US$23 MI­LLO­NES ME­NOS DE AGUI­NAL­DO

La re­duc­ción de más de 182,000 em­pleos for­ma­les pro­vo­ca­rá una ba­ja im­por­tan­te en el mon­to to­tal por de­ci­mo­ter­cer mes.

El Nuevo Diario - - Portada - MA­RÍA JO­SÉ MAR­TÍ­NEZ Y AMALIA BA­RRIOS H

El mon­to to­tal por agui­nal­do que en­tró a la eco­no­mía de Ni­ca­ra­gua al fi­nal del año 2017, fue de US$377.1 mi­llo­nes, se­gún es­ti­ma­cio­nes ofi­cia­les, pe­ro en el cie­rre del 2018 ha­bría US$23 mi­llo­nes me­nos por ese con­cep­to, de­bi­do a la pér­di­da de em­pleos ocu­rri­da des­de abril, es­ti­ma la Fun­da­ción Ni­ca­ra­güen­se pa­ra el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co y So­cial (Fu­ni­des). Es­te cálcu­lo fue ela­bo­ra­do to­man­do co­mo re­fe­ren­cia la sa­li­da del mer­ca­do la­bo­ral de afi­lia­dos al Ins­ti­tu­to Ni­ca­ra­güen­se de Se­gu­ri­dad So­cial (INSS) y el sa­la­rio pro­me­dio de los co­ti­zan­tes.

“Se­gún da­tos del Ban­co Cen­tral de Ni­ca­ra­gua (BCN), los ase­gu­ra­dos ac­ti­vos del INSS han dis­mi­nui­do en 134,347 per­so­nas en­tre mar­zo y agos­to. En es­te con­tex­to, Fu­ni­des es­ti­ma que al­re­de­dor de 182,000 per­so­nas es­ta­rían fue­ra del mer­ca­do la­bo­ral for­mal a fi­na­les de no­viem­bre”, ex­pli­ca el cen­tro de pen­sa­mien­to. Agre­ga que “to­man­do en cuen­ta la di­ná­mi­ca de va­ria­ción men­sual en el nú­me­ro de ase­gu­ra­dos ac­ti­vos del INSS, se es­ti­ma que apro­xi­ma­da­men­te se de­ja­rán de per­ci­bir al me­nos U$23 mi­llo­nes en con­cep­to del agui­nal­do que pa­ga el mer­ca­do de tra­ba­jo for­mal”. El to­tal de di­ne­ro por agui­nal­do entregado por el Go­bierno y el sec­tor pri­va­do en 2017 fue de US$377.1 mi­llo­nes, y so­lo el Es­ta­do pa­gó el de­ci­mo­ter­cer mes a más de 160,000 tra­ba­ja­do­res.

Fu­ni­des es­ti­ma que al­re­de­dor de 182 mil per­so­nas es­ta­rían fue­ra del mer­ca­do la­bo­ral for­mal a fi­na­les de no­viem­bre.

El mon­to to­tal por agui­nal­do que en­tró a la eco­no­mía de Ni­ca­ra­gua al fi­nal del año 2017, fue de US$377.1 mi­llo­nes, se­gún es­ti­ma­cio­nes ofi­cia­les, pe­ro en el cie­rre del 2018 ha­bría US$23 mi­llo­nes me­nos por ese con­cep­to, de­bi­do a la pér­di­da de em­pleos ocu­rri­da des­de abril, es­ti­ma la Fun­da­ción Ni­ca­ra­güen­se pa­ra el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co y So­cial (Fu­ni­des). Es­te cálcu­lo fue ela­bo­ra­do to­man­do co­mo re­fe­ren­cia la sa­li­da del mer­ca­do la­bo­ral de afi­lia­dos al Ins­ti­tu­to Ni­ca­ra­güen­se de Se­gu­ri­dad So­cial (INSS) y el sa­la­rio pro­me­dio de los co­ti­zan­tes.

“Se­gún da­tos del Ban­co Cen­tral de Ni­ca­ra­gua (BCN), los ase­gu­ra­dos ac­ti­vos del INSS han dis­mi­nui­do en 134,347 per­so­nas en­tre mar­zo y agos­to. En es­te con­tex­to, Fu­ni­des es­ti­ma que al­re­de­dor de 182,000 per­so­nas es­ta­rían fue­ra del mer­ca­do la­bo­ral for­mal a fi­na­les de no­viem­bre”, ex­pli­ca el cen­tro de pen­sa­mien­to.

