da.

“No pen­sá­ba­mos que la ca­sa ar­de­ría de es­ta for­ma”, di­jo Bar­ba­ra Baird, de 70 años. Su hi­ja Krys­ti Camp­bell, con la que com­par­tía vi­vien­da, se­ña­ló que “bus­co jo­yas, pe­ro no he en­con­tra­do na­da”.

VI­ÑE­DOS QUE­MA­DOS

Va­rios vi­ñe­dos han si­do ade­más par­cial o to­tal­men­te des­trui­dos. Al­gu­nos se­guían en la tra­yec­to­ria de las lla­mas el miér­co­les. El vi­ñe­do Sig­no­re­llo Es­ta­te que­dó re­du­ci­do a ce­ni­zas. Su di­rec­tor, Ray Sig­no­re­llo Jr, se­ña­ló en Fa­ce­book que los tra­ba­ja­do­res in­ten­ta­ron lu­char con­tra las lla­mas la no­che del do­min­go, pe­ro tu­vie­ron que aban­do­nar los es­fuer­zos cuan­do al­can­za­ron el edi­fi­cio prin­ci­pal. La ex­plo­ta­ción de vi­nos or­gá­ni­cos Frey aca­bó en­gu­lli­da por el fue­go, mien­tras la fa­mi­lia vi­ni­cul­to­ra Do­ne­lan cru­za los de­dos pa­ra no su­frir las con­se­cuen­cias de los in­cen­dios, aun­que es­tá en la zo­na de eva­cua­ción.

“El fue­go no es­tá pa­ra na­da con­tro­la­do y el vien­to au­men­ta. No hay for­ma de saber si es­ta­mos fue­ra de pe­li­gro”, cuen­ta Cus­hing Do­ne­lan a la AFP. Al­re­de­dor de 4,000 per­so­nas -en­tre bom­be­ros, so­co­rris­tas, aso­cia­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les y mi­li­ta­res de la Guar­dia Na­cio­nal ca­li­for­nia­na- lu­chan con­tra los in­cen­dios. El in­cen­dio más mor­tal de la his­to­ria de California, el “Grif­fith Park”, ocurrió en oc­tu­bre de 1933 y de­jó 29 muer­tos cer­ca de Los Ángeles. El más des­truc­tor, el “Tun­nel-oa­kland Hills”, arra­só 2,900 edi­fi­cios y ma­tó a 25 per­so­nas en oc­tu­bre de 1991.

UN EDI­FI­CIO ES DE­VO­RA­DO POR LAS LLA­MAS EN NA­PA, CALIFORNIA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.