Pre­sen­ta­rán en la ca­pi­tal im­por­tan­te es­tu­dio de Con­ze­mius

LI­BRO. La Aca­de­mia de Geo­gra­fía e His­to­ria de Ni­ca­ra­gua re­cor­da­rá a Eduard Con­ze­mius, et­nó­gra­fo que es­cri­bió so­bre las so­cie­da­des in­dí­ge­nas de la Cos­ta Ca­ri­be de Hon­du­ras y Ni­ca­ra­gua a ini­cios del si­glo XX.

El Nuevo Diario - - Managua - MAU­RI­CIO GON­ZÁ­LEZ C.

En la vís­pe­ra de cum­plir­se los 100 años de la lle­ga­da de Eduard Con­ze­mius, et­nó­gra­fo na­ci­do en Lu­xem­bur­go, a las cos­tas del Ca­ri­be de Cen­troa­mé­ri­ca, la Aca­de­mia de Geo­gra­fía e His­to­ria de Ni­ca­ra­gua, en con­jun­to con la em­ba­ja­da del Gran Du­ca­do de Lu­xem­bur­go, pre­sen­ta­rá el pró­xi­mo jue­ves el li­bro “Eduard Con­ze­mius: es­tu­dios et­no­ló­gi­cos y lin­güís­ti­co so­bre el Ca­ri­be cen­troa­me­ri­cano”.

Con­ze­mius (1892-1931) fue el pri­mer es­tu­dio­so que a su lle­ga­da a la Cos­ta Ca­ri­be de Hon­du­ras en 1917 se aden­tró a las sel­vas don­de ha­bi­tan las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas de mis­ki­tos, su­mus y ra­mas, des­de Hon­du­ras has­ta Ni­ca­ra­gua.

Jaime In­cer Bar­que­ro, pre­si­den­te de la Aca­de­mia de Geo­gra­fía e His­to­ria de Ni­ca­ra­gua, ase­gu­ró que el lu­xem­bur­gués fue el úni­co que con­vi­vió por su cuen­ta con es­tos pue­blos y des­cri­bió có­mo era la vi­da de ellos en el ais­la­mien­to de la sel­va.

Se­gún Jor­ge Eduar­do Are­llano, se­cre­ta­rio de la Aca­de­mia, Con­ze­mius es­tu­vo en Cen­troa­mé­ri­ca des­de 1917 has­ta 1923. Se­gún, Ro­ger No­ro­ri Gu­tié­rrez, miem­bro de es­ta ins­ti­tu­ción, en la Cos­ta Ca­ri­be de Ni­ca­ra­gua so­lo per­ma­ne­ció al­gu­nos me­ses en­tre 1921 y 1922.

Are­llano ex­pli­có que el es­tu­dio que pre­sen­ta­rán es­te jue­ves es una com­pi­la­ción de 4 obras de Con­ze­mius, que abor­dan as­pec­tos cul­tu­ra­les y lin­güís­ti­cos de las so­cie­da­des in­dí­ge­nas del Ca­ri­be de Cen­troa­mé­ri­ca a ini­cios del si­glo XX.

In­cer Bar­que­ro in­di­có que la má­xi­ma obra de Con­ze­mius es el li­bro “Es­tu­dio Et­no­grá­fi­co de los In­dios Mis­ki­tos y Su­mus de Hon­du­ras y Ni­ca­ra­gua”, que fue pu­bli­ca­do en 1932, un año des­pués de su muer­te. Con­ze­mius mu­rió de fie­bre ama­ri­lla o ma­la­ria en Pa­pau Nue­va Gui­nea. In­cer Bar­que­ro re­ve­ló que des­cu­brió es­te es­tu­dio en la bi­blio­te­ca del Con­gre­so en Was­hing­ton, Es­ta­dos Uni­dos, en la dé­ca­da de 1960 y que des­pués la tra­du­jo pa­ra que la edi­to­rial Li­bro Li­bre la re­pro­du­je­ra en Cos­ta Ri­ca en 1984.

“Es la pri­me­ra obra se­ria so­bre los mis­ki­tos y su­mus, por­que an­tes no ha­bía más que re­fe­ren­cias es­po­rá­di­cas de los pi­ra­tas que pa­sa­ron por allí”, ma­ni­fes­tó In­cer Bar­que­ro.

IM­POR­TAN­CIA DE CON­ZE­MIUS

El na­tu­ra­lis­ta afir­mó que la obra de es­te et­nó­gra­fo de­ta­lla to­do lo que ha­cía un in­dí­ge­na en tér­mi­nos de pro­duc­ción, so­cia­li­za­ción co­mo tri­bus, fa­bri­ca­ción de ins­tru­men­tos ca­se­ros, mú­si­ca y creen­cias. “La im­por­tan­cia de es­te et­nó­gra­fo es que per­mi­te co­no­cer cuál era la con­cep­ción de la vi­da de es­tas tri­bus an­tes de la in­ter­ven­ción en sus te­rri­to­rios”, ase­gu­ró el ex­per­to, quien con­si­de­ra que “en 100 años, las cul­tu­ras in­dí­ge­nas de la cos­ta han cam­bia­do, a ve­ces dra­má­ti­ca­men­te y han per­di­do mu­cha au­ten­ti­ci­dad”. Li­gia Ma­dri­gal, te­so­re­ra de la Aca­de­mia, re­ve­ló que ejem­pla­res del li­bro de Con­ze­mius so­bre los mis­ki­tos y su­mus se­rán en­tre­ga­dos a bi­blio­te­cas y otras ins­ti­tu­cio­nes de Bil­wi, Blue­fields y Ma­ta­gal­pa.

No­ro­ri Gu­tié­rrez con­si­de­ró que las obras de Con­ze­mius sir­ven co­mo acer­ca­mien­to en­tre el Pa­cí­fi­co y el Ca­ri­be.

SO­BRE CON­ZE­MIUS

Se­gún In­cer Bar­que­ro, Con­ze­mius lle­gó a Cen­troa­mé­ri­ca co­mo un in­ver­sio­nis­ta que que­ría ven­der ma­de­ra en Eu­ro­pa, sin em­bar­go no pu­do con­cre­tar­lo y de­ci­dió ex­plo­rar la Cos­ta Ca­ri­be.

En tan­to, Jor­ge Eduar­do Are­llano de­ta­lló que el et­nó­gra­fo an­tes fue ban­que­ro, pu­bli­có 17 es­tu­dios en 4 idio­mas, de los cua­les 3 fue­ron pós­tu­mos. El úni­co tex­to en es­pa­ñol que im­pri­mió fue Los Pa­yas de Hon­du­ras.

JOR­GE E. ARE­LLANO, LI­GIA MA­DRI­GAL, JAIME IN­CER BAR­QUE­RO Y RO­GER NO­RO­RI GU­TIÉ­RREZ.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.