VIO­LA­CIÓN DE ME­NOR

JUS­TI­CIA. La jue­za pro­gra­mó la lec­tu­ra de la sen­ten­cia con­de­na­to­ria de Mar­vin Ro­ble­to Me­jía pa­ra el pró­xi­mo 26 de oc­tu­bre.

El Nuevo Diario - - Portada - ERNESTO GAR­CÍA egar­cia@el­nue­vo­dia­rio.com.ni @ERNESTORGC

En re­la­ción con el es­ta­do clí­ni­co de la víc­ti­ma, la fis­cal au­xi­liar Yu­biel­ka Pérez, ci­tan­do a la ma­má de la me­nor, ase­gu­ró que la ado­les­cen­te si­gue in­gre­sa­da en el hos­pi­tal de la ca­pi­tal, pe­ro ya fue­ra de pe­li­gro.

Mar­vin Ro­ble­to Me­jía ad­mi­tió ha­ber vio­la­do y gol­pea­do a una ado­les­cen­te de 14 años, pe­ro no se mos­tró arre­pen­ti­do por el da­ño he­cho a la víc­ti­ma. “Con pe­dir per­dón no voy a re­sol­ver na­da”, ex­pre­só an­te los pe­rio­dis­tas.

El hom­bre, de 33 años, quien tie­ne an­te­ce­den­tes por ro­bo, des­pués de con­su­mar el he­cho, que ha cau­sa­do re­pu­dio en­tre la po­bla­ción, ha­bría di­cho a la víc­ti­ma: “te hi­ce es­to por­que que­ría vol­ver a la cár­cel”, se­gún la acu­sa­ción de la Fis­ca­lía.

El reo, quien tam­bién se ha­ce lla­mar Mar­vin Cen­teno Me­jía, gol­peó, vio­ló y de­jó ata­da de una ca­ma a la me­nor cuan­do es­ta­ba so­la en su ca­sa, la tar­de del pa­sa­do lu­nes en un barrio del dis­tri­to V de la ca­pi­tal.

PE­NA MÁ­XI­MA

Des­pués que el reo se de­cla­ró cul­pa­ble, la fis­cal au­xi­liar Yu­biel­ka Pérez pi­dió que sea cas­ti­ga­do con 25 años de pri­sión, que es la pe­na má­xi­ma por el de­li­to de vio­la­ción agra­va­da. “El de­li­to (de vio­la­ción agra­va­da) lle­va to­das las agra­van­tes, pues se tra­ta de un hom­bre de 33 años fren­te a una ado­les­cen­te de 14, ade­más de las le­sio­nes que tie­ne la víc­ti­ma y el da­ño sí­qui­co que obli­ga­rá a que re­ci­ba tra­ta­mien­to”, ex­pli­có la re­pre­sen­tan­te fis­cal.

Des­pués que la Fis­ca­lía so­li­ci­tó los 25 años de en­cie­rro en la cár­cel pa­ra el vio­la­dor con­fe­so, la re­pre­sen­tan­te de la De­fen­so­ría Pú­bli­ca pi­dió a la jue­za Pri­me­ro Es­pe­cia­li­za­do en Vio­len­cia de la ca­pi­tal, Ma­ría Fa­bio­la Be­tan­court, la pe­na mí­ni­ma de 12 años de pri­sión pa­ra Mar­vin Ro­ble­to.

VÍC­TI­MA LU­CHÓ

En re­la­ción con el es­ta­do clí­ni­co de la víc­ti­ma, la fis­cal au­xi­liar Yu­biel­ka Pérez, ci­tan­do a la ma­má de la me­nor, ase­gu­ró que la ado­les­cen­te si­gue in­gre­sa­da en el hos­pi­tal de la ca­pi­tal, pe­ro ya fue­ra de pe­li­gro.

Al re­fe­rir­se al dic­ta­men mé­di­co le­gal, la re­pre­sen­tan­te fis­cal se­ña­la que en el mis­mo se in­di­ca que la ni­ña pre­sen­ta gol­pes en el ros­tro, ca­be­za y otras par­tes del cuer­po, ade­más del da­ño sí­qui­co por el cual de­be­rá re­ci­bir tra­ta­mien­to. “El dic­ta­men mé­di­co des­ta­ca que la víc­ti­ma (ado­les­cen­te) lu­chó por sa­lir (del lu­gar) don­de fue ul­tra­ja­da (se­xual­men­te)”, sub­ra­yó la fis­cal au­xi­liar. Al­go que le fa­ci­li­tó la eje­cu­ción del de­li­to al agre­sor es que pa­ra la víc­ti­ma no era des­co­no­ci­do, por­que se­ma­nas atrás es­tu­vo con­tra­ta­do por sus pa­dres pa­ra que cam­bia­ra el te­cho de la ca­sa. En la au­dien­cia pre­li­mi­nar don­de Ro­ble­to se de­cla­ró cul­pa­ble no es­tu­vo pre­sen­te ninguno de sus fa­mi­lia­res.

MAR­VIN RO­BLE­TO ME­JÍA VIO­LÓ A UNA ADO­LES­CEN­TE DE 14 AÑOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.