Agre­ga que “to­man­do en cuen­ta la di­ná­mi­ca de va­ria­ción men­sual en el nú­me­ro de ase­gu­ra­dos ac­ti­vos del INSS, se es­ti­ma que apro­xi­ma­da­men­te se de­ja­rán de per­ci­bir al me­nos US$23 mi­llo­nes en con­cep­to del agui­nal­do que pa­ga el mer­ca­do de tra­ba­jo for­mal”.

El to­tal de di­ne­ro por agui­nal­do entregado por el Go­bierno y el sec­tor pri­va­do en 2017 fue de US$377.1 mi­llo­nes, y so­lo el Es­ta­do pa­gó el de­ci­mo­ter­cer mes a más de 160,000 tra­ba­ja­do­res.

CAM­BIO DE PRIO­RI­DA­DES

Ciu­da­da­nos con­sul­ta­dos por El Nue­vo Dia­rio en cen­tros de com­pras de Managua di­cen que es­te fin de año se­rán más cui­da­do­sos con el uso del agui­nal­do o de­ci­mo­ter­cer mes, pre­vien­do gas­tar me­nos que en años an­te­rio­res.

An­te la pre­gun­ta de có­mo in­ver­ti­ría su agui­nal­do, Mau­ri­cio Ló­pez res­pon­dió que ori­gi­nal­men­te él pen­só jun­tar­lo con otros aho­rros pa­ra la com­pra de una ca­sa; sin em­bar­go, pos­ter­ga­rá esos pla­nes y lo des­ti­na­rá pa­ra apo­yar la Pu­rí­si­ma de su ma­dre y re­pa­rar su vehícu­lo.

Ló­pez per­dió el em­pleo, era ca­pa­ci­ta­dor en un call cen­ter. Aho­ra tie­ne otro tra­ba­jo, pe­ro el sa­la­rio es me­nor. “An­tes de abril te­nía otros pla­nes, te­nía otro em­pleo y ma­yo­res in­gre­sos, aho­ra hay que ajus­tar­se”, co­men­ta. Jor­dan Fonseca, eje­cu­ti­vo de una em­pre­sa de lotería elec­tró­ni­ca, di­ce que jun­ta­rá su agui­nal­do con el de su es­po­sa pa­ra ad­qui­rir al­gu­nos elec­tro­do­més­ti­cos. An­tes de la cri­sis, su pro­yec­to era cons­truir un cuar­to, con ba­ño com­ple­to y otras co­mo­di­da­des.

En la se­ma­na del 18 de abril, Ro­sa­rio Ji­mé­nez es­ta­ba por tras­la­dar­se a un nue­vo em­pleo y pen­sa­ba que con la li­qui­da­ción com­pra­ría un vehícu­lo. Ella la­bo­ra en una em­pre­sa de pu­bli­ci­dad y al no con­cre­tar su tras­la­do al nue­vo em­pleo, pien­sa que con su agui­nal­do po­dría com­prar un vehícu­lo pe­ro más pe­que­ño que el desea­do en abril. Car­los Se­vi­lla, un tra­ba­ja­dor de 35 años de edad, afir­ma que es­te año in­ver­ti­rá par­te de su agui­nal­do en dar man­te­ni­mien­to a su vehícu­lo, com­prar la ba­te­ría y dos llan­tas. Tam­bién com­pra­rá al­gu­nos re­ga­los y ro­pa pa­ra sus dos hi­jos. Es­te año él pre­ten­día com­prar una mo­to nue­va, pe­ro “por la si­tua­ción, se­rá el pró­xi­mo año, si Dios quie­re”, ex­pre­só. Ale­xan­der Ro­drí­guez, un jo­ven pro­fe­sio­nal de­di­ca­do al desa­rro­llo de ta­lle­res de in­no­va­ción y en­se­ñan­za uni­ver­si­ta­ria, di­ce que de­bi­do a la “in­cer­ti­dum­bre del país” usa­ría el 30% del agui­nal­do pa­ra ade­lan­tar el pa­go de su vehícu­lo y sal­dar otras deu­das. El res­to, pa­ra al­gu­na in­ver­sión.

