Fe­ro­ci­dad y sor­pre­sa

El Nuevo Diario - - Pasión -

GO­LEA­DA Y CAÍ­DA. La vic­to­ria del Real Ma­drid por 5-0 so­bre el Pi­zen, mos­tró el re­torno de la fu­ria, en tan­to la de­rro­ta del Ju­ven­tus an­te el Man­ches­ter Uni­ted 2-1, hi­zo ras­car mu­chas ca­be­zas. Si­guen los im­pre­vis­tos en la Cham­pions. Goleó el City 6-0 con tri­ple­te de Gabriel Jesús, ga­nó el Ro­ma con gol off si­de, em­pa­tó el Ajax y el Va­len­cia aún tie­ne vi­da.

no es un pe­so pe­sa­do, pe­ro en me­dio de la tor­men­ta de cues­tio­na­mien­tos que es­tre­me­cía a los Re­yes de la Cham­pions, ha­bía cos­ta­do de­rro­tar­lo 2-1 ha­ce un par de se­ma­nas. Ayer en cam­bio, con Ben­ze­ma mos­trán­do­se co­mo un ti­gre en el área, au­tor de dos go­les, uno de ellos, re­ci­bien­do de Ba­le por arri­ba, fue con el ar­que­ro Hrus­ka con­ver­ti­do en una es­ta­tua de sal, el equi­po se des­bor­dó agre­gan­do go­les de Ca­se­mi­ro, de Ba­le con zur­da ra­san­te y de Kroos, ha­cia la es­cua­dra su­pe­rior de­re­cha, con la bo­la via­jan­do en­ci­ma del tra­za­do de un ar­co iris. Ca­si au­men­ta Ba­le an­tes del fi­nal, pe­ro su po­ten­te re­ma­te hi­zo vi­brar fre­né­ti­ca­men­te el tra­ve­sa­ño co­mo cuer­da de gui­ta­rra. So­la­ri de­ci­dió sen­tar al ti­co Key­lor Na­vas, man­te­nien­do co­mo ti­tu­lar en la Li­ga y la Cham­pions al bel­ga Cour­tois. El ga­na­dor del Ba­lón de Oro, Lu­ka Mo­dric, no es­tu­vo en la ali­nea­ción ini­cial, y Vi­ni­cius sa­lió del ban­co con su gran mo­vi­li­dad, pa­ra ha­cer la en­tre­ga que cul­mi­nó Kroos. El due­lo Ma­drid-ro­ma el día 27, de­ci­di­rá el li­de­ra­to del gru­po G, com­ple­ta­do por el Pi­zen y el CSKA.

MOURINHO EN LAS NU­BES

El po­lé­mi­co téc­ni­co por­tu­gués Jo­sé Mourinho pa­ga­ba por que­dar­se a dor­mir en el cen­tro de la can­cha del es­ta­dio de Tu­rín. Ven­cer al po­de­ro­so Ju­ven­tus 2-1, en­ga­ve­tan­do el for­mi­da­ble gol de vo­lea, real­men­te es­tre­me­ce­dor de Cris­tiano Ro­nal­do en el mi­nu­to 64, que ade­lan­tó al equi­po ita­liano, ol­vi­dan­do dos pe­lo­tas que re­bo­ta­ron en los pa­los de De­gea, in­clu­yen­do el gran dis­pa­ro de Dy­ba­la, fue el éx­ta­sis pa­ra Mourinho, abu­chea­do por la mul­ti­tud a lo lar­go de ca­si to­do el jue­go, pe­ro con tiem­po y mu­chas ga­nas pa­ra lle­var­se una mano a la ore­ja y gri­tar en si­len­cio con ges­to de revancha y re­chi­nan­do dien­tes: ¡Si­gan, si­gan, quie­ro es­cu­char­los!... Una vez más, el Ju­ven­tus lu­ció su­pe­rior a su ad­ver­sa­rio en to­dos los sec­to­res, pe­ro fue víc­ti­ma de una te­rri­ble con­fu­sión fren­te a la ca­ba­ña de Szc­zensny en el mi­nu­to 89, que pro­vo­có un au­to­gol des­equi­li­bran­te. El em­pa­te por el Uni­ted lo con­si­guió el es­pa­ñol Ma­ta eje­cu­tan­do un ti­ro li­bre “a lo Mes­si” en el mi­nu­to 85, cuan­do las cam­pa­nas co­men­za­ban a do­blar por el equi­po in­glés, y Mourinho en ese mo­men­to, que­ría que se lo tra­ga­ra la tie­rra. La de­rro­ta aun­que cor­tó una ra­cha de 19 vic­to­rias en to­dos los even­tos, no al­te­ra la tran­qui­li­dad del Ju­ven­tus con dos pun­tos de ven­ta­ja so­bre el Uni­ted y jue­gos pen­dien­tes con el Va­len­cia y el Young Boys.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Nicaragua

© PressReader. All rights reserved.