Cam­bio cli­má­ti­co afec­ta sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co de ni­cas

La ex­po­si­ción a ra­yos so­la­res ge­ne­ra cambios en la piel y en el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co de las per­so­nas, se­gún es­pe­cia­lis­ta.

El Nuevo Diario - - País - KEYSI GAR­CÍA

En el úl­ti­mo año, las en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas pa­sa­ron al se­gun­do pues­to de los pa­de­ci­mien­tos cró­ni­cos en Ni­ca­ra­gua, su­peran­do a la dia­be­tes y so­la­men­te su­pe­ra­da por la hi­per­ten­sión ar­te­rial.

Mien­tras que en 2016 se con­ta­bi­li­za­ron 81,235 pa­cien­tes, el año pa­sa­do es­ta ci­fra as­cen­dió a un to­tal de 96,709 per­so­nas diag­nos­ti­ca­das con una en­fer­me­dad de es­te ti­po, re­ve­lan las es­ta­dís­ti­cas del Ma­pa de Pa­de­ci­mien­tos del Mi­nis­te­rio de Sa­lud (Min­sa).

Aun­que el in­for­me ofi­cial no de­ta­lla la pre­va­len­cia de ca­da una de las en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas, las más co­mu­nes en el país son la ar­tri­tis reuma­toi­de y el lu­pus eri­te­ma­to­so, que afec­tan el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co y pro­vo­can do­lor en las ar­ti­cu­la­cio­nes, afir­mó la doc­to­ra Sa­yo­na­ra San­dino, es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na in­ter­na y reuma­to­lo­gía. Las cau­sas de am­bas en­fer­me­da­des son atri­bui­das mé­di­ca­men­te a la pre­dis­po­si­ción ge­né­ti­ca, pe­ro tam­bién son des­en­ca­de­na­das por agen­tes ex­ter­nos, prin­ci­pal­men­te la ex­po­si­ción al sol y las si­tua­cio­nes de es­trés, se­gún la es­pe­cia­lis­ta. El aumento en la can­ti­dad de ca­sos tie­ne que ver con un me­jor mo­ni­to­reo de las en­fer­me­da­des a ni­vel na­cio­nal, pues­to que en años an­te­rio­res exis­tía un su­bre­gis­tro de pa­cien­tes que no ha­bían si­do diag­nos­ti­ca­dos por las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias, ase­gu­ró San­dino. Sin em­bar­go, la reuma­tó­lo­ga tam­bién pre­ci­só que en es­te aumento “pue­de te­ner que ver el cli­ma, por­que somos un país tro­pi­cal y ade­más del ca­len­ta­mien­to del pla­ne­ta los ra­yos so­la­res vie­nen un po­co más per­pen­di­cu­la­res. Eso ge­ne­ra cambios a ni­vel de la piel, que con­lle­va a la pro­duc­ción de au­to-an­ti­cuer­pos y que pro­du­cen es­tas en­fer­me­da­des”.

SA­LUD.

OTROS FAC­TO­RES

En Ni­ca­ra­gua y a ni­vel mun­dial, las in­fec­cio­nes vi­ra­les y el es­trés son otros fac­to­res de ries­go pa­ra desa­rro­llar una en­fer­me­dad reu­má­ti­ca en una per­so­na con pre­dis­po­si­ción ge­né­ti­ca, agre­gó tam­bién la es­pe­cia­lis­ta San­dino.

La ar­tri­tis reuma­toi­de, que pro­vo­ca de­for­ma­ción, in­fla­ma­ción y do­lor en las ar­ti­cu­la­cio­nes, se aso­cia con los pro­ble­mas de es­trés co­mo “la pér­di­da de un fa­mi­liar, un di­vor­cio, una pér­di­da eco­nó­mi­ca im­por­tan­te y que va a im­pac­tar tu vi­da emo­cio­nal”, agre­gó. Es­te ti­po de en­fer­me­da­des afec­tan la ca­li­dad de vi­da del pa­cien­te de­bi­do a que en mu­chos ca­sos pro­vo­can do­lo­res fuer­tes, li­mi­tan el mo­vi­mien­to, y en ca­sos más se­ve­ros, in­ca­pa­ci­tan por com­ple­to a la per­so­na, de­cla­ró el reuma­tó­lo­go Christian Uriar­te a El Nue­vo Dia­rio en una en­tre­vis­ta.

Es­tas no se pue­den pre­ve­nir, por lo que la es­pe­cia­lis­ta re­co­mien­da a la po­bla­ción en ge­ne­ral bus­car aten­ción mé­di­ca cuan­do ocu­rran sín­to­mas co­mo do­lo­res ar­ti­cu­la­res, anemias que no tie­nen ex­pli­ca­ción, fa­ti­gas, in­fec­cio­nes de vías uri­na­rias fre­cuen­tes o, en el ca­so de las mu­je- res, pér­di­das en el em­ba­ra­zo. San­dino ade­más re­co­men­dó a “las (per­so­nas) que ya es­tán diag­nos­ti­ca­das que ten­gan buen ape­go al tra­ta­mien­to, de acuer­do a eso en el fu­tu­ro pue­den lle­gar a te­ner re­mi­sión, es de­cir, que los pa­cien­tes de­jan de te­ner sín­to­mas, o te­ner una me­jor ca­li­dad de vi­da”.

El aumento en la can­ti­dad de ca­sos de en­fer­me­da­des reu­má­ti­cas tie­ne que ver con un me­jor mo­ni­to­reo, pues­to que en años an­te­rio­res exis­tía un su­bre­gis­tro de pa­cien­tes que no ha­bían si­do diag­nos­ti­ca­dos por las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias.

LAS EN­FER­ME­DA­DES REU­MÁ­TI­CAS AFEC­TAN LAS AR­TI­CU­LA­CIO­NES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.