PIS­TO­LE­RO DIS­PA­RA A NI­ÑOS EN CA­LI­FOR­NIA

El Nuevo Diario - - Portada - EFE

TRÁ­GI­CO. Un ti­ro­teo ocu­rri­do cer­ca de una es­cue­la de pri­ma­ria si­tua­da en Ran­cho Teha­ma (Ca­li­for­nia, EE. UU.) ha de­ja­do cin­co muer­tos y de­ce­nas de he­ri­dos, en­tre ellos tres ni­ños. El au­tor del cri­men de ayer eli­gió sus víc­ti­mas al azar, de acuer­do con las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes de las au­to­ri­da­des, y fue aba­ti­do por la Po­li­cía. Me­dios lo­ca­les, que ci­tan a la ofi­ci­na del al­gua­cil del con­da­do de Teha­ma, ase­gu­ra­ron que el su­je­to, del que to­da­vía no se co­no­ce su iden­ti­dad, po­dría es­tar en­vuel­to en al­gún ti­po de dispu­ta do­més­ti­ca con sus ve­ci­nos.

Un ti­ro­teo ocu­rri­do cer­ca de una es­cue­la de pri­ma­ria, si­tua­da en Ran­cho Teha­ma (Ca­li­for­nia, EE. UU.) ha de­ja­do cin­co muer­tos, in­clui­do el au­tor de los he­chos, in­for­ma­ron ayer me­dios lo­ca­les.

La ofi­ci­na de Po­li­cía del con­da­do de Teha­ma in­di­có que el su­ce­so tu­vo lu­gar en torno a las 08.00 ho­ra lo­cal (17.00 GMT) en la re­ser­va Ran­cho Teha­ma, pró­xi­ma a la lo­ca­li­dad de Red Bluff, si­tua­da unos 185 ki­ló­me­tros al nor­te de Sa­cra­men­to, y que el sos­pe­cho­so fue aba­ti­do por la Po­li­cía.

Se­gún ex­pli­ca­ron va­rios tes­ti­gos al dia­rio lo­cal Re­cord Sear­chlight, el ti­ro­teo co­men­zó en una vi­vien­da y con­ti­nuó ins­tan­tes des­pués en la es­cue­la Ran­cho Teha­ma Ele­men­tary.

El asis­ten­te del she­riff del con­da­do, Phil Johns­ton, se­ña­ló que va­rios es­tu­dian­tes fue­ron eva­cua­dos en he­li­cóp­te­ro, in­clui­dos dos ni­ños he­ri­dos de ba­la.

Un por­ta­voz del cen­tro mé­di­co En­loe, en la lo­ca­li­dad de Chi­co, in­di­có que ha re­ci­bi­do cua­tro pa­cien­tes: un adul­to y tres ni­ños.

Al me­nos cien agen­tes acu­die­ron a la zo­na pa­ra in­ves­ti­gar cin­co áreas don­de se pro­du­je­ron los dis­pa­ros. La es­cue­la fue des­alo­ja­da y los es­tu­dian­tes fue­ron eva­cua­dos a lu­ga­res se­gu­ros. Las au­to­ri­da­des, que han re­cu­pe­ra­do un fu­sil se­mi­au­to­má­ti­co y dos pistolas en el es­ce­na­rio del cri­men, in­for­ma­ron que el su­ce­so se pro­du­jo tras un epi­so­dio de vio­len­cia do­més­ti­ca pro­ta­go­ni­za­do por el sos­pe­cho­so.

EX­CON­VIC­TO

Un re­si­den­te de la zo­na, Brian Flint, di­jo a un dia­rio lo­cal que el ata­can­te era un ve­cino su­yo, un ex­con­vic­to de unos 50 años, “que es­tu­vo dis­pa­ran­do un mon­tón de ba­las úl­ti­ma­men­te, cien­tos de ron­das, con gran­des car­ga­do­res”.

“Di­mos cuen­ta que es­te ti­po es­ta­ba lo­co y que nos ha­bía es­ta­do ame­na­zan­do”, se­ña­ló Flint al pe­rió­di­co Red­ding Re­cord Sear­chlight.

Johns­ton di­jo a los pe­rio­dis­tas que se re­cu­pe­ra­ron tres ar­mas de la es­ce­na: un ri­fle se­mi­au­to­má­ti­co y dos ar­mas cor­tas. Agre­gó que es­ta­ba al tan­to de al me­nos tres muer­tos. Re­por­tes ini­cia­les ayer da­ban cuen­ta de que el ata­can­te se ha­bía re­fu­gia­do den­tro de un edi­fi­cio an­tes de ser ul­ti­ma­do por la Po­li­cía.

Ka­tri­na Gier­man, que vi­ve cer­ca de la es­cue­la, di­jo al pe­rió­di­co que es­cu­chó los dis­pa­ros y que se re­fu­gió en su ho­gar con su be­bé re­cién na­ci­do.

“Ten­go el de­re­cho de por­tar ar­mas, y pro­te­ge­ré a mi hi­jo si de­bo ha­cer­lo”, ase­ve­ró. La es­cue­la ele­men­tal es­tá en las afue­ras de Cor­ning, un pue­blo de 8,000 ha­bi­tan­tes, que pro­du­ce acei­te de oliva, ubi­ca­do unos 160 km al nor­te de Sa­cra­men­to, la ca­pi­tal de Ca­li­for­nia. El ti­ro­teo se pro­du­jo 10 días des­pués de otro in­ci­den­te en el que un hom­bre abrió fue­go con­tra los asis­ten­tes a una igle­sia en Te­xas con sal­do de 26 muer­tos, y echa más le­ña al pro­lon­ga­do de­ba­te so­bre el ac­ce­so a las ar­mas en Es­ta­dos Uni­dos. Más de 33,000 per­so­nas mue­ren anual­men­te en Es­ta­dos Uni­dos en in­ci­den­tes con ar­mas de fue­go -dos ter­cios son sui­ci­dios-, se­gún los Cen­tros de Con­trol de Enfermedades y Pre­ven­ción.

UN HOM­BRE AR­MA­DO HI­RIÓ A VA­RIOS NI­ÑOS CER­CA DE ES­TA ES­CUE­LA RU­RAL EN CA­LI­FOR­NIA.

LA PO­LI­CÍA SE HI­ZO PRE­SEN­TE AL LU­GAR.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.