Car­los Agui­rre, quien ha lo­gra­do con­ser­var su em­pleo, con­fie­sa que pla­nea guar­dar to­do su agui­nal­do y ya no lo uti­li­za­rá en la ad­qui­si­ción de un te­rreno, co­mo te­nía pla­ni­fi­ca­do. Pa­tri­cia Sán­chez es di­rec­to­ra de mer­ca­deo en una uni­ver­si­dad ca­pi­ta­li­na y so­lía usar su agui­nal­do pa­ra con­su­mo. “Lo veía co­mo un in­gre­so a dis­fru­tar a fin de año”, pe­ro es­te año lo aho­rra­rá con la in­ten­ción de “crear un col­chón (eco­nó­mi­co) pa­ra sor­tear me­jor la si­tua­ción” del país. An­drés Gó­mez, co­la­bo­ra­dor de una uni­ver­si­dad, so­lía uti­li­zar el agui­nal­do con tres fi­nes: con­su­mo, aho­rro e in­ver­sio­nes en su ca­sa. “De­ja­ba el 20% pa­ra con­su­mo, 20% pa­ra aho­rro y el res­to pa­ra in­ver­sio­nes en mi ca­sa, pe­ro aho­ra so­lo voy a in­ver­tir el 20% en la ca­sa y el res­to va pa­ra aho­rro”, ex­pli­ca.

An­to­nio Por­ta, de 24 años, di­ce que usa­rá el de­ci­mo­ter­cer mes pa­ra me­jo­ras en su ca­sa y pos­ter­ga­rá pa­ra otro mo­men­to la com­pra de elec­tro­do­més­ti­cos y ar­tícu­los elec­tró­ni­cos, has­ta que “ha­ya una me­jo­ría eco­nó­mi­ca”. Una mu­jer, ma­dre de dos hi­jos y tra­ba­ja­do­ra del sec­tor pú­bli­co, que pi­dió omi­tié­ra­mos su nom­bre, in­di­có que su agui­nal­do y el de su es­po­so lo in­ver­ti­rán en la cons­truc­ción de un por­che en la vi­vien­da que ad­qui­rie­ron re­cien­te­men­te.

Ma­ría Jo­sé Gar­cía, quien tra­ba­ja pa­ra una oe­ne­gé, ex­pre­sa que par­te del in­gre­so ex­tra lo uti­li­za­rá pa­ra can­ce­lar deu­das, otra par­te pa­ra el agui­nal­do de la em­plea­da do­més­ti­ca de hogar y el 35% lo guar­da­rá pa­ra ma­tri­cu­lar a su hi­ja, quien es­tu­dia en un co­le­gio pri­va­do, y pa­ra com­prar úti­les es­co­la­res. Ana Ma­ría Ló­pez di­ce que prio­ri­za­rá el pa­go de tar­je­tas de cré- di­to, com­prar re­ga­los de Na­vi­dad, ro­pa pa­ra sus tres hi­jos y guar­dar di­ne­ro pa­ra el gas­to es­co­lar. “La ver­dad, siem­pre he ocu­pa­do es­te di­ne­ro pa­ra sal­dar deu­das”, ad­mi­te Ló­pez. La em­plea­da de una tien­da en un cen­tro co­mer­cial, quien tam­bién pi­dió el ano­ni­ma­to, di­jo que la can­ti­dad que re­ci­bi­rá por el de­ci­mo­ter­cer mes, es po­ca y por tan­to la des­ti­na­rá al gas­to es­co­lar y las ce­nas fa­mi­lia­res del 24 y el 31 de di­ciem­bre. Mer­ce­des Gar­cía ex­pre­só que pre­ten­de lle­var a sus tres hi­jos ado­les­cen­tes a Pa­na­má, a co­no­cer al papa Fran­cis­co, quien vi­si­ta­rá ese país en enero de 2019, en oca­sión de la Jor­na­da Mun­dial de la Ju­ven­tud. “Es muy im­por­tan­te for­ta­le­cer nues­tra fe cris­tia­na en mo­men­tos de cri­sis, orar por nues­tro país”, en­fa­ti­zó.

TO­DO IN­DI­CA QUE LOS NI­CA­RA­GÜEN­SES GASTARÁN ME­NOS DI­NE­RO EN ES­TA NA­VI­DAD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.